Inicio Articulos Opinion


¿En dónde están las Entidades Territoriales Indígenas?

E-mail Imprimir PDF

Las posesiones de los presidentes se parecen a las bodas. La esperanza ronda por todas partes, hay llantos y suspiros de emoción, el auditorio se encuentra arrobado ante los sucesivos actos simbólicos y se reiteran promesas y solemnidades. El aire se parece al que percibió Adán en el primer día en el paraíso. Luego llega el tiempo profano con sus miserias y realidades, y todos despertamos a la mezquina cotidianidad.

Aun perdura entre los colombianos la imagen del presidente Santos vestido de blanco, almidonado y compuesto, rodeado de las autoridades religiosas de la Sierra Nevada de Santa Marta, prometiendo no macular la sagrada superficie de la Madre Tierra, mientras con mirada ascética sostiene un poporo entre sus manos. No hace mucho tiempo el anterior mandatario y su Ministro de Agricultura llamaron latifundistas a los Pueblos Indígenas, y les acusaron de apropiarse de más de una cuarta parte del territorio nacional. Con el gesto de Santos muchos pensaron que le había llegado la hora a los Pueblos Indígenas de Colombia de tener un presidente amigo, dispuesto a respetar sus derechos colectivos y a concretar aspiraciones represadas en la Constitución de 1991. Su posesión simbólica en esa especie de Tíbet colombiano que es la Sierra fue un mensaje significativo y alentador en las tortuosas relaciones entre nuestro Estado y los pueblos originarios.

Una de esas aspiraciones represadas tiene que ver con la creación de las Entidades Territoriales Indígenas, contempladas en el artículo 329 de la Constitución. Este señala que la conformación de las Entidades Territoriales Indígenas se hará con sujeción a lo dispuesto en la Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial (Loot), y su delimitación se hará por el Gobierno Nacional con participación de los representantes de las comunidades indígenas. Para sorpresa de los colombianos, el proyecto de Loot presentado por el ministro Germán Vargas Lleras no considera a las Etis como tales. Con ello, las posibilidades de alcanzar verdaderas formas de autogobierno indígenas se diluyen, y estos continuarán sometidos al tutelaje de los alcaldes, como ocurre hoy, por ejemplo, en el municipio de Uribia, en donde funcionarios subalternos disponen de manera arbitraria de los recursos destinados a estas comunidades dentro del Sistema General de Participaciones.

Con acertada razón, el sociólogo Normando Suárez, en un juicioso trabajo sobre las Etis y las Provincias, considera que este tutelaje reproduce una tradición colonialista según la cual los indígenas siguen siendo considerados menores de edad o incapaces de manejar sus propios asuntos, concepción que es absolutamente contraria a las disposiciones de la Carta Política Colombiana.

La creación de las regiones y las Etis son sinérgicas y no excluyentes. En los departamentos del Caribe colombiano se encuentra por lo menos la cuarta parte de los indígenas del país. La Guajira, por ejemplo, es el departamento que alberga la mayor cantidad de indígenas: 278.254 personas que representan el 20,2% del total de indígenas de Colombia. Dentro de la estrategia y la táctica cerebral y no emocional que se requiere para sacar adelante las aspiraciones de la Región Caribe, los congresistas indígenas y sus organizaciones nacionales y regionales son socios deseados y necesarios en la búsqueda de la autonomía. En consecuencia, no hay lugar para la indiferencia entre ambas aspiraciones.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Fuente: El Heraldo.com.co, 5 de septiembre de 2010

Leer también:

El nuevo presidente de Colombia es enaltecido por indígenas de pueblos masacrados el trance del mando indígena de Santos: un ejemplo del país vasallo

Colombia mira por primera vez hacia sus atuténticas raíces

Actualizado ( Domingo, 19 de Septiembre de 2010 14:50 )  
Banner

Enlaces favoritos - Clicar sobre la imagen

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

La ONU reconoce 57200 desapariciones forzadas en Colombia, la senadora Piedad Cordoba afirman que son mas de 250000...