Inicio Articulos Politica America Latina


"La revolución de la alegría se tomó vacaciones largas". Entrevista a Eduardo Lucita de Economistas de Izquierda (EDI)

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

photo_auteur_non -M.H.: Lo que vivimos esta tarde en la movilización de la CGT creo no le hubiera pasado al vandorismo*.

-E.L.: Tampoco le pasó a Moyano, esto es todo nuevo, muestra las tensiones que hay. Creo que se está viendo que la crisis de representatividad que se vivió en 2001 no está cerrada, porque está pasando en los partidos políticos también: el peronismo no encuentra una salida, está metido en su laberinto; el macrismo está en el gobierno pero no tiene demasiada base social, los dirigentes de la CGT hoy no expresan nada.

 

Todo el mundo estaba esperando que se fijara la fecha del paro. Diez minutos antes de subir al escenario lo entrevistaron a Pablo Moyano y le exigen la fecha y él responde que la fecha ya está, es decir que hubo un problema interno de último momento, tal vez alguna negociación de Daer con el gobierno. Lo que me llamó la atención es que Pablo Moyano también bajara y se fuera con custodia del escenario, escuché el comentario que afirmaba que los que lo agredían eran de UPCN. También acusan a la izquierda, yo estaba con la izquierda y solo pudo llegar hasta Plaza de Mayo porque no se podía avanzar más.

Es evidente que la CGT vio venir la cosa porque adelantó el acto una hora sin decir nada. Se fueron corriendo, le sacaron la escalera a Schmid y no sabía cómo bajar del palco. Muestra un trasfondo y un malestar muy grande en la sociedad. Yo recorrí lo más que pude, llegué hasta una cuadra del palco y aparte de la organización sindical tradicional había muchísima gente suelta que se sintió convocada. Lo de ayer también convocó.

-M.H.: Te referís a la movilización docente.

-E.L.: Sí, fue realmente importante.

-M.H.: Fue multitudinaria, yo estuve y me sorprendió. Vos escribiste un artículo hace unos días “La conflictividad al palo. Marzo arranca caliente”.

-E.L.: Sí, la sensación que hay es que la revolución de la alegría de Alejandro Rozitchner y compañía se tomó vacaciones largas, porque la alegría no está por ningún lado. Y toda esa política de Durán Barba de generar expectativa desplazando a todo lo demás no funciona, no hay expectativa, la gente ve que hay un futuro que empeora, no ve ningún brote verde y aún si los hubiera la gente no lo percibe así.

-M.H.: Como miembro de Economistas de Izquierda seguramente habrás intercambiado opiniones con el resto de los compañeros que integran la agrupación, porque una cosa es lo que se percibe, evidentemente la población no percibe lo que anunció Mauricio Macri en el inicio de las sesiones parlamentarias, cuando afirma que aparecen señales de mejoras en la economía, pero más allá de lo que se percibe, ¿mejora la economía como sostiene el gobierno?

-E.L.: Dicen los economistas que hasta un gato muerto cuando pega en el suelo rebota, en algún momento va a haber un rebote técnico de la economía, siempre pasa. Es posible que ahora la economía que estaba cayendo fuerte, caiga menos fuerte y en algún momento es posible que de abril a octubre alguna recuperación haya porque la obra pública se va a hacer sentir, si la inflación continúa decreciendo lentamente mejoraría el poder adquisitivo.

De todas maneras hay que ver porque va a empezar el nuevo ajuste de las tarifas en las próximas semanas, además hay aumentos de las prepagas, de los peajes, de los colegios privados, viene el momento de comprar los útiles escolares, etc. Todo esto se junta siempre en el mes de marzo y hay que ver cómo sigue la cosa, pero de todas maneras podría haber una recuperación.

El año pasado la economía, según el INDEC, cayó 2.3 otras estimaciones dicen 2.5, aún dentro de grupos ligados a los empresarios. Lo que se espera para este año es que la economía vuelva a crecer más o menos lo mismo, 2.5/3, los más optimistas hablan de 3.5%.

-M.H.: O sea que estaríamos en el mismo punto que arrancó este gobierno.

