La pluma dice lo que el hombre calla...

25 septiembre 2018 - 16:01
Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Politica Mundo


En Venezuela nos jugamos la vida

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Sala situacionalBisLa disputa entre las fuerzas progresistas, revolucionarias y alternativas y las fuerzas del capitalismo, en el mundo, se da en todos los escenarios, expresando de manera clara el sentido de la glocalidad, donde lo local influye en el curso de lo global y viceversa.

Cualquier lucha reivindicativa que logre materializar cambios y transformaciones inciden de manera decisiva en el curso liberador de la humanidad. Venezuela con el proceso bolivariano despertó la esperanza en que un nuevo mundo era posible y urgente. Colocó en lo alto el imaginario de la independencia y el socialismo.

El planeta se ha convertido en un inmenso campo de disputa que nos moviliza como fuerzas sociales, políticas, militares y culturales. En cualquiera de nuestras luchas, por muy pequeña que nos parezca, se está jugando el futuro de la humanidad y de los pueblos del mundo. Por ello cobra mucho valor hoy el deber de la solidaridad como algo esencial, imprescindible e ineludible. Las fuerzas del capital así lo entiende y sus brazos apalancan cualquiera de sus fuerzas en el mundo.

Los movimientos revolucionarios estamos obligados a ser más internacionalistas haciendo concreta la consigna del Che Guevara. Toda nuestra solidaridad nuestra americana con el valiente pueblo de Venezuela en estas horas de furioso ataque del imperialismo.

Venezuela manifestacion

La derecha se moviliza internacionalmente promoviendo políticas de agresión a los pueblos donde nuestra América es un objetivo fundamental. Una expresión de esta unidad oligarca mundial es la que realizó el gobierno de Colombia con la derecha venezolana al conceder asilo político a los tres militares venezolanos, en días pasados, quienes seguirán, con toda seguridad, conspirando para derrocar al gobierno revolucionario bolivariano de nuestra hermana Venezuela. Igual lo hizo Uribe cuando acogió en sus brazos a los golpistas de 2002.

A esta globalización de la política imperial hay que oponer, con todos los fundamentos, la acción global de resistencia y liberación de los pueblos, en estos tiempos donde se han alborotado los genes imperialistas del poder estadounidense.

No es algo traído de los cabellos que en Venezuela, en la conciencia de su pueblo, se está jugando el porvenir de Nuestra América y de los pueblos del mundo. Una derrota a la revolución bolivariana marcará un cambio brutal en la correlación de fuerzas y debilitaría al campo del progreso, de la vida, del amor, del buen vivir y del socialismo en el continente y el mundo.

Los pueblos tenemos el sagrado reto de detener el terrorismo global imperialista que ha emprendido una loca carrera de recolonización con una guerra asimétrica, sistémica, estructural y de espectro completo. La paz es la otra cara que corresponde seguir levantando.

Venezuela enfrenta la estrategia de la restauración conservadora

La restauración conservadora ha avanzado al desalojar a movimientos y partidos progresistas y revolucionarios de la conducción de los gobiernos de Brasil, Argentina, Paraguay y Honduras. En el Ecuador fue neutralizado el embate gracias al triunfo de la Alianza País. La ofensiva se desata con toda furia, desde hace más de una década, sobre la revolución bolivariana el pueblo de Bolívar comandada por el imperialismo norteamericano.(1).

La estrategia que se viene aplicando es conocida como la del roll back o la del retorno de la oligarquía a la conducción de Venezuela que perdió el control político hace aproximadamente dos décadas. Para otros analistas esta estrategia es la misma que se llama el caos continuado. Sea la primera o sea la del caos continuado o su combinación, el objetivo es sumamente claro: el derrocamiento por cualquier vía y método del gobierno revolucionario bolivariano para reversar todos los logros y cambios sociales, económicos, políticos y culturales realizados. En una palabra echar atrás las transformaciones, democráticas, populares y nacionalistas.

La aplicación del caos constructivo promociona conflictos violentos, genera crisis económicas y sociales, aumenta el acoso y su horizonte es caminar hacia el derrocamiento de un Gobierno, como el venezolano, que ha colocado en peligro los intereses estratégicos y de seguridad de los Estados Unidos. También contempla lograr la fragmentación territorial de los países y naciones que se les aplica, tal como lo hicieron en Siria con los innumerables grupos de mercenarios que debilitaron la unidad territorial de la nación siria.

Dicha estrategia no ahora ningún método de acción, los cuales van desde la guerra económica, sabotaje a la producción, el cerco político internacional, sembrar en la opinión el descontento y malestar social, crear un clima de zozobra con campañas de acciones violentas de distintos tipos, ya sea mediante acciones masivas o por comandos de operaciones especiales. Es un largo recetario para doblegar la voluntad de lucha del chavismo y las mayorías populares, de los revolucionarios.

