Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Politica Mundo


María Augusta Calle o la crónica de la infamia mediática de América Latina

E-mail Imprimir PDF

Entrevista con la diputada ecuatoriana calumniada de tener nexos con las FARC


Si se quiere relatar la crónica de la infamia mediática de América Latina, particularmente de Ecuador y Colombia en los últimos años, es imprescindible aludir al caso de la diputada ecuatoriana María Augusta Calle Andrade, vejada, calumniada, injuriada por los grandes órganos informativos de índole mercantilista que prefabricaron toda una novela sobre su alto rol directivo y de coordinación de la guerrilla de las Farc en su país.

 

María Augusta Calle

En Ecuador, prácticamente todos los medios privados de comunicación y en Colombia concretamente los diarios El Tiempo, El Espectador, la revista Semana y las cadenas radio-televisivas RCN y Caracol fueron sistemáticos en involucrar a la dirigente política del movimiento Alianza País con la guerrilla colombiana, haciéndola aparecer como un cuadro importante en la coordinación tanto financiera como política, así como en la ejecución de diversos planes subversivos en territorio ecuatoriano.

 

Fueron más de cinco años de linchamiento mediático que afectó en grado superlativo la honra y tranquilidad no solamente de ella sino de buena parte de su familia. El infierno de María Augusta y la condena sin fórmula de juicio ni sustento probatorio a que la sometieron los mercachifles medios de comunicación colombianos y ecuatorianos, y con ellos la alianza de la canalla mediática de la derecha en el hemisferio que lidera la CNN en español, comenzó cuando en enero de 2004 fue capturado en Quito, Ovidio Palmera, alias Simón Trinidad, integrante del Secretariado de las Farc. Según las primeras pesquisas (carentes de todo rigor) una de las principales personas de contacto en Ecuador del dirigente guerrillero era Calle, hasta tal punto que algunos oficiales de alto rango de las Fuerzas Armadas Ecuatorianas con estrechos vínculos con la CIA y la embajada norteamericana, sostenían que contaban con fotografías que probaban la cercanía de la diputada con Trinidad. Obviamente que los medios de la derecha utilizaban la información filtrada por militares ecuatorianos para alimentar su historia con toda clase de especulaciones y, de paso, atacar al presidente Rafael Correa, que han adversado y desprestigiado desde que llegó al Palacio de Carondelet en 2007.

 

Un nuevo capítulo sobre la vinculación de Calle con las Farc se escribió y se difundió continentalmente a raíz de la violación de territorio ecuatoriano por parte del gobierno del cuestionado presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez el 1 de marzo de 2008, cuando atacó el campamento del jefe guerrillero Raúl Reyes, localizado en la zona conocida como Angostura, en la provincia de Sucumbíos.

 

La operación mediática montada por el gobierno de Uribe, su entonces ministro de Defensa, Juan Manuel Santos y el director de la Policía Nacional, Óscar Naranjo, dio cuenta que se habían logrado incautar en desarrollo de la acción militar en que murió Reyes y un grupo de 26 personas que lo acompañaba, varios computadores y algunos dispositivos informáticos.

 

En esos "indestrutibles" computadores del jefe guerrillero, según la versión oficial del cuestionado gobierno de Uribe, se encontraron millones de documentos y correos electrónicos en que se "confirmaba" una vez más los vínculos estrechos de la diputada María Augusta Calle con las Farc.

 

Con nuevos insumos "informativos" la canalla mediática latinoamericana retomó la historia y mostró a la dirigente política en las primeras planas y titulares de telediarios, noticieros radiales e impresos como la número uno de las Farc en Ecuador.

 

La Fiscalía de Colombia ante semejantes "evidencias" obtenidas de los súper computadores de Reyes abrió una causa penal contra Calle y tras cinco años de investigaciones tanto en ese país como en Ecuador, el pasado 14 de marzo decidió archivar el proceso por no haber encontrado mérito probatorio alguno.

 

Sin embargo y pese al drama humano, familiar y social que vivió María Augusta durante todos estos años, uno de esos aprovechadores de una frecuencia radial que se autocalifica de "periodista" se atrevió a afirmar que no entendía el término ni el alcance de linchamiento mediático, ahora que gracias al trabajo y liderazgo político de esta diputada de Alianza País en la Asamblea Nacional se logra introducir esa figura tanto en la Ley de Comunicación como en el Código Penal del Ecuador.

