La pluma dice lo que el hombre calla...

22 octubre 2017 - 16:52
Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online


La mujer, el conflicto y el mercado de la carne

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

José Antonio Gutiérrez D.La nueva edición de la revista Soho promete ser un éxito, dice Semana[1]. En ella se desnudarán una ex detective del DAS y una supuesta ex guerrillera fariana, que pareciera que ha pasado más tiempo en el gimnasio haciendo zumba que en las “montañas de Colombia”. Sería supuestamente un homenaje a la reconciliación.

¡Qué vaina! Tanto se ha dicho que las mujeres no han tenido suficiente participación en el proceso de paz y ahora esto. Mientras los medios han prácticamente invisibilizado la participación de mujeres en la delegación de paz de las FARC-EP, la revista Soho muestra cuál es el rol que tienen las guerrilleras en la construcción de paz: empelotarse. Operarse, convertirse en muñecas del narcotráfico, en chicas pre-pago al servicio de diplomáticos gringos, alimentar las fantasías machistas de la trogloditamente sexista sociedad colombiana. Las desmovilizadas tendrán que aspirar a convertirse en esa vieja clonada que mueve el culo y las tetas en todos los videos que sacan cantantes paisas de mala muerte. Entrar al mercado de la carne que alimenta a esta monstruosa industria de la belleza, de la fantasía, del turismo sexual, de las taras y las frustraciones glamorosas. La mujer pasiva, como una fruta madura, lista para ser consumida por quien tenga la capacidad de pagar el precio.

http://tlaxcala-int.org/upload/gal_12115.jpg


La objetivación sexual de las guerrilleras no es algo nuevo. Los medios abundan con historias sensacionalistas –y difícilmente creíbles- de guerrilleras convertidas en esclavas sexuales. Algunas historias son ridículas: por ahí encontraron una foto de la guerrillera holandesa Alexandra Nariño, y de inmediato los medios la convirtieron en la “bailarina exótica” de las FARC-EP. Esto no sólo ocurre en Colombia: también en Turquía y Siria los medios promueven la imagen hipersexualizada de mujeres jóvenes kurdas con armas. La propaganda sucia de la guerra, que busca la satanización del adversario, se cruza por un instante con los deseos machistas. Se trivializa el conflicto, se refuerzan los valores de la sociedad patriarcal y también los valores del mercado que convierte a la mujer en producto de consumo.

Pero ese rol está reservado para ciertas mujeres en el post-conflicto. Desde la vereda de las organizaciones de víctimas, hay otro rol para la mujer: un rol maternal, de mujer abnegada, sufriente y despolitizada, cuyo único discurso aceptable es el de los derechos humanos y la justicia. Que ni se hable de revoluciones ni de transformación social, eso no sienta bien a una madre que solamente quiere que la dejen tranquila. Para las ONG europeas el único rol aceptable para una mujer es la de líder comunitaria de corte maternal, que protege a sus hijos y, por extensión, a su comunidad. Siempre ha habido un algo, un no sé qué no sé dónde, que me ha incomodado de esta representación de la líder-madre, que resalta una visión unidimensional y conservadora de la mujer, que refuerza estereotipos. Las sociedades más machistas son las que más exaltan a la santa madre (porque todas las demás mujeres son putas). No parimos hijos para la guerra dicen. Bueno, también hay mujeres que han optado por participar activamente de la guerra y no parir hijos. Horror de horrores. La guerrillera aparece como una fiera salvaje, la anti-tesis y la negación de “lo mujer”, cuya existencia se explica por una honda degeneración o por su inocencia burlada, porque le han lavado la cabeza, porque la han engañado. Jamás por su propia decisión, jamás como un acto consciente que demuestre su agencia ¿Una mujer insurgente? Un oxímoron.

La santa madre o la puta. Son las dos alternativas que la sociedad patriarcal parece estar dejando a la mujer para abrirse un espacio en una sociedad que busca un rumbo alternativo a la eterna guerra. Colombia oscila, errática y esquizofrénicamente, entre el conservadurismo paleolítico del procurador Ordoñez y el libertinaje disolvente de la cultura traqueta. Alguna vez se pidió libertad sexual, y el capitalismo, que todo lo que toca lo convierte en mercancía, en su lugar nos dio pornografía. Hoy el país necesita de paz con justicia social, y nos dan un show erótico trivial. Como todos los espacios que se abran en medio de este proceso, tocará que se lo labren las mujeres con su propio esfuerzo, con su propia rebeldía, con su propia imaginación, con su dignidad. En serio, nos merecemos un poco más de respeto: basta de seguir trivializando a las mujeres y su rol en la necesaria transformación de una sociedad que está, por donde se la mire, podrida.

