La pluma dice lo que el hombre calla...

26 octubre 2014 - 10:28
Inicio Articulos Derechos Humanos Impunidad


Colombia: Diez mil novecientas personas presas en desobediencia civil y huelgas de hambre en las cárceles de Bogotá

E-mail Imprimir PDF

Cerca de 8500 hombres de la cárcel Picota y ERON Nueva picota, y 2400 mujeres presas de Buen Pastor, se encuentran, hoy agosto 8/2012, en huelga de hambre y desobediencia civil en Bogotá para exigir al Estado de Colombia la protección de sus derechos a la vida, integridad física y psicológica, salud, y condiciones dignas de reclusión.

Actualmente en esta ciudad se encuentran, en cuatro cárceles donde nuestra Fundación realiza trabajo directo en materia de derechos humanos, una sobre población[1] carcelaria con un hacinamiento de 107.1%. (18.868 personas recluidas, mientras los cupos disponibles son 9.113[2])

La cárcel picota de Bogotá cuenta con 1587 cupos disponibles y mantiene recluidas cerca de seis mil personas, lo cual arroja una sobrepoblación crítica que representa un 278.1% de hacinamiento.

En el ERON de Bogotá -Establecimiento de Reclusión del Orden Nacional Nueva Picota, que mantiene recluido a unos 2500 hombres, las violaciones a los derechos humanos también son múltiples. Denuncia el preso político Pedro Rivera, que “el servicio de salud prestado es absolutamente deficiente y no cubre las necesidades reales de las personas que en ella se encuentran; las personas discapacitadas tampoco reciben un tratamiento, adecuado, no reciben beneficios administrativos que les permita salir de la cárcel por su avanzada edad. Por ejemplo está el señor Víctor Domingo Prieto Agudelo de 90 años de edad, del patio dos nivel 5 de esta cárcel y no le han permitido salir de la cárcel porque el área de jurídica de la cárcel no funciona”.

En la mañana del 6 de agosto/2012, unas 2400 mujeres privadas de libertad iniciaron huelga de hambre debido a las condiciones carcelarias que violan sus derechos y la de los niñ@s menores de tres años que se encuentran con sus madres reclusas. Esta reclusión, con disponibilidad en cupos para 1.275

Denuncian las reclusas que “sólo existe un médico para ellas, y no existen médicos pediatras, ni personal docente suficiente y capacitado para atender las necesidades médicas y de educación de los niños menores de tres años que viven con nosotras; la alimentación no es la adecuada; en los últimos 15 días han muerto dos reclusas; en enceldas disponibles para dos personas dormimos entre 6 y 7 mujeres, además existen brotes de varicela; el INPEC, no nos proporciona útiles de aseo”.

La mayoría de las reclusiones de mujeres no cuentan con el servicio de ginecología, ni pediatría en lugares donde hay niñas y niños. Además, el INPEC no suministra útiles de aseo a las mujeres detenidas en sus instalaciones.

Cárcel Nacional Modelo: este Establecimiento tiene capacidad para 2907 reclusos[4], sin embargo, hoy 8 agosto/2012, cuenta con 7968[5] hombres presos. Un hacinamiento de 174.1%. Es decir, Cinco mil sesenta y una personas más de su capacidad de albergue. Lo que conlleva a que los presos de la modelo sean obligadas a dormir arrumados en baños, pasillos, compartiendo celda hasta con diez personas más, sin atención en salud eficiente y oportuna.

Detenidos de cuatro cárceles mas, como Acacias-Meta, Combita-Boyacá, La Pola-Cundinamarca, y la cárcel Nacional Modelo-Bogotá, han manifestado su intención de iniciar también jornadas de desobediencia civil y huelgas de hambre.

Una situación generalizada: La sobrepoblación crítica, y las múltiples violaciones a los derechos humanos en las cárceles, es una situación generalizada en los 142 Establecimientos Penitenciarios y Carcelarios existentes en Colombia bajo la tutela del INPEC. Según el director general de este instituto existía, para el seis de abril de 2012, un total de 115.526[6] personas presas en Colombia, para un sistema carcelario con capacidad en cupos para 75.620 personas. Esto refleja un hacinamiento general carcelario del 52,8%.