 

María Augusta Calle es una periodista, socióloga y activista social que desde muy joven ha estado involucrada en las luchas de apertura democrática y defensa de los derechos humanos en su país. Participó de manera intensa en las protestas y jornadas que en Ecuador se llevaron a cabo contra la cesión de la base militar de Manta por parte del entreguista y corrupto gobierno de Jamil Mahuad al Comando Sur de los Estados Unidos en 1999, y ha acompañado a Rafael Correa desde que irrumpió en la arena política ecuatoriana en 2006.

 

Sus posturas patrióticas y antiimperialistas le han valido el encono de la derecha decadente ecuatoriana y en gran medida ello explica que haya sido involucrada con dirigentes de las Farc, a quienes, como señala en esta entrevista, nunca ha conocido ni ha tenido contacto alguno.

 

Para conocer en detalle este drama del linchamiento mediático, visitamos en su oficina en la Asamblea Nacional del Ecuador a María Augusta Calle, quien actualmente se desempeña como Vicepresidenta de la Comisión Permanente de Soberanía, Integración, Relaciones Internacionales y Seguridad Social de esa corporación.

 

Más que una entrevista periodística con el Observatorio Sociopolítico Latinoamericano WWW.CRONICON.NET, fue una amena charla de aproximadamente dos horas, después de la cual reafirmamos nuestra convicción de la necesidad imperiosa que tienen los países de nuestra región de contar con Leyes de Comunicación como las que se han expedido en Ecuador, Argentina, Venezuela y Uruguay para frenar los abusos de los dueños de los latifundios mediáticos como los llama Ignacio Ramonet y democratizar tanto la propiedad como el acceso a los medios de comunicación.

 

La diputada ecuatoriana María Augusta Calle muestra una de las múltiples  carpetas en que archiva los centenares de recortes de prensa en los que la canalla mediática tanto ecuatoriana como colombiana la vinculaban como enlace de la guerrilla de las Farc en su país. (Fotos de Germán M. Arellano O.)

LA DUDA DE LA EXISTENCIA DE LOS SÚPER COMPUTADORES DE RAÚL REYES

- ¿Cuál es la valoración que hace después de cinco largos años de linchamiento mediático a raíz de su supuesta aparición en los documentos encontrados en los "indestructibles" computadores de Raúl Reyes?

- Yo primero dudo muchísimo que haya existido súper computadores y esa duda me la rectifica el informe de la Interpol, un informe que fue muy utilizado por el gobierno de Uribe en su momento y por la gran prensa mercantilista de América Latina. En ese informe se dice claramente que entre el 1 y el 3 de de marzo fueron introducidos más de cuarenta y dos mil documentos.

- ¿Cómo así?

- Sí, lo dice el informe de la Interpol. Y también señala ese informe que se hubiera necesitado que una persona tenga una gran longevidad, que pueda vivir más de cien años, sin hacer otra cosa, de día y de noche que leer o escribir las 24 horas esa cantidad de documentos que existían en los computadores de Reyes. Claro, eso es un poco ciencia ficción, o Reyes era de otro planeta o llevaba una vida así. Por eso es que dudo mucho de que la información que dicen que estaban en esos computadores exista. Y las dudas se acrecientan cuando ya viéndole desde un punto de vista absolutamente legal, resulta que supuestamente esos computadores fueron recogidos en la incursión que se hizo a un campamento de las Farc en el Ecuador, en desarrollo de la cual murió Reyes junto a más de 26 personas de su grupo y fueron obtenidos por militares colombianos, que, por lo que yo conozco, un militar colombiano no tiene jurisdicción en el Ecuador y así lo dijo y lo reconoció el general Naranjo (director de la Policía Nacional de Colombia en ese entonces), a quien yo pedí que se lo llame a declarar dentro de mi investigación. Él afirmó que los militares colombianos por más que sean militares, en el Ecuador no tienen nada que hacer y en consecuencia no tienen jurisdicción para levantar evidencias que puedan entrar a hacer parte de un proceso legal.

- ¿Lo reconoció el propio general Óscar Naranjo?