-E.L.: El volumen de la economía va a estar igual que antes de 2015, pero con mayor desocupación, 1.5 millón más de pobres, un nivel mucho mayor de endeudamiento y una inflación del 24/25% que es la misma que dejó el kirchnerismo después de darse una vuelta por el 40% y volver a bajar.

Lo que está claro es que el kirchnerismo dejó una economía con serios problemas pero que no estaba en crisis, este gobierno la llevó ex profeso a la crisis para bajar la inflación y yo creo que la recesión se les fue de las manos, que es más profunda de lo que pensaban. Ellos pensaban que la economía iba a caer un punto o un punto y medio y cayó 2.5, entonces ahora recuperar eso no es nada fácil.

Del “sí se puede” al “no aflojemos”

-M.H.: ¿Qué evaluación hiciste del discurso presidencial en la Asamblea Legislativa?

-E.L.: Le voy a robar una frase a este joven economista y amigo personal que es Alejandro Bercovich: “del sí se puede al no aflojemos” y yo hago una interpretación de eso, el “no aflojemos” del gobierno quiere decir que no está a la ofensiva del “sí se puede” de los primeros tiempos, sino que está a la defensiva y en todas estas medidas que dio marcha atrás, la última con Avianca, antes con el Correo, antes con el 24 de marzo, está el caso de Odebretch dando vueltas; el gobierno está reculando en chancletas en algunas cosas, porque es muy desordenado todo lo que hace e incluso ya se está hablando de que para recuperar aire van a hacer 2 o 3 cambios de ministros, para mostrar una cara distinta.

Son muchas las críticas desde el interior del propio gobierno, de los radicales, etc., que están diciendo que no es momento de tecnócratas, que hay que poner políticos porque esto sino no funciona.

-M.H.: Políticos y estadistas.

-E.L.: Con la política de ellos este no es un tiempo para estadistas, porque no se encuentra ningún gran objetivo del gobierno Macri, lo único que tenía como objetivo era el Plan Belgrano del que ya ni se habla.

-M.H.: Pero cobran sueldos vip los funcionarios afectados.

-E.L.: Además, pero que se sepa no están arrancando y ese era un gran objetivo. En el discurso presidencial volvió a reivindicar los tres objetivos principales que había dicho un año atrás, la lucha contra el narcotráfico, pobreza cero y la unidad nacional. Es difícil encontrar en alguno de estos tres campos algún avance, en el narcotráfico no se avanzó nada, en la pobreza cero hay un millón y medio más de pobres, y la unidad nacional ellos la entienden como unidad por arriba, de los burócratas políticos con los otros partidos y eso si se diera no tiene nada de unidad nacional y aun así tampoco se da. Hoy se vio que la mayoría de los partidos burgueses de la oposición estaban en el acto de la CGT.

La Argentina es uno de los países más movilizados de América Latina y también del mundo

-M.H.: Esto sigue mañana con el paro de mujeres, el 13 concentrarán los movimientos sociales y finalmente el 24 será la marcha por memoria, verdad y justicia. Y queda por ver qué pasará con el paro nacional.

-E.L.: Lo de mañana es un hecho extraordinario a nivel mundial, ya hay un antecedente del 21 de enero, la respuesta de las mujeres en EE. UU. contra la misoginia y la violencia de género de Trump terminó que en numerosos países hubo movilizaciones. Hay que remontarse a febrero de 2003 para encontrar una movida internacional de esta envergadura, que fue en ese momento en contra de la guerra de Irak. Esta vez se habla de que hay adhesiones y movilizaciones en 50 países de todo el mundo. No sé qué profundidad va a tener la huelga, pero con que salgan a la calle las mujeres, con que se reúnan en las puertas de los trabajos una o dos horas va a ser un hecho político impresionante.

Argentina es un caso particular, no sé si hay otro lugar en el mundo en el que haya 33 años seguidos de Encuentros de mujeres, con 70.000 mujeres en el último, no sé si en algún otro lugar del mundo hubo una concentración de la magnitud del “Ni una menos”. Argentina es un fenómeno que está empujando a la dinámica mundial, porque en otros países se reconoce lo que está pasando acá.

