Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Derechos Humanos Multinacionales


Tribunal Internacional Monsanto en La Haya - octubre de 2016 (+videos)

E-mail Imprimir PDF

Capture Tribunal MonsantoBisEl Tribunal Internacional Monsanto es una iniciativa de la sociedad civil para que Monsanto se responsabilice por violaciones a derechos humanos, crímenes contra la humanidad y ecocidio. Prestigiosos jueces escucharán testimonios de víctimas y brindarán una opinión consultiva siguiendo los procedimientos de la Corte Penal Internacional de Justicia.

Una asamblea popular, será un evento diferente que de forma paralela brindará la oportunidad para que los movimientos sociales puedan congregarse y planear el futuro que queremos. El Tribunal Monsanto y la Asamblea Popular se llevarán a cabo entre el 14 y el 16 de octubre de 2016 en La Haya, Países Bajos

Inicio ¿Porqué? Tribunal Asamblea Popular Quiénes somos Últimas Noticias Los firmantes Crowdfunding Info práctica

Monsanto_Tribunal_posterBis

 

Original : International Monsanto Tribunal in the Hague – october 2016

idiomas disponibles :

العربية   中文   Deutsch   English   Français   Italiano   Nederlands   Português   русский  

___________

Gonzalo GarteizComienza un juicio popular a Monsanto en La Haya para que el derecho internacional recoja el delito de ecocidio

  • Más de un millar de organizaciones participan en el Tribunal Monsanto y una Asamblea Popular que se celebra este fin de semana en La Haya, con retransmisión en directo
  • La multinacional ha publicado una carta en la que denuncia el evento como una farsa contraria a la agricultura moderna
  • Cinco jueces internacionales emitirán un dictamen

La sociedad civil presiona cada vez más en los países industrializados para conseguir una democracia participativa que limite fundamentalmente el poder socioeconómico de las grandes multinacionales y su influencia política. Este fin de semana se ha organizado fundamentalmente por personalidades internacionales próximas al movimiento ecologista, uno de los más antiguos, más escuchados y mejor organizados en la lucha contra los excesos del sistema un juicio  contra Monsanto, una de las multinacionales más señaladas, el gigante estadounidense de la agroquímica, creador de pesticidas muy cuestionados, como el glifosato, y de organismos genéticamente modificados.

Es una iniciativa surgida de la sociedad civil, que ha escogido simbólicamente la ciudad de La Haya, sede de la Corte Penal Internacional,  para la celebración del juicio y la Asamblea Popular, que se abre hoy, que celebrará actos en paralelo al juicio. El fin último, más allá del potente carácter propagandístico  internacional, con retransmisión de las sesiones, es reunir pruebas e indicios de orden sanitario y jurídico para que el Derecho Internacional incorpore el delito de ecocidio, que no es otro que la generación de un daño ambiental de gran magnitud que pone en peligro la superviviencia de los habitantes del territorio afectado, de tal suerte que los ecocidas puedan ser juzgados por el Tribunal Penal Internacional de La Haya.

En esta iniciativa inédita por su gran dimensión internacional, con un millar de organizaciones involucradas, se escucharán argumentos y testimonios de víctimas, ecologistas, médicos y técnicos de todo el mundo en el que se ha denominado como Tribunal Internacional Monsanto, formado por  cinco jueces internacionales y dos abogados, que deberán emitir un dictamen consultivo emulando los procedimientos de la Corte Penal Internacional de Justicia sobre la multinacional estadounidense, por cuya adquisición la alemana Bayer pagará casi 60.000 millones de euros creando un gigante del agroquímico con enorme poder sobre el desarrollo del sector agrícola mundial por considerar que viola los derechos humanos, crímenes contra la humanidad y ecocidio. En paralelo la Asamblea de los Pueblos buscará una estrategia  sobre las acciones concretas y la coalición de intereses comunes que puedan desmantelar el poder de estas transnacionales y garantizar una alimentación sana y segura.

El dictamen de los jueces del Tribunal Internacional Monsanto girará en torno a si empresa ha vulnerado cuatro derechos (entorno seguro, limpio, saludable y sostenible; alimentación; salud; libertad de investigación científica) conforme a distintos artículos del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y a la Convención de Derechos del Niño.

Monsanto publicó el martes en su sitio web una carta abierta en la que denuncia “este Juicio simulado a través de un falso Tribunal, que distrae tanto del auténtico diálogo sobre las necesidades de la agricultura y los alimentos, como de una verdadera comprensión de los Derechos Humanos”. La carta está firmada por los cuatro miembros del Comité Directivo de Derechos Humanos de la empresa estadounidense.

En la extensa misiva, Monsanto acusa a los organizadores de no aceptar un diálogo real y organizar “un evento escenificado, un juicio simulado donde los críticos de la tecnología anti-agricultura y anti Monsanto, juegan el rol de organizadores, jueces y jurado, donde el veredicto está prefijado”. La empresa justifica también su ausencia en el hecho de que la simulación “está apoyado por la Fundación Internacional para la Agricultura Orgánica (IFOAM), una institución que reúne a las organizaciones de agricultura orgánica, y sus asociados como Navdanya y otras, que están fundamentalmente en contra de la agricultura moderna”.

