Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Politica Mundo


Chile : Breve glosario institucional

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Daniel PizarroBisEn la huella de Victor Klemperer y su libro Lingua Tertii Imperii (la lengua del tercer Reich), de Luis Casado y su libro Lingua Comoediae Chilensis (la lengua del circo chileno) y más recientemente de Olivier Besancenot y su "Pequeño diccionario de la falsa moneda política", Daniel Pizarro ilustra la perversión del idioma, transformado en cortina de humo para disfrazar la realidad... Edificante...

Cleve-van construction-tower-babel

La Torre de Babel

Alinearse
La idea de ponerse en línea remite en último término a las formaciones militares, quizás con un paso intermedio por el patio del colegio a primera hora de la mañana para cantar el himno nacional y un rodeo por los talleres mecánicos donde el tren delantero es alineado para que el vehículo no se salga involuntariamente del camino.
En el ámbito de las instituciones, alinearse se refiere al acto de ponerse a tono en las palabras y los hechos con los lineamientos de la organización, no interesa cuáles sean, la idea es darle cuerda a un discurso que necesariamente cambiará con la próxima administración, para que todo por debajo permanezca igual.
Estar alineado es, en consecuencia, aceptar el curso fatal de los hechos y hacer piruetas para justificar los llamados planes estratégicos del período, que entretanto oxigenan los bolsillos de la plana superior y dejan como estaban los de la soldadesca.

Brexit
Acrónimo o contracción lingüística de corta vida (british exit), referido a la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Regularmente la prensa acuña estos términos para caracterizar ciertos fenómenos mediáticos, recuérdese la dupla futbolera Sa-Za.

El caso es que el llamado Brexit ha tenido su repercusión en los mercados financieros, de ahí la preocupación de los bancos por sus inversionistas.

Pongamos que aprobado el Brexit se reúnen ciertas cabezas de la organización para discutir la forma en que darán respuesta a los clientes por el rendimiento de sus inversiones. Por unanimidad se resuelve llamar a la calma, no apresurar las decisiones, etc., etc. El asunto es no causar pánico. Pongamos que inmediatamente después de la reunión atraviesa uno de los cabecillas por ese lugar que llaman la Mesa de Dinero y consulta a la pasada por las “puntas” del euro, que vienen a ser los precios de compra y venta, a los que se adiciona un spread para los hombres de a pie, es decir, una “colita” por el favor de cambiar las monedas. Luego el cabecilla entra a la reunión siguiente, donde viene la bajada institucional de los lineamientos con relación al Brexit, es decir, el llamado a la calma y la mesura, a no tomar decisiones apresuradas, etc., y en esto se encuentra el tipo cuando toma su Smartphone y se comunica con su propio ejecutivo de inversiones para liquidar una posición en euros lo más rápido posible, antes de que la moneda siga cayendo, y en esto puede verse quiénes son los que ganan y quiénes pierden ante la ocurrencia de tales fenómenos. Pero bueno.

Desvincular
Eufemismo. Se usa en reemplazo de los verbos “echar” o “despedir”, o de la expresión coloquial “dar la PLR”. La intención es suavizar, al nivel del lenguaje, la violencia que entraña quitarle a alguien los medios para el sustento, por la vía de encubrir la pérdida de un empleo colocando por delante la ruptura de un vínculo, como si el asunto se tratara de una decepción amorosa. Este desplazamiento semántico, al enrarecer y escamotear el acto real, redobla su violencia.

Empoderarse
El término parte del supuesto de que cualquier persona, dondequiera que se encuentre y sin modificar ninguna estructura social, puede acceder al poder. Veamos de qué manera. El conserje de un edificio, por ejemplo, se empodera de su rol cuando cumple a cabalidad con sus funciones, abre la puerta cuando viene una señora con bolsas del supermercado, saca los tarros de basura a la calle antes de que pase el camión recolector, etc. Está empoderado. Pero nótese que un matiz hace toda la diferencia con el mero hecho de cumplir con las responsabilidades. El hombre empoderado lo hace con autoridad, y ésta genera respeto, y el respeto mejora la autoestima, y una autoestima alta podría aumentar la productividad del trabajador. Por este camino también se llega al incremento de los beneficios para la organización.