- Lo dijo él, sí, dentro de mi proceso. Pero inclusive dentro de Colombia, ellos no tienen la potestad de levantar evidencia sino que quien la tiene es un fiscal, y de lo que sabemos no existió ningún fiscal ni colombiano ni de mi país durante la invasión a territorio ecuatoriano. Entonces, ahí empieza a complicarse el tema de que cualquier cosa que hayan recogido pueda constituirse en prueba dentro de un proceso judicial y le quita toda validez a los que creo que son dos computadores, cuatro USB, un disco duro, no recuerdo la cantidad de material o elementos que introdujeron dentro del proceso para pretender iniciar el juicio. Pero aquí hay algunas otras cosas: no hay cadena de custodia, no hubo un fiscal que haya realizado el levantamiento, pero iniciaron el proceso judicial.

- ¿Con qué material probatorio sustentable entonces abren el proceso judicial en Colombia contra usted?

- Del informe de Interpol sacan solamente las declaraciones del jefe de este organismo pero no leen realmente todo el informe; están también las declaraciones de los militares que estuvieron a cargo de la operación, como la de Roy Coyo Ortiz que es un oficial de inteligencia de Colombia, quien estuvo a cargo de abrir los computadores y que hace una aclaración bastante interesante según la cual él no encontró ningún correo electrónico en esos computadores de Reyes, lo único que había eran documentos de Word. A partir de esa declaración me entran más dudas todavía porque como le dije una vez al diario El Tiempo de Bogotá, yo puedo escribir un documento de Word que diga: querido Pablo, ahora que estoy de jefe de la aviación civil, tenemos todo el chance de mandar más mercancía a Miami porque yo soy quien doy los permisos para que esa mercancía llegue, cuenta conmigo, te quiero mucho, tuyo por siempre. AU. Y es un documento de Word, pero además en ese documento de Word yo puedo poner una posdata que diga AU. Para mayor información es Álvaro Uribe. Así son los documentos forjados en esos computadores. Documentos además en los que dicen, María Augusta Calle. ¿Los guerrilleros escriben así? Los hombres mas buscados, que han estado cincuenta años en la selva y que no han sido capturados y son tan irresponsables que ponen así: María Augusta Calle, con cedula de identidad número tal, número de teléfono tal, a quien ahora le vamos a decir "Pelos". Y desde ahí hablan de la "Pelos", la Alicia, y así hacen no solo conmigo sino con toda la gente ecuatoriana que estábamos en el gobierno en ese momento, o al ministro del Interior, Gustavo Larrea, a quien de ahora en adelante le llamaremos "Juan". Son cosas que se caen por torpes, es una burla, un insulto a la inteligencia. Hasta en el bajo mundo, según entiendo, dicen el tuerto y nadie sabe como se llama ni se revela en número de la cedula de identidad. Pero bueno, todos esos argumentos llegaron por lo que tengo conocimiento a la Procuraduría de Colombia y obtuve información a mediados del 2009 de que ese organismo de control con todos estos datos conceptúa a la Fiscalía que debe cerrar el proceso de la señora María Augusta Calle porque no hay ningún elemento de convicción que permita continuar. La Fiscalía, por su parte, decide tomarse tres meses más para ver si consigue otra prueba. Esos tres meses se convirtieron en cuatro años, y recién ahora en marzo deciden archivar el proceso.

- Vuelvo a la pregunta inicial, y si no había ningún elemento probatorio, ¿por qué cree que fue blanco de esa investigación penal y de los falsos señalamientos que le hizo la canalla mediática de Colombia, Ecuador y del resto de América Latina?