Grave denuncia  del modelo agroindustrial de Monsanto

Monsanto apuesta por la coexistencia de todas las formas de agricultura y recuerda que el 60% de las semillas que se siembran provienen de cultivos no comerciales, grano recogido y sembrado por el agricultor, y sostiene que el trabajo de la empresa ayuda a los agricultores a limitar y adaptarse a los cambios climáticos. Esta buena voluntad de la multinacional es negada radicalmente por la organizadora Monsanto Tribunal, que denuncia el modelo agroindustrial promovido por la compañía que “origina al menos un tercio de las emisiones de gas de efecto invernadero producidas por la actividad humana y es ampliamente responsable del agotamiento de los suelos y los recursos hidrícos, de la extinción de la biodiversidad y de la marginalización de millones de campesinos. Amenaza también la soberanía alimentaria de los pueblos con las patentes de semillas y la privatización del ser vivo”.

Desde el Comité Organizador acusan a Monsanto de producir y comercializar productos como el PCB (policlorobifenilos), que afectan la fertilidad humana y animal; el 2,4,5-T, uno de los componentes del Agente Naranja que causa malformaciones congénitas; el “Lasso” un herbicida prohibido en Europa; y el famoso glifosato, comercializado por la multinacional con el nombre Roundup, el herbicida más utilizado en el mundo y que ha generado una gran controversia en la Unión Europea,causante de uno de los mayores escándalos sanitario y medioambiental de la historia moderna,según los denunciantes. El coste de la organización del evento se ha estimado en alrededor de medio millón de euros y para sufragarlo se ha organizado una operación de crowdfunding.

Gonzalo Garteiz

Fuente : La celosía, 14 de octubre de 2016

________

Monsanto será juzgada "simbólicamente" en La Haya por crímenes contra la humanidad

Del 14 al 16 de octubre, la estadounidense Monsanto, fabricante de productos agroquímicos y de biotecnología, será juzgada en La Haya en una especie de tribunal popular en un hecho que no tendrá valor jurídico real, pero que servirá para llamar la atención sobre las prácticas de la empresa con testimonios de todo el mundo.

Por primera vez la comunidad civil internacional se organizó a los fines de juzgar, a nivel simbólico, a una de las empresas agroindustriales más grandes del mundo por crímenes contra la humanidad.

Monsanto Bayer
Del 14 al 16 de octubre, la estadounidense Monsanto, fabricante de productos agroquímicos y de biotecnología, será juzgada en La Haya en una especie de tribunal popular en un hecho que no tendrá valor jurídico real, pero que servirá para llamar la atención sobre las prácticas de la empresa con testimonios de todo el mundo.

El jurado del autodenominado Tribunal Internacional Monsanto en La Haya, creado a iniciativa de un grupo de activistas, evaluará los posibles daños causados por la multinacional estadounidense a la salud humana y al medio ambiente. Un grupo de expertos escuchará testimonios de víctimas y ofrecerá luego una opinión consultiva, siguiendo los procedimientos de la Corte Penal Internacional de Justicia.

La acusación es la siguiente: El modelo agroindustrial impulsado por Monsanto es responsable de al menos un tercio de las emisiones globales de gases de efecto invernadero debido a la actividad humana. También es en gran parte responsable del desgaste de la tierra y de la escasez de agua, de la extinción de la biodiversidad y de la marginación de millones de pequeños agricultores.

Por otra parte, reza la acusación, es un modelo que amenaza la soberanía alimentaria de los pueblos a través de las patentes sobre las semillas y es responsable del aumento de casos de cáncer en las zonas fumigadas por el herbicida glifosato.

La periodista francesa Marie-Monique Robin, una de las organizadoras del tribunal, señaló a dpa en una visita reciente a Buenos Aires que la iniciativa tiene dos metas: que jueces y abogados evalúen los daños causados por la empresa a lo largo de la historia con químicos como el PCB, el agente naranja y el glifosato, y que revisen el derecho internacional para ver si se debe incluir la figura de "ecocidio".

"Es una figura penal que permitiría juzgar a los directivos de las multinacionales como Monsanto o Bayer. Hoy en día la única opción para las víctimas es buscar una reparación financiera en una acción civil, pero no pueden ir a la cárcel los directivos", explicó Robin.

Monsanto, recientemente adquirida por la farmacéutica alemana Bayer, es una de las empresas más polémicas del mundo por las semillas transgénicas que vende, resistentes al herbicida glifosato, principal ingrediente del producto Roundup, que fabrica la misma empresa y que está bajo sospecha de causar cáncer.

Robin denunció las prácticas de la empresa para imponer sus productos en diferentes territorios en el documental "El mundo según Monsanto" (2008). Ahora, está trabajando en una investigación centrada exclusivamente en el glifosato, que se hará pública en marzo de 2017.



En la nueva película de Robin aparecerán, entre otras cosas, los campamentos sanitarios que realiza la Facultad de Ciencias Médicas de Rosario (Argentina), con el fin de recopilar información sobre enfermedades y causas de muerte.