Hay dos cosas que me señalaron dos compañeras feministas que me estuvieron ilustrando bastante sobre una serie de problemas que yo no conocía; durante todos estos años la campaña por el aborto legal, libre y gratuito sostuvo el movimiento de mujeres, pero ahora es un recrudecimiento del feminismo el que le ha hecho pegar un salto político a esto que vamos a ver mañana que me parece que va a ser muy importante.

Lo del 13 es una mezcla porque van a movilizarse sobre todo los grupos de desocupados y piqueteros que firmaron con el gobierno por la Emergencia Social y esto no se implementa. Pero también coincide con el 4° aniversario de la asunción de Bergoglio como Papa Francisco, entonces va a haber un contenido religioso muy fuerte, porque todos estos grupos están muy ligados al Papa, así que va a haber una mezcla de cosas.

El 24 va a ser muy importante porque la gente va a responder a la provocación del gobierno intentando cambiar el día del feriado, esa fue una provocación, se dieron cuenta y retrocedieron enseguida pero estuvo y la gente la tiene clavada como una espina.

La Argentina es uno de los países más movilizados de América Latina y supongo que también del mundo, no sé si se encuentra un mes caliente como éste con miles y miles de personas en las calles día tras día. Mañana, si los docentes hacen huelga junto con las mujeres, son tres días de paro, el descuento va a ser casi de 2.000 pesos, hay que estar en una situación como la de los docentes y disponerse a que te descuenten 2.000 pesos, quiere decir que hay una voluntad muy fuerte.

Estamos a las puertas de un nuevo orden internacional

-M.H.: Se acaba de cumplir un nuevo aniversario del fallecimiento de Hugo Chávez Frías, alguna vez colaboraste en un libro que editamos “Hugo Chávez y la Revolución bolivariana”, ¿qué perdura de todo aquéllo?

-E.L.: Lo que perdura desde el punto de vista de Chávez es su voluntad, su dinamismo, su capacidad de ir para adelante y que instaló la discusión sobre el Socialismo del Siglo XXI, repuso la idea de discutir el socialismo cuando se venía de una época muy mala. Por supuesto habría que discutir qué era el socialismo de Chávez, porque era una mezcla de cosas.

La segunda cuestión es que él en determinado momento plantea el Golpe de Timón, ir hacia las comunas, empoderar a la gente, que es lo que perdura de todo el movimiento bolivariano y es la razón por la que a pesar de todo, la derecha no pudo desplazar a Maduro todavía.

-M.H.: ¿Qué evaluación hiciste de las elecciones en Ecuador?

-E.L.: Ecuador está en un momento difícil, lo hemos discutido y hay posiciones muy distintas. Por empezar Correa ha roto con todos los movimientos sociales, que ahora están en su contra, incluso algunos de ellos han manifestado, en relación a los dos candidatos de derecha, que si gana Lasso las cosas van a estar más claras. Hay otros que dicen que no, que lo están discutiendo. Pero lo cierto es que el nivel de ruptura de Correa con el movimiento social no lo he visto ni en Argentina ni en Brasil.

-M.H.: Mencionaste a Trump hace un rato, ¿tenés alguna evaluación de su gobierno?

-E.L.: Evaluación no porque hasta ahora dijo mucho e hizo poco, pero está claro que es xenófobo, islamofóbico, misógino, sexista, autoritario, anti inmigratorio. Pero creo que para leer a Trump hay que ver un poco más al mundo y que Trump es producto del desorden internacional existente, todo el orden global liberal que se había construido a la salida de la Segunda Guerra Mundial y del cual el eje era EE. UU. está dando muchas señales, ya desde mediados de los ´90, de estar agotado.

Hay una cuestión bajo la hegemonía del neoliberalismo, los principales países imperialistas tradicionales, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Japón retrocedieron, cedieron espacios a nuevos poderes capitalistas en el mundo, algunos que yo caracterizo de proto imperialistas como China y Rusia, que están disputando un lugar, en los últimos años Rusia ha expandido su influencia, tanto en Medio Oriente con Siria como en el centro de Europa con Ucrania. Y después está la potencia China que es la segunda potencia pero que es el primer exportador mundial y es arrasador.