- Yo creo que, como lo vengo diciendo desde hace un tiempo, estuve en el lugar preciso, en el momento equivocado, por cuanto que como presidenta de la Comisión de Soberanía de la Asamblea Constituyente de 2008 teníamos el encargo político no del presidente Rafael Correa solamente sino de la ciudadanía ecuatoriana de que nuestra Constitución prohíba que existan en el Ecuador bases militares extranjeras. Eso significaba que la base norteamericana que había sido cedida por el gobierno de Jamil Mahuad (1998-200) tenga que salir de aquí, y los norteamericanos generalmente nunca se van de sus bases, la prueba de ello es Guantánamo. Y de lo que yo sé, no es que abandonan sus bases tan fácilmente, pues ellos pensaban quedarse en el Ecuador. El convenio que cedió la base de Manta a los norteamericanos se firmó en el año 1999 y llegaron en el 2000, durante los diez años que estuvieron hicieron arreglos muy importantes en la base que dan cuenta que proyectaban permanecer en este país, que además es un punto bien importante por su ubicación geográfica y estratégica de control para América Latina. La geografía demuestra que Ecuador queda justamente frente a China, queda más cerca del teatro de operaciones de la guerra colombiana, porque Manta está más próxima a las áreas de combate que Bogotá, pero además está Perú, Centroamérica y todo el eje del Pacífico. Entonces estratégicamente era un lugar muy importante. Nosotros sabíamos que no podíamos aceptar la presencia norteamericana en nuestro territorio desde un comienzo. Cuando el gobierno de Mahuad firmo el convenio nos juntamos varias personas y organizaciones aquí en el Ecuador, por lo que mi lucha no empezó en la Constituyente. Días antes de que se firmara el convenio de la base de Manta con Estados Unidos presentamos recursos legales para que no entrara en vigencia ya que el mismo no pasó por la aprobación del Congreso Nacional, obviamente perdimos todos los recursos pero yo estuve involucrada en todo ese proceso de ocho años de resistencia a la presencia norteamericana y cada vez que iban pasando los años nos reafirmamos en nuestro convencimiento de que teníamos razón de oponernos a la presencia norteamericana porque lo que pasó en Manta fue terrible, atroz, los hechos lo confirman: 23 buques de pescadores ecuatorianos hundidos; más de 200 compatriotas nuestros desaparecidos en aguas en alta mar; más de 150 pescadores que lograron sobrevivir a los ataques de los marinos norteamericanos contra sus embarcaciones; muchas niñas que eran llevadas a las fiestas en alta mar quedaron embarazadas y cuyos bebés cuando nacieron fueron arrancados de sus madres y no se sabe donde están; locales en Manta que fueron clausurados; gente ecuatoriana que creyendo que con la llegada de los gringos a esta ciudad se iba a convertir en Miami chiquito instalaron sus negocios allá y cayeron en la ruina. Tenemos cantidad de denuncias de abusos de militares gringos que salían borrachos y atropellaban a la gente y todo quedaba impune porque en la base no había justicia que pueda ser aplicada a ellos. Pero además, no queríamos que el Ecuador se convierta en una base de operaciones norteamericanas contra nuestra región, una base que atice la guerra, una base que no permita a los pueblos latinoamericanos, a ustedes en Colombia, a nosotros acá, resolver nuestra propia historia, era un problema de soberanía, pero también de seguridad. Y claro, cuando yo llegué a la Constituyente y me encargaron que presida la Comisión de Soberanía obviamente entré con fuerza a trabajar el tema, era el encargo de mi pueblo y de mi conciencia, y es lo que se hizo. El 29 de febrero, año bisiesto, del 2008, a las 0 horas y cinco minutos del 1 de marzo como consta en documentos, se entregaron los textos de los primeros cinco primeros artículos de la nueva Constitución ecuatoriana. Está el matasellos con la hora exacta y a los 20 minutos de entregados estos cinco artículos, el quinto referido a la prohibición de la presencia de bases militares extranjeras en el Ecuador y declarando al país como territorio de paz, se dio la invasión de tropas colombianas al campamento de las Farc en Angostura.

- Bueno, en política nada es coincidencia. ¿Qué ha podido auscultar más allá después de estos sucesos, porque esto que aparece como coincidencia tiene mucho de fondo?