Esta situación, en parte, responde a la aplicación Estatal de una política criminal que hace énfasis en la privación de la libertad sin garantizar los derechos de las personas presas, en lugar de generar políticas que busquen dar soluciones a las causas que originan la violencia política y la conflictividad social, y por ende el nivel de infracción a las normas legales.

La cárcel en Colombia se ha convertido en un escenario donde los derechos humanos son violentados continuadamente de manera sistemática y generalizada en completa impunidad.

Esta situación se viene presentando a pesar de las múltiples recomendaciones, quejas, denuncias, solicitudes y acciones de tutela, entre otras acciones políticas y jurídicas. Acciones todas en las que se solicita la protección de los derechos de las personas presas, el mejoramiento de las condiciones carcelarias, y una lucha contra la impunidad por parte de nuestra FCSPP ante el Estado colombiano en general y el INPEC en particular.

Vale plantear también que esta situación fue evaluada hace más de catorce años. En abril de 1998, la Corte Constitucional señaló la “existencia de un estado de cosa inconstitucional en el sistema penitenciario”[7]. Esta decisión es tomado dado que las autoridades responsables desconocen abiertamente la normatividad (también la jurisprudencia) nacional e internacional que alude a los derechos de las personas privadas de la libertad[8] y en tanto las “cárceles colombianas se han convertido en un problema de orden público y en centros donde se violan sistemáticamente los derechos fundamentales de los internos[9]” situación que hoy permanece.

Igualmente Congresistas colombianos[10], congresistas británicos[11] y organizaciones nacionales e internacionales, en materia de derechos humanos, como la Organización Mundial Contra la Tortura[12] han solicitado al Estado colombiano la protección y garantías a los derechos de las personas presas. Sin embargo la crítica situación carcelaria va en incremento en sus violaciones a los derechos humanos.

Solicitudes de la FCSPP:

Frente a este panorama nuestra Fundación insiste al INPEC y al Estado colombiano que garantice y respeten los Derechos Humanos de todas las personas presas, en especial el derecho a la Vida, la Libertad, la Integridad física y Moral, a un trato digno; igualmente se garantice un juicio justo e imparcial, y los demás derechos de las personas privadas de la libertad, procesadas por delitos político.

Que se emplee de manera inmediata una comisión jurídica que evalúe y otorgue las libertades a todas aquellas personas privadas de libertad que tengan derecho a ella y que por congestión de las oficinas jurídicas carcelarias, y por la falta de garantías judiciales, se encuentran en una situación prolonga de detención.

Al INPEC en particular, la FCSPP, le ha solicitado, de manera reiterativa que de acuerdo con sus competencias, de manera urgente, oportuna y eficaz adopte todas las medidas que sean necesarias para garantizar la protección integral de los derechos de las personas presas en Colombia y que se encuentran bajo su jurisdicción.

A los órganos de control del Estado, adoptar de manera urgente, oportuna y eficaz todas las medidas de orden político y jurídico que sus mandatos le permitan y que sean necesarias y suficientes para garantizar la protección de los derechos de las personas presas. Así mismo, adelantar acciones y sanciones que vengan al caso con el fin de evitar que sigan vulnerándose los derechos en las cárceles.

_____________

[1] Según estándares internacionales, en materia carcelaria, se considera que existe una sobre población crítica cuando un establecimiento de reclusión registra una tasa de hacinamiento superior o igual al 20%.

[2] Instituto Nacional, Penitenciario y Carcelario – INPEC- Oficina Asesora de Planeación. Población de Internos en Establecimientos de Reclusión y Regionales. Agosto 31 de 2011.

[3] Fuente: INPEC. Ibídem.

[4] Ibid.

[5] Fuentes del INPEC publicada en: http://www.inpec.gov.co/portal/page/portal/Inpec/SeccionInpeccomoinstitucion/

EstablecimientosPenitenciarios/DetalleEstablecimiento?establecimiento=923.

[6] General Gustavo Ricaurte, director general del Inpec: http://www.rcnradio.com/node/90278#ixzz1ORWb3Qo7.