José Antonio Gutiérrez D. para la Pluma, 10 de noviembre, 2015

Nota

[1] http://www.semana.com/vida-moderna/articulo/soho-una-ex...258-3 Sorprendentemente, un investigador de la talla de Alfredo Molano participa en esta edición con la cavernaria ultra-derechista Salud Hernández.

Lea en La Pluma:

Paz con Justicia Social. Diálogos de La Habana

Artículos de José Antonio Gutiérrez D. publicados en La Pluma:

Atentados en Ankara: el Estado Profundo en acción

Proceso de paz, lucha de clases y las batallas del post-conflicto

El abrazo ideológico de Monedero con Aznar a raíz de la lucha independentista vasca

Colombia: La “reparación a las víctimas” como un nuevo mecanismo de despojo

Colombia: ¿Caguanazo a las FARC-EP?

Colombia: Bajo Cuembí, Putumayo: un ejemplo a seguir en la lucha por el cese al fuego bilateral

Colombia, el peligro de ser ambientalista (...y sindicalista, feminista, de izquierda, campesino, pobre, etc., etc., etc.)

Negociando la derrota política, militar y moral de la insurgencia

Eduardo Galeano, la conciencia latinoamericana

Colombia: Resistencia en medio del malestar: la lucha obrera en el ingenio Risaralda

El gringo y la paz

La Europa de la represión golpea la protesta social en Irlanda

Una derrota digna: se aprueba el TLC UE-Colombia en Irlanda

Syriza: Terremoto en Europa

Je ne suis pas Charlie (Yo no soy Charlie)

Colombia: Parlamentarios en Irlanda llaman a reanudar el diálogo y a un cese al fuego bilateral.

La solidaridad

Víctimas y víctimas ( Audio)

Colombia: Paros cívicos y conflicto social

La esquizofrenia de Santos: negociación y confrontación

Con Fuerza hacia el Foro Regional Ambiental de Tolima

Colombia: Y con el EPL… ¿entonces qué?

Colombia: Santos, el gran encantador de serpientes

Colombia: Presidente habemus: mandato por la paz con injusticia social

Colombia: ¿Tiene Santos las llaves de la paz?

El proceso de paz ¿secuestrado por el miedo?

Uno, dos, cien Buenaventuras por toda Colombia…

Colombia: Obreros de Cristar SAS, Buga (Valle del Cauca): 900 días en resistencia

Colombia: Reseña del IV Encuentro de Mujeres Campesinas y Luchadoras (El Cabuyal, Palmira, Valle del Cauca. 30 de Marzo, 2014)

¿En qué quedamos? ¿Las FARC-EP van ganando o perdiendo?

Zozobra y terror en Pradera, Valle del Cauca

Lo que no dice el artículo del Washington Post (I Parte)

Colombia: “Estar presos así, tan inocentemente”: Sobre los cuatro soldados de La Marina acusados de rebelión

El loco Ordóñez y las llaves de la paz

Colombia: Proceso de paz: ¿de las puertas abiertas al portazo en la cara?

Nueva audiencia por el caso del campesino José Norbey Lugo Caballero, afiliado a Astracatol-Fensuagro (5 de Noviembre)

Asesinado dirigente campesino que se opuso a mina La Colosa (Cajamarca, Tolima

Colombia: Entrevista a Marco Reinerio Montealegre, dirigente cafetero de Tolima "La fuerza campesina es determinante para transformar nuestro país"

Colombia: Los paros agrarios y la lectura de su impacto político. Contribución para un debate necesario

Gobierno de Irlanda muestra preocupación por represión durante el Paro Nacional Agrario y Popular

La vía democrática al socialismo 40 años después de Allende

El paro agrario y popular, síntoma de algo nuevo que nace en Colombia

El gobierno colombiano siembra el terror: los casos de Cajamarca y Castilla (Tolima))

Protesta social recibe tratamiento militar en Colombia. Grave situación humanitaria en el Cauca

Colombia: Municipio de Piedras (Tolima) dice no a la megaminería

Catatumbo: que Santos renuncie a la violencia para hacer política

¡Presos de la Marina, 7 libres, 1 por liberar!