El centro de conducción de los planes es la embajada de Estados Unidos quienes juegan en todo el mundo ese papel, menos en Estados Unidos por que en ese país no hay embajada norteamericana.

Dice un artículo de opinión (2) que en la embajada en Caracas se han reunido, infinidad de veces, los partidos de la MUD. “Sus salones son un hervidero de reuniones. Militantes, empresarios y banqueros acuden a recibir instrucciones. Agentes con destino en América Latina viajan expresamente a vigilar su desarrollo. El contacto es Tenny Smith, militar de alto grado, perteneciente a la agencia de inteligencia para la Defensa, y Rita Buck Rico, adscrita a la sección de asuntos políticos de los servicios exteriores”.

Venezuela USA

Las razones de esta estrategia

Hay muchas motivaciones pero la vamos a centrar en tres aspectos.

1. Los Estados Unidos requieren, para poner en funcionamiento toda su economía y toda la sociedad entre ellos su asombroso poder militar, un consumo diario de 20 millones de barriles de petróleo. La reserva estratégica de petróleo de los Estados Unidos es aproximadamente unos 70 millones de barriles. La producción interna de petróleo se calcula que abastece en un 60 por ciento la demanda interna y el 40 por ciento restante lo extrae del Medio Oriente, del Norte de África y de nuestra América. Ecuador, Colombia y Venezuela son los principales proveedores. Si los Estados Unidos se apoderan de los petróleos bituminosos de la Franja del Orinoco aseguran un abastecimiento por lo menos para unos 50 años más como mínimo. Ahora bien, para sostener el modo de vida de la sociedad opulenta norteamericana requiere de otros bienes que son abundantes en Venezuela como el agua, el hierro, las maderas, etc.

2. La economía venezolana tiene una grave distorsión, igual que todas las del continente, la dependencia de los conmodities, en este caso del petróleo. La existencia de la abundante riqueza petrolera ha llevado a que no se haya impulsado en el país una economía armónica, equilibrada, diversificada con industria propia, auto sostenible en los aspectos fundamentales. Se afirma con razones que este tipo de economía genero una gran corrupción y una burocracia que ha vivido parasitariamente de la enorme renta petrolera. La falta de comida, de soberanía y seguridad alimentaria, de medicamentos, de una producción para satisfacer las necesidades básicas, son claras manifestaciones de esta situación a la cual la revolución no ha logrado modificar, asunto que no es fácil de transformar en el corto ni mediano plazo, que el gobierno bolivariano ha caracterizado como crisis del modelo rentista y ha llamado al impulso de un modelo productivo.

Esta cultura rentista por rebote logró desalentar la vida en las áreas rurales produciendo un masivo éxodo a las ciudades que llegaron a ellas tras la vida llena de bondades que le prometía la bonanza petrolera. Todos sabemos que la seguridad alimentaria es una condición mínima e indispensable para la autonomía de un país y el camino de lograrla es un trecho grande pero no imposible que requiere de transformaciones socio culturales.

Es de anotar que hay un factor importante: toda crisis es una oportunidad y se nota un cambio en la cultura alimenticia del pueblo de a pie referido a la alta disposición de consumir la producción propia ante la ausencia de los productos importados. Es puede ser una llave de superación de la crisis.

Esta situación de debilidad económica es un caldo de cultivo para las políticas de agresión y desestabilización imperialistas que generan situaciones de desesperanza y creciente malestar social que agitan los partidos de la derecha. También son situaciones propicias para el crecimiento de la delincuencia y otros factores de degradación social que facilitan la captación para las bandas mercenarias.

3. Dejemos que en este aspecto, del ejemplo de la revolución bolivariana, hable el analista político colombiano venezolano Ramón Martínez, quien dice claramente: “Hay una intención de la derecha internacional de detener cualquier proceso de democratización popular, de avance hacia planteos sociales que le den protagonismo a los trabajadores, por lo que se hace cualquier cosa para detener esos cambios, tal como vemos que se está realizando en Venezuela (…). La idea es sacar de en medio cualquier proceso que se plantee soberanía nacional. Sabemos que ninguno de estos son gobiernos socialistas en sentido estricto; no son marxistas en sentido clásico, pero sí impulsan mejoras para las grandes mayorías populares. No son gobiernos que llegaron a través de una revolución socialista, pero sí están en contra de las políticas imperiales. Esto le duele a la derecha, y aquí en Venezuela, aunque las grandes empresas mantienen sus negocios, han salido de la dirección política del país. Eso es algo que no perdonan, y por eso mismo el imperio también reacciona”.

La revolución bolivariana produce temor profundo a los dueños de los Estados Unidos, por su ejemplo que se ha expandido en el continente y ha encendido la llama de la esperanza en el continente y el mundo. Es el mismo terror que le causa la revolución cubana. Lo bolivariano es concebido, por los gobiernos de los Estados Unidos, como un mal ejemplo para los pueblos.