- Tiene mucho de fondo y además tiene un antecedente que quizás lo explique. En diciembre cuando a mi me eligen presidenta de la Comisión de Soberanía, Relaciones Internacionales e Integración Latinoamericana de la Constituyente, la primera actividad que teníamos era la de reunirnos con las Fuerzas Armadas Ecuatorianas porque así nos lo había solicitado un grupo de altos oficiales que quería entregarnos un informe respecto de su situación. Nos convocaron a la bese de Manta en donde nos entregaron un selecto informe sobre el estado de las Fuerzas Armadas y luego nos presentaron una serie de diapositivas y unos mapas geo-referenciados con GPS, sobre los que nos decían se encontraban los campamentos de las Farc. Yo les pregunté que para qué nos presentaban esa información ya que no era de importancia para redactar la Constitución. Después, se acercó quien hizo la presentación de esta parte del power point y me dijo que lo que querían precisamente era entregarme esta información, a lo cual yo le respondí que consideraba que no era relevante. Esta información es de alta seguridad nacional, agregué, y por lo tanto les corresponde manejarla a ustedes, no a mí, que no me servía para nada, ni siquiera sé como se leen esos mapas y que consideraba que no nos aportaba nada en la redacción de los artículos constitucionales referidos a Fuerzas Armadas, razón por la cual me negué a recibirla. Al día siguiente llegó este personaje acompañado de otros miembros da alto rango de la Fuerzas Militares, y en una obra envolvente, digo yo, me encontré reunida con ellos, en una oficina de la primera vicepresidencia de la Asamblea Constituyente en Montecristi. Habían preparado todo y este personaje que era el coronel Mario Pazmiño empezó diciéndome que yo tenía que saber que la presencia norteamericana era fundamental para la aviación ecuatoriana, que era la posibilidad que ellos tenían de contacto con tecnología de punta, por lo que ello era sumamente importante y que no Iban a dejar que se saque a los norteamericanos de Manta. Agregó que ellos sabían que esa era mi bandera de campaña y que me querían advertir que les iba a dar muchísima pena pero sabían perfectamente quién era yo, tenían conocimiento de que era una persona muy ligada a mis hijos y que tenia obsesión con la seguridad y el cuidado de ellos, lo cual es cierto, y que lamentarían mucho verme llorar por su desaparición.

- Una amenaza abierta…

- Quien dijo eso se llama Mario Pazmiño.

- ¿Y sigue en servicio activo?

- No, no.

- ¿Y cuál fue su reacción?

- Yo me indigné con esta amenaza y le dije que a mí no se me chantajea y que jamás en mi vida me he dejado chantajear. Me dirigí a todos los militares que se encontraban frente a mí y les manifesté que ellos no eran dignos de llevar la bandera que tenían bordada en su uniforme porque eran unos traidores al país y que yo preferiría verles a mis hijos muertos antes que viviendo en un país de esclavos, salí entonces de la reunión e inmediatamente me desmayé, perdí el conocimiento porque era una cosa muy fuerte que hasta ahora me espeluzna, me conmueve. Luego de ese episodio le informé a Alberto Acosta, presidente de la Constituyente y seguí haciendo la tarea con mas fuerza. Después de la violación de territorio ecuatoriano por parte del gobierno de Uribe en Angostura yo le volví a informar al presidente Rafael Correa, porque Alberto no le dio la importancia sino ya cuando se dieron los hechos del ataque al campamento de las Farc. Cuando yo ligué todo me parecía demasiada casualidad la amenaza que me hicieron, la hora que se entregan los artículos en la Asamblea Constituyente sobre la prohibición de presencia de bases militares extranjeras con la hora en que se bombardea Angostura, y toda la andanada mediática en contra mía.

 

La dirigente de Alianza País, María Augusta Calle durante la entrevista con el director del
Observatorio Sociopolítico Latinoamericano www.cronicon.net, Fernando Arellano Ortiz.

- ¿Y qué paso con el coronel Mario Pazmiño?

 

- Se le abrió una investigación y se comprobó que tenía una relación muy cercana con la embajada norteamericana. Él es una de las personas que se encargó de sacar supuesta información que tenía sobre mí a los medios de comunicación. Fue quien dijo que poseía fotos mías con Simón Trinidad. Yo le pedí, le increpé, le exigí, que enseñara esas fotos porque la verdad sea dicha supe de la existencia de un señor que se llamaba Simón Trinidad cuando lo vi en los periódicos en el momento en que le estaban mandando a Colombia.

 

- ¿Usted nunca tuvo alguna relación o contacto con Simón Trinidad como lo denunciaron sistemáticamente los medios mercachifles de América Latina?

 

- No, ninguna relación, nunca supe que existía una persona que se llamaba Simón Trinidad hasta cuando lo capturan en Ecuador. Sin embargo los medios decían que había fotos mías con él. La afirmación que hizo Pazmiño contra mí ha llevado a que en los Estados Unidos sea considerada una persona de alta peligrosidad.

