La pluma dice lo que el hombre calla...

22 noviembre 2017 - 20:29
Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online


La atribución unilateral del Premio Nobel de la Paz es un escándalo absoluto

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

aut_2BisLa atribución del Premio Nobel de la Paz al presidente colombiano Juan Manuel Santos, y en forma exclusiva, es un gesto que nos deja sin palabras. No podemos dar crédito a lo que oímos y a lo que vemos: así es que, ¿el mérito de la firma de un acuerdo de paz sólo se le reconoce a uno de los firmantes? ¿En que estaba pensando el Comité noruego? Para firmar un acuerdo, se necesitan por lo menos dos, y en Colombia, los firmantes eran dos: Santos y las FARC-EP.

¿Por qué entonces las FARC no recibieron también el premio? Para el acuerdo de Paz en Vietnam, fueron Kissinger y Le Duc Tho que recibieron el premio en 1973 (el vietnamita lo rechazó), para el acuerdo egipcio-israelí, fueron Sadat y Begin en 1978, para el acuerdo sudafricano, fueron Mandela y De Klerk en 1993, para los acuerdos de Oslo, fueron Arafat, Rabin y Peres en 1994.


Si realmente hay un hombre que hubiera merecido este premio es Fidel Castro, que es a quien básicamente se le debe el acuerdo de paz en Colombia. Puesto que fue Fidel quien trabajó incansablemente en la sombra, desde hace unos veinte años, para llegar al fin a los diálogos de paz de La Habana. Y el que menos mérito tiene en este proceso, es precisamente Santos, quien con estos acuerdos persiguió objetivos poco nobles: contaba con ellos para hacerse reelegir en 2018 y para seguir entregando la riqueza de una Colombia pacificada al saqueo de las multinacionales y de la oligarquía colombiana.

Y al imponer la celebración de un referéndum sobre este acuerdo de paz, en vez de la elección de una Asamblea Constituyente para elaborar una nueva constitución, como lo pedían las FARC, le abrió la puerta a su antiguo jefe, Álvaro Uribe, abanderado del sector más agresivo y revanchista de la derecha oligárquica colombiana. Resultado de este referéndum tan estúpido como inútil: el acuerdo de paz fue rechazado por “el pueblo”, en realidad el 12,5% de los colombianos.

Antes del premio Nobel, Santos había anunciado que el cese el fuego duraría hasta el 31 de octubre. Después de haber sido galardonado, cambio posición, declarando que el cese el fuego bilateral se iba a mantener. Sin embargo no sería la primera vez que un Premio Nobel de la Paz hará la guerra: basta con pensar en Shimon Peres o en Obama.

santos-sodoma 2010

Fausto Giudice Фаусто Джудиче فاوستو جيوديشي

Original: L'attribution unilatérale du Prix Nobel de la Paix est un scandale pur et simple

Traducido por María Piedad Ossaba para La Pluma y Tlaxcala, 7 de octubre de 2016

 

Traductions disponibles : English  Italiano  Deutsch 

Lea en la Pluma:

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...  

Especial Colombia tras el "NO pero SI"



Palabras clave:Premio Nobel de la Paz | Santos | FARC-EP | Acuerdos de paz La Habana | Colombia | Abya Yala | Fausto Giudice Фаусто Джудиче فاوستو جيوديشي  

Actualizado ( Jueves, 09 de Marzo de 2017 00:59 )