Atacar todo lo que huela a chavistas y a revolucionario

Recordamos que el accionar del terrorismo con bandas criminales mercenarias se utilizó en Nicaragua para condicionar las mentes y doblegar la voluntad de los sectores poblacionales menos conscientes y consistentes del pueblo nicaragüense. Aparentemente todo el despliegue violento nada tenía que ver con el escenario electoral, pero fue una manera eficaz de triunfar por este medio, ya que muchos sectores depositaron su voto a la oposición por que era una manera de evitar la guerra. Este es un posible escenario que este buscando la acción de la derecha, es decir, unas elecciones condicionadas que le den el triunfo con seguridad. Escenario que debe negar el gobierno bolivariano.

Los ataques al centro materno infantil, a edificios de la institucionalidad bolivariana, el asesinato de población de manera indiscriminada y racializada, es todo un libreto.

La mentira permanente, acusando a las fuerzas bolivarianas de violar los derechos humanos, son operaciones sicológicas que hacen parte de lo que el sociólogo Portugués Buenaventura Do Souza. Ha dado en llamar la pos verdad, donde ella se sabe después que la mentira ha causado un enorme daño. Es decir una verdad que descubierta no “funciona porque el daño ya está hecho”.

Dice el prestigioso intelectual que “en el caso de Trump y del brexit tenemos un fenómeno que es la pos verdad. Es decir, procesos en donde hay manipulación de emociones, a través de mentiras, en donde los hechos y la realidad no cuentan porque no se usan los argumentos para convencer, sino las emociones de los ciudadanos. De alguna manera, ocurrió lo mismo en Colombia durante el plebiscito porque fueron difundidas muchas ideas falsas”.(3).

Venezolanos confían en Maduro

La violencia indiscriminada hacia el pueblo por la oposición de derecha buscaría también reducir el apoyo y legitimidad del gobierno de Maduro porque de acuerdo a la encuestadora de Hinterlaces el 61% de los venezolanos piensa que un gobierno de oposición no podrá resolver la actual coyuntura económica que enfrenta el país. O para decirlo de otra manera, busca romper el equilibrio en la correlación de fuerzas existentes, según lo afirma el dirigente chavista Alí Rodríguez Araque. En el mismo llamamiento Alí Rodríguez dice que las fuerzas del chavismo no pueden perder la iniciativa política que han ido ganando ni quedarse a la defensiva por que seria regalarle espacios a la derecha.

Tiene que administrar la fuerza para evitar desgaste.(4). Las acciones violentas que ejecuta la derecha en esta nueva salida a la calle hacen parte de un libreto de las operaciones sicológicas que se llaman "línea de persuasión" para debilitar las creencias o imaginarios colectivos o preferencias culturales e históricas que han hecho posible la aidentificación política con Chávez y el proyecto bolivariano.

Toda Venezuela una sola lucha junto a nuestra América.

Sala situacional Camilo Torres Restrepo

Notas:

1. Ver Carlos Lanz Rodríguez la estrategia del Roll Back.

2. ¿Golpe de Estado en Venezuela? Más bien se trata de evitarlo. Marcos Roitman Rosenmann. La

jornada periódico de México.

3. Hoy en la política hay más emoción que argumentos, entrevista realizada por la revista Semana de

Colombia, abril 23 del 2017.

4. Escrito del militante y dirigente del PSUV Alí Rodríguez Araque que ha circulado a manera de

orientaciones.

Fuente: Síntesis informativa. Año 2. Número 65, abril 27 a mayo 6 del 2017

 

Palabras clave:Venezuela  proceso bolivariano / lucha reivindicativa / movilización social / movimientos revolucionarios / solidaridad / globalización política imperial / acción global de resistencia  

Actualizado ( Sábado, 06 de Mayo de 2017 18:45 )  

Dosieres de actualidad destacados

 

Cultura de luto: alerta y movilización en Argentina

« En el silencio no hay movimiento, el grito es por la libertad! Graffiti barrio San Antonio, Cali, Colombia » «La cultura está de luto» fue la consigna de la caravana y el abrazo simbóli...

 

Alerta: En Colombia, una nueva pacificación disfrazada de paz

« eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=...

 

Venezuela: la palabra al Poder constituyente originario ¡El Pueblo!

« eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=...

Otros artículos relacionados

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy11255
mod_vvisit_counterAyer20987
mod_vvisit_counterEsta semana56620
mod_vvisit_counterSemana precedente198008
mod_vvisit_counterEste mes590620
mod_vvisit_counterMes precedente1136529

We have: 207 guests, 16 bots online
Tu IP es: 54.81.150.27
 , 
Hoy es el 25 de Sep de 2018