- Pero además la canalla mediática tanto ecuatoriana como colombiana afirmaba que usted hacía intermediación de pagos para la guerrilla de las Farc…

- Lo único que he tenido siempre, desde que trabajé en Naciones Unidas porque me obligaron, es una cuenta de ahorros, una única cuenta de ahorros, no sé manejar chequera. Afortunadamente en este tiempo la Fiscalía colombiana recabó todos los movimientos de mi única cuenta de ahorros y encontró que hasta antes de entrar a la Asamblea Constituyente tenía unos saldos muy bajos. Soy una persona de bajísimos recursos económicos, vengo de un sector muy popular, no tengo dinero, mi familia sí, pero yo opté por otra vida. Además toda mi vida he tenido cierta bronca con el sistema financiero, los bancos no son de mi agrado. Para la gente que me conoce, todo esto de que yo manejaba grandes cantidades otra cosa y se me hizo un daño humillante.

- ¿Precisamente todo ese linchamiento mediático cómo afectó su vida? ¿Como fue todo este episodio de cinco años llevando esa zozobra permanente, lo cual acabó también con la vida de su madre?

- Es muy doloroso saber que cada día te van a sacar una nueva cosa. Durante dos años y medio todos los días a la una de la mañana abría internet para ver cuál era la calumnia del momento. No fue un linchamiento mediático de dos o tres días. Fue muy fuerte el tener años a la prensa dándome una calumnia diaria hasta que llegó un momento en que yo me reía y le decía a un periodista en televisión, oiga, mejor digamos que Marulanda era mujer y tenia churos, porque resultaba en un momento dado que yo había sido quien dirigía a las Farc. Según los medios era tanta mi influencia, mi capacidad de mando en las Farc que ya llegaba a niveles absurdos. Pero además del acoso físico, me pusieron en una lista de las Águilas Negras de Colombia, un grupo paramilitar que opera aquí en el Ecuador. Todo ello conllevó a que tuviera vigilancia permanente hasta hace un año, en mi casa, en mis traslados. Mi mamá tenia 85 años cuando empezó todo esto siendo ella una mujer muy lucida, muy vital, muy fuerte pero esta situación le causó un Alzheimer. Ella decidió no comer cuando salió el informe de la comisión de Angostura, en la que me imputaban un nuevo delito, pues yo también había sido quien les sacaba las cedulas a los del las Farc. Mi madre no resistió y murió. Sin embargo, todo mi trabajo, el estar dentro de Asamblea Nacional, el preocuparme de otras cosas como el estudio y el trámite de iniciativas como la Ley de Aguas, la Ley de Comunicación entre otros temas, me ha dado fuerza, y sobre todo, tenerle como jefe, como líder de mi movimiento a Rafael Correa lo nutre a uno de valentía también.

- ¿El presidente Correa ha sido solidario con usted?

- Muy solidario, siempre ha estado ahí, dándome fuerza, apoyando, defendiéndome cuando ha sido necesario. Es que en este caso además no he sido solamente yo la agredida, él también fue atacado porque permanentemente le decían que tenía vínculos con las Farc. El presidente Correa te contagia de valentía, te genera discurso, eso me ayudó mucho.

- Sus hijos también fueron afectados psicológicamente…

- Tengo dos hijos, pero especialmente mi hija mayor entró en un nivel de angustia tan grande que no pudo mantener su matrimonio, además, entró en niveles de depresión y angustia que no le permitieron seguir en la universidad, ahora recién a los 5 años ha vuelto a retomar sus estudios. Actualmente la veo más tranquila, pero es que era angustiante porque salía de la casa y tenía gente que le seguía y yo tenía que irle a recoger y el día que no podía, ella entraba en un nivel de angustia muy fuerte. Tenerles detrás a los paramilitares no ha sido fácil, ahora entiendo el horror que se vive en Colombia con eso, pero además con toda una estigmatización a toda la familia no tanto por el tema de guerrilleros sino por el vínculo con el narcotráfico. Es terrible porque ha sido una acusación muy grave y muy seria.

- ¿Después de la decisión de la Fiscalía colombiana, los medios comerciales ecuatorianos asumieron alguna posición? ¿Rectificaron, dieron la noticia? ¿Cuál fue el tratamiento respecto de la decisión del archivo de su proceso judicial en Colombia?

- En ninguno de estos medios se ha hecho una noticia referida exactamente a la resolución de la Fiscalía colombiana, dijeron algo cuando hicieron un resumen del enlace del presidente Rafael Correa el sábado en que informó sobre el archivo de mi investigación. En contraste, han sido únicamente los medios públicos los que han hecho noticia al respecto, y Ecuador inmediato que es el portal electrónico más leído de este país y que además es un medio de un altísimo grado de profesionalidad y de ética.