Experiencia memorable
Cuando el lenguaje es impotente o renuncia a dar cuenta de la experiencia real, sucede algo muy curioso: nos hace dudar de lo real de las experiencias, a pensar más bien que éstas son construidas en el lenguaje y no con el lenguaje, es decir que no habría ninguna realidad que traducir con palabras sino sólo palabras para crear realidades y –esto es lo decisivo– que no hay modo de establecer la primacía de unas palabras sobre otras. Habitamos en la ideología como peces en el agua. Pongamos.

Por experiencia memorable deberíamos entender el concepto acuñado por las agencias publicitarias por encargo –pongamos– de las empresas de servicio para dar cuenta de los recuerdos imborrables que deja en el cliente la visita, por ejemplo, a una sucursal bancaria para realizar un abono en efectivo o retirar un talonario de cheques.

Que tal clase de experiencias –abonar en efectivo, retirar un talonario– y otras que acontezcan al interior de un banco puedan alcanzar carácter memorable, abre la posibilidad a que un sinnúmero de experiencias cotidianas (defecar, tomar la micro, abrir una puerta, cruzar por un paso de peatones) adquieran el mismo estatus, lo que llegado el caso podría ser un contrasentido, dada la congestión de situaciones gloriosas que se anularían en la memoria, a no ser que pudiéramos vivir en un éxtasis constante, lo que al parecer tampoco nos es dado.

Poner corriente
Expresión que remite a métodos persuasivos utilizados en el pasado cercano (si concordamos en que treinta o cuarenta años atrás corresponden a una época reciente y no a la prehistoria de la humanidad). La expresión se utiliza con sentido metafórico cuando se trata de ejercer algún tipo de presión contra un subordinado que no está cumpliendo a cabalidad con sus funciones.

La vigencia de la expresión se nutre de sus repercusiones en el pasado inmediato (si concordamos en lo que ya se dijo), de los notables efectos de la electricidad para hacer entrar en razón a un individuo, a un pueblo, a un país entero, hecho que se encuentra ampliamente documentado.

Quitar la grasa
Cuando la aplicación de corriente sobre los trabajadores de la organización no rinde sus frutos, no queda otra que quitar la grasa. La metáfora alude, naturalmente, a la carne; es decir, a los cuerpos vivos. Las empresas o instituciones serían formaciones orgánicas donde algunos miembros representan la musculatura, aquello capaz de ponerse en movimiento, y otros la grasa, es decir, la carne sin conciencia (ver El Ser y la Nada, de Jean Paul Sartre). Esta carne sin conciencia es incapaz de ponerse en movimiento por sí misma y sólo puede acompañar, por efecto de la inercia, la tracción de los músculos en el proceso de producción, llevándose sin embargo una tajada de la remuneración por un esfuerzo que no es el suyo. La grasa le roba a los músculos. Las empresas privadas se encontrarían más musculadas, en tanto las instituciones públicas serían más o menos grasientas en el imaginario colectivo nacional.

Resiliencia
Según el diccionario de la RAE sería la “capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos”. En el terreno de la Psicología el término se utiliza para referirse a la capacidad de sobreponerse a situaciones traumáticas que alguna vez hicieron peligrar la integridad del Yo.

Podemos atribuir la divulgación de este concepto, su ingreso al lenguaje común, al hábito cada vez más arraigado de negar una realidad –pongamos laRealidad–, pero a la imposibilidad de modificar sus efectos. Es decir que concebida la realidad como un bloque de piedra o un laberinto granítico por el cual nos desplazamos y nos herimos, la parte maleable y resiliente vendría a ser este Yo castigado, campo de experimentos, fantasías e ilusiones. A mayor dureza e invariabilidad de lo real, mayor plasticidad de este Yo de pacotilla

Entre los casos ejemplares de resiliencia se cuenta el de la Presidenta de la República, detenida junto con su madre en el campo de prisión, tortura y exterminio de Villa Grimaldi, al año siguiente de que su padre, el general Bachelet, muriera en la cárcel a manos de sus compañeros de armas.