Mientras Trump habla de un tibio proteccionismo, los chinos se asumen como los líderes de la globalización. Si Trump revisa el acuerdo del NAFTA, dijo Peña Nieto que van a ir a una revisión en abril o mayo, van a tener que revisar los Acuerdos de Libre Comercio que son hijos del NAFTA con Costa Rica, con Perú, Chile y Colombia, eso significa que la Alianza del Pacífico queda pedaleando en el vacío, justo cuando las nuevas derechas latinoamericanas, Temer y Macri, iban corriendo hacia la Alianza del Pacífico para vincularse al Transatlántico, pero Trump lo pinchó.

Entonces, el proyecto neoliberal está agarrado de un pincel, el proyecto neodesarrollista que encabezaban el kirchnerismo, el correísmo, Lula y compañía está derrotado y el proyecto del ALBA que tenía posiciones antiimperialistas, es muy pequeño y con la crisis en Venezuela y la situación en Ecuador solo se sostiene en Bolivia. Por lo tanto, los tres proyectos que competían entre sí en este momento están en crisis.

Esta no es una idea mía sino que me la acaba de comentar Joao Pedro Stedile. El primero que leyó esta situación fue China, el Presidente chino acaba de ofrecer a la Alianza del Pacífico y al resto de los países un acuerdo de libre comercio con China. No hay que olvidar que dos o tres semanas después de que Trump ganara las elecciones, todavía no había asumido, el Presidente chino estuvo en Perú y Chile. El espacio que deja libre EE. UU. lo quiere ocupar rápidamente China y tiene una dinámica infernal.

El asunto de Trump en un mundo desordenado es que incorpora nuevas cuotas de incertidumbre. Yo personalmente pienso que estamos a las puertas de un nuevo orden internacional, pero hay que ver cómo funciona esto.

El sábado 1° de abril hacemos un nuevo taller del EDI, “Trump y América Latina”, en el hotel Bauen desde las 10:00 hasta las 17:00.

-M.H.: ¿Arriesgarías algún pronóstico de cómo sigue la situación nacional?

-E.L.: Está muy complicada la situación, Macri expresa el programa del conjunto de las clases dominantes, pero tiene serias dificultades, está empantanado en la coyuntura, no tiene grandes proyectos que convoquen a algún tipo de esperanza. Del otro lado, el peronismo está en su propio laberinto, no encuentra salida, no encuentra un liderazgo firme, lo único sólido es el núcleo kirchnerista que tiene un buen piso electoral pero tiene un techo electoral muy bajo, por lo tanto, solo no puede, tiene que caer en una alianza con el PJ y el PJ no lo quiere, Massa no se sabe qué va a hacer. El conjunto de la clase dominante no sabe hacia dónde va, el macrismo no tiene candidatos todavía, sobre todo en la Provincia de Buenos Aires. Es una gran nebulosa la situación. Lo que sí creo es que respecto de la conflictividad va a ir en aumento, porque si el gobierno hiciera concesiones dinerarias fuertes terminaría con problemas con los bloques de las clases dominantes. Es toda una gran incertidumbre. Salvo que va a crecer la conflictividad, el resto vaya a saber cómo se va a resolver.

Mario Hernandez

* Licenciado, Profesor en Sociología y Periodista

N de la E

Vandorismo : Augusto Timoteo Vandor (1923, 1969) Promovió dentro del peronismo una facción participacionista, denominada "vandorismo", dispuesta a pactar con el gobierno de facto y proponía un “Peronismo sin Peron”.

 

 

Palabras clave:Argentina / Movilización CGT / moviliszación docentetensiones / crisis de reprentatividad / partidos políticos / Políticos y estadistas / Nuevo orden internacional / América Latina / Abya Yala / Eduardo lucia / Mario Hernández  

Actualizado ( Lunes, 20 de Marzo de 2017 14:44 )