- ¿Y frente a tanta distorsión, calumnia e injuria no ha pensado accionar jurídicamente contra la canalla mediática ecuatoriana?

- Si, pero justamente primero debo resolver el tema económico para pagar a mis abogados colombianos. Porque la verdad es que no tengo plata y las Farc no me han dado un centavo para ello. (Risas).

- ¿Y frente a la prensa de Colombia que podría decir?

- Frente a los ataques de la prensa colombiana me significaría entablar un proceso y la verdad es que yo no quiero saber nada de Colombia, me ha hecho sufrir mucho. Aunque su pueblo es maravilloso, lo he dicho siempre.

- El colombiano es un pueblo muy sufrido pero con una oligarquía bastarda y una clase gobernante mafiosa que básicamente lo ha subyugado…

- Yo siempre digo algo que le escuché a mi padre: el pueblo colombiano es el pueblo más simpático del mundo, y es así, donde están los colombianos haces amigos, son gente muy simpática, muy querida, pero la estructura de poder en Colombia es de miedo, hay una diferencia entre la oligarquía ecuatoriana y la colombiana. Aquí la oligarquía ecuatoriana cuando ve que va a perder la mano se corta el dedo y sigue, por eso es que aquí no existe guerrilla, no es por que sean buenos, no, sino porque son diferentes, porque no hay las fortunas enormes que tienen en Colombia. La oligarquía colombiana es de un enorme poder político, financiero, tienen una cantidad de ligazones con el crimen organizado, con el narcotráfico, con la política, mientras más estudias a Colombia menos la entiendes. Entonces, para empezar una pelea en un territorio que no es el mío, sinceramente prefiero no hacerlo.

CONCEPTO DE LINCHAMIENTO MEDIÁTICO EN LEY DE COMUNICACIÓN

- Esta experiencia dolorosa le ha servido para que en su labor de legisladora haya planteado la necesidad de tipificar el linchamiento mediático tanto en la Ley de Comunicaciones como en el Código Penal ecuatoriano. ¿Cuáles son sus alcances?

- Sí, estoy trabajando muy fuerte en eso con abogados y con compañeros que manejan el tema de la doctrina jurídica para no tener equivocaciones. En las normas deontológicas dentro de la Ley de Comunicación se va introducir el concepto de linchamiento mediático. Cuando yo hice esta propuesta en el plenario de la Asamblea Legislativa empecé a recibir llamadas de muchísima gente en su apoyo, entre ellas la de un muchacho que fue acusado por la prensa durante dos meses de que él era parte de una banda que había asaltado unas joyerías y después descubrieron que no tenía nada que ver. Sin embargo los medios que se alimentaron de esta acusación cuando la Policía y la Fiscalía dijeron perdón, nos equivocamos, no es usted el responsable de ese delito, no rectificaron ni hicieron la aclaración del caso. Este muchacho inocente salió hace dos años y medio de la cárcel y desde ahí se refugió totalmente en su habitación, no compartía siquiera con su familia y sus padres debían acercarle los alimentos, hasta que escuchó que yo hablaba de linchamiento mediático y que lo vamos a tipificar. Decidió entonces salir y terminar sus estudios de derecho, y así casos de futbolistas porque el periodismo deportivo es muy cruel, destroza a los chicos, casos de presentadoras de televisión, de cantantes, que la prensa les ha destruido la vida por vender más periódicos, por elevar el rating, entonces ahora se empieza a hablar de linchamiento mediático en el Ecuador. Hay un gran apoyo social porque la prensa tiene que saber que debe actuar con responsabilidad. Esto va hacer, creo yo, el mejor aporte de estos cinco años de dolor.

- La Ley de Comunicación es un hecho y un avance indiscutible para la democracia ecuatoriana. ¿Hacia a dónde apunta esta ley? ¿Cómo va a democratizar la propiedad y el acceso a los medios en este país?