Abril 6 de 2012. También manifestó que, en el primer semestre de 2011, más de 20.000 personas ingresaron a las cárceles y tan sólo unas 7.321 recobraron su libertad. “Esto quiere decir que el 65.2 por ciento está condenado y el 34.8 por ciento es sindicado”…Sobre el número de reclusos del país, sindicados y, precisó que 75 mil 396, entre hombres y mujeres, se encuentran pagando sus penas y 40 mil 130 tienen procesos en marcha.

[7] Corte Constitucional, sentencia T-153 de 1998, pág. 83. Mediante esa decisión, la Corte se pronunció sobre dos acciones de tutela en las cuales prisioneros de las dos cárceles más importantes del país denunciaban que se habían convertido en víctimas de una situación persistente de hacinamiento que tendía progresivamente a ser más crítica.[8] Corte Constitucional, sentencia T-153 de 1998, pág. 83.

[9] Ibid, pág. 89.

[10] http://www.redcolombia.org/index.php/noticias-nuevas/noticias/comunicados/1388-cra-de-representantes-en-pleno-solicita-cierre-de-carcel-de-valledupar.html

[11] http://www.comitedesolidaridad.com/index.php?option=com_content&view=article&id=562:congresistas-britanicos-envian-carta-al-presidente-santos-apoyando-cierre-de-carcel-devalledupar&catid=1:nacionales&Itemid=66[12] http://www.omct.org/es/urgent-campaigns/urgent-interventions/colombia/2011/05/d21265/

Fuente: CFSPP, 8 de agosto de 2012

_________

Mujeres presas en huelga de hambre - cárcel Buen Pastor – Bogotá.

Unas 2400 mujeres privadas de su libertad en la Reclusión de mujeres “El Buen Pastor de Bogotá” iniciaron hoy 6 de agosto/2012, a las 8:30 de la mañana una huelga de hambre debido a las condiciones carcelarias que violan sus derechos. Esta cárcel tiene disponibilidad 1.275 personas, sin embargo hoy tiene a 2400 mujeres presas, lo cual arroja una sobrepoblación crítica del 88.3% de hacinamiento.[1]

Denuncian las reclusas que en “llevan tres meses sin atención médica, que en los últimos 15 días han muerto dos reclusas, que en enceldas disponibles para dos personas duermen entre 6 y 7 mujeres, que existen brotes de varicela, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario –INPEC, no les proporciona útiles de aseo”.

Vale anotar que la reclusión de mujeres de Bogotá es el establecimiento del país que más mujeres detenidas encierra y durante años funcionó, en cuestiones de salud, con tres médicos que trabajaban medio tiempo, 4 horas al día. Motivo por el cual las mujeres nunca han contado con una cobertura suficiente, ni adecuada para ser atendidas en salud.

La mayoría de las reclusiones de mujeres no cuentan con el servicio de ginecología, ni pediatría en lugares donde hay niñas y niños. En sólo dos cárceles de mujeres, de 62 que hay en todo el país, existian 3 ginecólogos. Además, el INPEC no suministra útiles de aseo a las mujeres detenidas en sus instalaciones, y en los casos cuando esta institución suministra algunos implementos de aseo los hace en forma de de recompensa, ya sea a partir del “buen comportamiento que asuman”, o en algunas fechas especiales.

En estos momentos las cárceles del país no cuentan con servicios médicos lo que hace que el Estado colombiano viole de manera sistemática y generalizada, en 142 cárceles, el derecho a la salud, a la integridad física y moral, y a la vida a más de 115,526 personas que se encuentran bajo su tutela absoluta en las cárceles del país.

[1] Según los estándares internacionales, en materia carcelaria, se considera que existe una sobre población crítica cuando un establecimiento de reclusión registra una tasa de hacinamiento superior o igual al 20%. 

Fuente: FCSPP, 6 de agosto de 2012

_______

Grave crísis carcelaria cobra la vida de otro interno

La Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos, denuncia ante la comunidad nacional e internacional los siguientes HECHOS

Detenidos políticos recluidos en el patio No.2  del establecimiento de alta seguridad de La Dorada, han denunciado que el día de ayer 8 de agosto de 2012 falleció el detenido ALEXANDER ZULETA MURIEL T.D. 1989, oriundo de Pereira, al ser atacado por otro recluso con arma blanca. Al parecer los dos detenidos (víctima y victimario) presentan trastornos psiquiátricos, y el agresor hace aproximadamente dos meses había causado lesiones a otro detenido.