Solidaridad desde Irlanda con el Catatumbo

Pereira, aterradoramente limpia

Catatumbo

Santos, el "pacificador" de Colombia

Entrevista a Guillermo Cano, dirigente detenido de Astracatol “Se está dando una persecución contra la organización sindical campesina”

Marcha Carnaval en Tolima contra La Colosa: Desde Dublín pronunciamos nuestra solidaridad con las Comunidades de Cajamarca, Tolima, en su resistencia contra la Colosa

Lo que faltaba: macartismo indigenista

James Petras: “En Colombia la lucha por la tierra, por la justicia social, constituyen el eje del conflicto y de su eventual solución” . Con Eliecer Jimenez Julio

Falsos positivos, ejecuciones extrajudiciales y derechos humanos

Libertad a los presos de La Marina!

Reflexiones sobre el asesinato de Giovanni Díaz: guerrillero, campesino, colombiano

Colombia - La sombra de la Colosa sobre Cajamarca, Tolima: Megaminería, el nuevo delirio del Dorado

Sobre la retención ilegal de los dirigentes campesinos tolimenses Maribel Oviedo, Onán Cortez, Osiel Giraldo

Colombia - La sombra de la Colosa sobre Cajamarca, Tolima: Megaminería, el nuevo delirio del Dorado

Tras dura represión y amenazas de masacrar campesinos, se llega a acuerdo con los cafeteros

Amargo café, amargo cacao: violenta represión a la protesta de campesinos cafeteros y cacaoteros en Colombia

Colombia: Continúa la Guerra Sucia en La Marina (Chaparral, Tolima): Amenazas del Ejército contra la familia Díaz

Colombia: Para los de ruana, la arbitrariedad y la injusticia: sobre los presos de La Marina (Tolima) Colombia: Se consolida la represión y el terror de Estado en la Marina, Chaparral (Tolima)

El terrorismo de Estado se pasea a sus anchas en Europa

¿Dar la cara a las víctimas?

Masacre de Santa Rosa de Osos, ¿qué nos dice del paramilitarismo en Colombia?

Empezamos maluco: Negociación de paz y el cuento chino de la “democracia” asediada

Representación Política, Legitimidad e Insurgencia

En Ituango, en Caloto, en todo el territorio… que cese la represión contra el pueblo organizado

Si el río suena… ¿significa paz a la vista?

El juego de "divide y reinarás" de Santos en el Cauca y la apuesta por la unidad de los que luchan

Memoria selectiva : sembrar cizaña para dividir , José Antonio Gutierrez y Jaime Jimenez

El Cauca, síntoma del agotamiento de la Unidad Nacional y desafío para el movimiento popula

Atentado a dos Londoños: la estridencia y el silencio

Entrevista con Franklin Castañeda, abogado defensor de derechos humanos: “se dice que no hay presos políticos en Colombia, pero hay presos claramente discriminados por razones políticas”

A raíz del Caso Langlois: Medios y Conflicto en Colombia

Colombia empalada

Colombia: Para la paz es necesario: voluntad, levantar calificativo de terroristas y reconocimiento del derecho a la rebelión. Conclusiones Seminario conflicto y paz en Dubín

La Geopolítica de la Paz y los Conflictos: Colombia, Kurdistán, Sri Lanka e Irlanda del Norte

¡Para hablar de Paz hay que hablar de Guerra! (1a parte)

Las cárceles convertidas en trinchera de lucha

Hablemos del conflicto social y armado colombiano

El paro armado de los Urabeños: ¿Cría cuervos y te sacarán los ojos?

La reforma a la justicia es más grave que el caso del ladrón detrás del juez

El significado del asesinato de Alfonso Cano, líder de las FARC-EP

Santos: luz verde para la guerra sucia en Colombia

Colombia no es Porto Alegre: Boaventura de Sousa Santos y la socialdemocracia

La otra guerra de Uribe: los estudiantes y las universidades públicas por CILEP.

¿Quién mató a Facundo Cabral?


 

Palabras clave:Colombia | Pornocracia | mercantilización mujeres | Propaganda de guerra | Abya Yala | América latina | Mesa de paz La Havana | Diálogos de paz | José Antonio Gutiérrez D.  

Actualizado ( Jueves, 12 de Noviembre de 2015 18:37 )