- Esta ley tiene el objetivo de la defensa de los derechos a la comunicación de las ciudadanas y ciudadanos ecuatorianos. No es una ley de medios, es una Ley de Comunicación y está pensada para la gran ciudadanía. Apunta a la democratización de la comunicación a través de la redistribución del espacio radioeléctrico, ahora tenemos la concentración de frecuencias en más del 87% en manos privadas, la idea es que, después de expedida la ley, se redistribuya el espectro tomando en cuenta el dividendo digital. Estamos entrando ya en la transformación de la señal analógica a digital y vamos a tener un excelente dividendo digital y una redistribución del 33% para medios privados, 33% para medios públicos y un 34% para medios comunitarios, que no se refiere solamente a comunidades indígenas o afroecuatorianas sino a colectivos, universidades, grupos de mujeres, grupos de jóvenes. Una cosa es que se tenga acceso a la frecuencia y otra cosa es poderla sostener, entonces dentro de la ley hay una serie de artículos que garantizan, por ejemplo, que la publicidad estatal se tenga que pautar no de acuerdo al rating únicamente, sino también de acuerdo al contenido, a la territorialidad y a la pigmentación de audiencias, y que se tenga que pautar también en medios comunitarios para garantizarles su sostenibilidad, favoreciéndoles con extinción de impuestos para importación de equipos, capacitación a los miembros de las organizaciones de los medios comunitarios, es decir, hay una serie de soportes para el mantenimiento. De otro lado, tenemos capítulos referidos a la publicidad que, como está planteado, va a significar el gran despegue de la industria audiovisual en el Ecuador, un poco retomando el tema de cómo lo hicieron en Colombia, de tener cuotas de participación, que la gente que trabaje en las producciones ecuatorianas sea mayoritariamente de origen nacional, de ninguna manera es una postura chauvinista ni mucho menos porque aquí tenemos constitucionalizada la ciudadanía universal. No es que no pueda trabajar gente extranjera en los medios, pero sí que tenga residencia en el Ecuador. Actualmente la publicidad se produce aquí y se manda a editar en Argentina o en Chile y todas las ganancias van allá, entonces, se trata de revertir esto. Es decir, que la publicidad se produzca en el país y de esta manera dar herramientas para quienes estén interesados en entrar al tema mediático, y los que busquen ser propietarios de medios de comunicación tengan posibilidades de sostenerlos con el objetivo de diversificar las voces que existen en el mundo de la comunicación y del periodismo ecuatoriano.

Fernando Arellano Ortiz, director de Cronicon.net

Fuente: Observatorio Sociopolítico Latinoamericano Cronicon. Net, Quito, junio de 2013.

Palabras clave:Colombia  Ecuaor  FARC  María Augusta Calle Andrade  Montaje judicial  prensa mercantilista de América Latina  paramilitarismo  El Tiempo  El Espectador  revista Semana  RCN  Caracol  linchamiento mediático  CNN  vilación de DDHH  Uribe  Juan Manuel Santos  computadores de Reyes  Fiscalía de Colombia  base militar de Manta  

Actualizado ( Miércoles, 26 de Junio de 2013 21:20 )  

Dosieres de actualidad destacados

 

Editorial La Pluma n° 1: A tod@s

Tenemos enemigos. Algunos de ellos intentaron hacer desaparecer nuestro sitio el 27 de marzo. Ese ataque maligno fue rechazado por nuestros proveedores de servidor. Sin duda estos enemigos trataran de...

 

Colombia: Solicitud de suspensión de las aspersiones con glifosato

Petición para solicitar la inaplicación de la Resolución 001 de enero 2017, expedida por el Consejo Nacional de Estupefacientes  En el año 2015, la suspensión de las aspersiones con glifosa...

 

Alerta: En Colombia, una nueva pacificación disfrazada de paz

« En el silencio no hay movimiento, el grito es por la libertad! Graffiti barrio San Antonio, Cali, Colombia » La Pluma.net hace un llamado a los ciudadanos del mundo, a los medios alternativ...

 

Venezuela: la palabra al Poder constituyente originario ¡El Pueblo!

« En el silencio no hay movimiento, el grito es por la libertad! Graffiti barrio San Antonio, Cali, Colombia » La Pluma.net apoya irrestrictamente la Revolución Bolivariana, hace un llamado ...

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy25697
mod_vvisit_counterAyer59920
mod_vvisit_counterEsta semana150281
mod_vvisit_counterSemana precedente390448
mod_vvisit_counterEste mes919749
mod_vvisit_counterMes precedente2279838

We have: 538 guests, 14 bots online
Tu IP es: 54.224.111.99
 , 
Hoy es el 17 de Jul de 2018