Según la información recibida los hechos se presentaron sobre las 12:30 p.m., y la guardia reaccionó solo media hora después de los sucesos, por lo que el detenido falleció sin recibir atención médica. A pesar de que se individualizó inmediatamente al presunto responsable y que no se presentaron disturbios en el patio la guardia procedió a gasear a todos los detenidos del patio y a encerrarlos desde la 1:15 p.m. hasta las 9 a.m. del día de hoy.

Nuestra fundación una vez más denuncia ante sus despachos que la inadecuada separación de la población reclusa es la principal causa de violencia intracarcelaria y de riesgo especialmente para las personas privadas de libertad por motivos políticos, además de contravenir lo preceptuado en la ley 65 de 1993 y en los tratados internacionales sobre tratamiento a la población reclusa.

Solicitamos a la comunidad nacional e internacional EXIGIR al estado colombiano en cabeza del presidente Juan Manuel Santos Calderón, para que ordene a una adecuada clasificación de la población reclusa y la separación de los detenidos políticos del resto de la población privada de libertad.

Así mismo, solicitamos a todas las organizaciones sociales, defensoras de los Derechos Humanos, y al movimiento popular, nacionales e internacionales EXIGIR a las autoridades Colombianas garantías para la vida e integridad personal de las personas privadas de libertad.

Enviar comunicaciones a las siguientes direcciones:

Dr. Juan Manuel Santos Calderón, Presidencia de la República Cra. 8 No.7-26, Palacio de Nariño Bogotá, D.C., Colombia. Fax: (+57 1) 566.20.71

Dra. Ruth Estella Correa, Ministra de Justicia Carrera 9a. No. 14-10, Bogotá, D.C., Colombia. PBX (+57) 444 31 00

Dra. Farid Benavides Viceministro de Política Criminal Carrera 9a. No. 14-10, Bogotá, D.C., Colombia. PBX (+57) 444 31 00

 Brigadier General GUSTAVO ADOLFO RICAURTE Director general INPEC Calle 26 No.27-48 Bogotá, D.C., Colombia PBX (+57) 2347474- 2347262.

Dr. Alejandro Ordóñez, Procuraduría General de la Nación Carrera 5 No. 15-80 Bogotá, D.C. Colombia. Fax: (+57 1)342.97.23 E-mail:

Dr. Volmar Antonio Pérez Ortiz. Defensoría del Pueblo Calle 55 No. 10-32 Bogotá, D.C. Fax: (+571) 640 04 91 E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Oficina en Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos Calle 114 No. 9-45 Torre B Oficina 1101. Edificio Teleport Bussines Park Bogotá, D.C. Teléfono PBX (57-1) 629 3636 Fax (57-1) 629 3637 E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

COMITÉ DE SOLIDARIDAD CON LOS PRESOS POLITICOS

Agosto 9 de 2012

Fuente: FSPP, 9 de agosto de 2012

______

Presos Políticos se comunican, desde cárcel Picota, frente a la emergencia carcelaria y la jornada nacional carcelaria de protestas

Bogotá, agosto 8 de 2012: Los presos de la cárcel ERÓN Picota Bogotá, no sólo nos solidarizamos con las justas luchas que adelantan los demás presos en las distintas cárceles del país. Si nos que a demás nos sumamos a las jornadas de desobediencia a partir de hoy miércoles 8 del año en curso, consistentes en no recibir comidas, no comprar productos en el caspete, no redimir penas, no salir a ninguna remisión entre otras desobediencias hasta nueva orden.

Esta vía de hecho, como única salida que nos han dejado las directivas del INPEC, la hemos optado porque también vivimos en carne propia todos los vejámenes y violaciones a los derechos que hacen que nuestra estadía en estos lugares infrahumanos sea lleno de torturas y de y mayor sufrimientos, muy lejos de los planes pusilánimes del gobierno por resocializar en todo el contexto de la palabra.