Argentina es junto con Estados Unidos uno de los dos países que más utilizan el glifosato, ya que es donde más creció en los últimos años el cultivo de organismos genéticamente modificados como la soja.

Desde hace seis años, los futuros médicos de Rosario recopilan datos en diferentes poblaciones de la zona sojera argentina y detectaron un aumento considerable de casos de cáncer, hipotiroidismo, obesidad, infertilidad, abortos espontáneos, malformaciones, entre otros, que atribuyen a las fumigaciones con glifosato.

Por eso, el creador de estos campamentos, el médico argentino Damián Verzeñassi, es uno de los invitados a prestar testimonio en La Haya. Para él, la situación se resume así: "Territorios que eran productores de alimentos ahora producen enfermedades".

En declaraciones a dpa antes de viajar a La Haya, Verzeñassi resaltó la importancia del juicio. "Es la primera vez que se lleva a esta empresa ante un tribunal con el objetivo de fundamentar y documentar la importancia de incluir en los códigos de derecho internacional la figura del 'ecocidio'".

Para Verzeñassi, la compra de Monsanto por parte de Bayer "es parte de la estrategia de las corporaciones para 'blindarse'" ante posibles juicios.

"Ya lo vimos con Texaco-Chevron, que ante la inminencia de la derrota en tribunales de Texaco, acusada por el gobierno ecuatoriano de daño y contaminación de los territorios en donde explotaba petróleo en ese país, fue adquirida por Chevron, quien ante el fallo en contra adujo que ellos no eran Texaco y por eso no se hicieron cargo de los pasivos ambientales de ésta".

Además, Monsanto y Bayer han actuado juntas en varias oportunidades, recuerda Verzeñassi, desde la guerra de Vietnam con el agente naranja. "Actualmente están ligadas al negocio de la enfermedad en el mundo. Mientras una genera el daño en la salud, la otra te vende las 'drogas' que 'tratan' los problemas que generan los productos de la primera".

Monsanto, de todas maneras, desmiente enérgicamente que el glifosato sea peligroso para la salud de las personas. En su página web afirma que "no presenta efectos nocivos sobre la fauna, microfauna, ni sobre la salud humana, ni tiene efectos para el ambiente, cuando es empleado correctamente para los fines previstos en su etiqueta".

En una carta abierta, la compañía alega que la iniciativa popular que arranca el jueves "es un evento escenificado, un juicio simulado donde los críticos de la tecnología anti-agricultura y anti-Monsanto juegan el rol de organizadores, jueces y jurado, y donde el veredicto está prefijado".

Además, la empresa sostiene en su web que los transgénicos que ofrece son la solución al hambre en el mundo, ya que se trata de plantas productivas y sencillas de recolectar.

El negocio es lucrativo: en 2015, el grupo obtuvo un beneficio neto de 2,300 millones de dólares (2,050 millones de euros). Queda por verse si algo de lo que se plantee en La Haya en los próximos días hará mella en este desempeño.

Fuente: La Prensa gráfica, El salvador, 15 de octubre de 2016

 



Lea en La Pluma:

La compra de Monsanto por Bayer: un día negro para la alimentación mundial

Articulos sobre Monsanto publicados por La Pluma


Palabras clave:La Haya  Tribunal internacional Monsanto/Asamblea Popular  sociedad civil  responsabilidad  violaciones derechos humanos  crímenes contra la humanidad  ecocidio  testimonios víctimas  multinacionales  Bayer  

Actualizado ( Viernes, 21 de Octubre de 2016 20:17 )  

Dosieres de actualidad destacados

 

Editorial La Pluma n° 1: A tod@s

Tenemos enemigos. Algunos de ellos intentaron hacer desaparecer nuestro sitio el 27 de marzo. Ese ataque maligno fue rechazado por nuestros proveedores de servidor. Sin duda estos enemigos trataran de...

 

Colombia: Solicitud de suspensión de las aspersiones con glifosato

Petición para solicitar la inaplicación de la Resolución 001 de enero 2017, expedida por el Consejo Nacional de Estupefacientes  En el año 2015, la suspensión de las aspersiones con glifosa...

 

Alerta: En Colombia, una nueva pacificación disfrazada de paz

« En el silencio no hay movimiento, el grito es por la libertad! Graffiti barrio San Antonio, Cali, Colombia » La Pluma.net hace un llamado a los ciudadanos del mundo, a los medios alternativ...

 

Venezuela: la palabra al Poder constituyente originario ¡El Pueblo!

« En el silencio no hay movimiento, el grito es por la libertad! Graffiti barrio San Antonio, Cali, Colombia » La Pluma.net apoya irrestrictamente la Revolución Bolivariana, hace un llamado ...

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy50381
mod_vvisit_counterAyer31119
mod_vvisit_counterEsta semana150291
mod_vvisit_counterSemana precedente247482
mod_vvisit_counterEste mes564637
mod_vvisit_counterMes precedente1463694

We have: 606 guests, 17 bots online
Tu IP es: 54.196.5.6
 , 
Hoy es el 15 de Ago de 2018