Empoderada de su rol de Presidenta y en la necesidad de ejercer un liderazgo efectivo, Michelle Bachelet da la mano y perdona a los cómplices directos –y acaso a ciertos implicados– de la violencia ejercida en contra de su familia, de ella misma y otros miles de compatriotas.

Una cierta forma de esa violencia es la que relata la madre de la Presidenta en su testimonio al interior de Villa Grimaldi, citado en el libro “La Memoria Prohibida. Las Violaciones a los Derechos Humanos 1973-1983”:

Un día vi una masturbación masiva, de unos veinte hombres, jóvenes y viejos. Los llevaban engrillados por los pies, sucios hasta el punto de que no se sabía de qué color era la ropa. Quedaron de espaldas a mí y los amenazaban con las metralletas '¿Quieren pasar al wáter?', les dijeron. 'Bien, pero primero los vamos a entretener'. Los obligaron a ponerse en fila, de a tres o cuatro, y a que cada uno metiera el dedo en el ano del preso que tenía delante, mientras el de adelante masturbaba al que tenía a su espalda. Los hicieron bajarse los pantalones y los obligaron. '¡Más rápido!', les gritaban, y se reían... Después los dejaron pasar al wáter y, de ahí, a recoger el plato de comida y un pan...

Digamos que, de este modo, la resiliencia pasa a convertirse en la actitud espiritual de un país hecho de bloques inamovibles y espectros de carne y hueso que circulan y se arrastran entre los recovecos.
Pero bueno.
Úsese también como sinónimo de: resignación, solapamiento, desesperación sofocada, delirio permanente o insania.

Daniel Pizarro

*Daniel Pizarro H., 1971, periodista y escritor Chileno. Ha publicado: "La carta propia" (cuentos, 1993), "Plaza del sol nocturno" (novela, 2004). Algunos cuentos publicados en antologías, entre ellos, "Los hechos puros", finalista concurso de cuentos revista Paula (Alfaguara, 2007). Guionista largometrajes "Paraíso B", 2002, y Bahía Azul, 2012.Ha escrito además algunas historias para TV. Es colaborador habitual de la revista digital Politika.

Fuente: Politika, 6 de julio de 2016

Palabras clave:Chile  glosario institucional  perversión del idioma  cortina de humo  disfráz de la realidad  Daniel Pizarro  

Actualizado ( Domingo, 06 de Agosto de 2017 22:33 )  

Dosieres de actualidad destacados

 

Editorial La Pluma n° 1: A tod@s

Tenemos enemigos. Algunos de ellos intentaron hacer desaparecer nuestro sitio el 27 de marzo. Ese ataque maligno fue rechazado por nuestros proveedores de servidor. Sin duda estos enemigos trataran de...

 

Colombia: Solicitud de suspensión de las aspersiones con glifosato

Petición para solicitar la inaplicación de la Resolución 001 de enero 2017, expedida por el Consejo Nacional de Estupefacientes  En el año 2015, la suspensión de las aspersiones con glifosa...

 

Alerta: En Colombia, una nueva pacificación disfrazada de paz

« En el silencio no hay movimiento, el grito es por la libertad! Graffiti barrio San Antonio, Cali, Colombia » La Pluma.net hace un llamado a los ciudadanos del mundo, a los medios alternativ...

 

Venezuela: la palabra al Poder constituyente originario ¡El Pueblo!

« En el silencio no hay movimiento, el grito es por la libertad! Graffiti barrio San Antonio, Cali, Colombia » La Pluma.net apoya irrestrictamente la Revolución Bolivariana, hace un llamado ...

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy41366
mod_vvisit_counterAyer48192
mod_vvisit_counterEsta semana242373
mod_vvisit_counterSemana precedente247482
mod_vvisit_counterEste mes656719
mod_vvisit_counterMes precedente1463694

We have: 728 guests, 9 bots online
Tu IP es: 54.80.93.19
 , 
Hoy es el 17 de Ago de 2018