Las cárceles ya han desbordado sus límites de hacinamiento, que en su mayoría, tanto calabozos como pasillos están tan atestados de gente que no hay por donde caminar. Esto genera tropiezos y pisadas unos con otros que algunos no están dispuestos a soportar causando riñas y peleas constantes.

Se le suman las grandes colas que se deben soportar para poder ingresar al baño en procura de las necesidades indelegables del cuerpo humano. De la misma manera sucede al recibir la ducha diaria.

No contamos con sitios para lavar la ropa, tocando improvisar en cualquier lugar, formándose charcos de aguas sucias, formándose malos olores y aclimatando el espacio para la proliferación de enfermedades fitosanitarias que profundizan aún más la difícil situación. Como si fuera poco no se cuenta con suficiente atención médica y ni siquiera le están dando prioridad a los casos en tutelados, quedando la gran mayoría a la merced de las diferentes virosis del mal ambiente que hasta la presente ya dejan, en esta cárcel a cuatro muertos y múltiples enfermos graves producto del descuido y abandono.

Para el colmo de males, las comidas son mal preparadas, desbalanceadas, en mínimas cantidades, algunos productos de segunda clase y en estado de descomposición tocando a muchos votarlas, causando hambrunas y desnutrición.de remate, el expendio no surte de manera suficiente, y lo poco que venden, y a precios elevados, no suple necesidades básicas.

No contamos con suficiente infraestructura para laborar, devengar, y redimir penas. Y en muchas cárceles ni siquiera se cuenta con estos espacios apropiados. No tenemos derechos a disfrutar del sol tan necesario para nuestra salud, y la brisa que recibimos proviene directamente del paramo y es supremamente fría, insoportable e irresistible.

Lamentable es la situación para nuestras madres, esposas, hijos y demás familiares cuando vienen a visitarnos. Porque además de tener que soportar colas de varias cuadras de largo para ingresar, son sometidas a requisas que irrespetan la dignidad humana, y luego toca recibirlas en improvisados sitios muy incómodos que no son para tal fin.

Hay muchas tratabas para reprimir: tramites de documentos jurídicos que limitan el desarrollo requerido, o el esclarecimiento de nuestra situación particular. Y en casos, debido a esta negligencia administrativa del establecimiento muchos les han tocado permanecer acá, más del tiempo legal.

Producto de lo anterior, hasta la guardia encargada de la seguridad y de reprimir aún más al interno, han entrado en parálisis de sus actividades normales, porque su dinámica de trabajo ha colapsado y en estas deplorables condiciones no pueden garantizar las ordenes que reciben para cumplir sus funciones.

Todo esto es sólo un compendio mínimo de las terribles pesadillas vividas. Estamos completamente seguros que la solución no es construir más cárceles, porque mientras existan políticas represivas y excluyentes, huérfanas de inversión social, estas se llenarían y se hacinarían como las actuales.

Es imperiosa y de vital necesidad que se busquen desde ya, otras alternativas diferentes a estos encierro infernales para pagar condenas. Que contribuya a humanizar y mejorar las condiciones actuales de la comunidad carcelaria.

Invitamos al pueblo colombiano, a nuestros familiares, amigos y a diferentes organizaciones de derechos humanos y ONG para que se solidaricen y sumen también a las jornadas carcelarias que se realizan a nivel nacional en pro de la atención justa y digna que merecemos los presos. Porque la gran mayoría estamos aquí producto de la falta de oportunidades laborales, académicas y recreacionales, a demás del olvido total por parte del gobierno y sus políticas represivas. Ánimos compañeros que no estamos solos, porque hoy por hoy el pueblo se sensibiliza más y más por mejoras, la equidad, justicia y respeto por la vida.

Colectivo de Presos Políticos Policarpa Salavarrieta.

ERON Picota, Bogotá D.C,

Fuente: FSPP, 9 de agosto de 2012

_________

Detenidos se desnudan para protestar por críticas condiciones carcelarias

Presos del patio 3, sindicados y condenados, del establecimiento de alta seguridad de girón Santander, se unieron a la jornada nacional de protesta bajando el día de hoy a formar sin ropa. Los 178 reclusos del patio, con capacidad para 160, presentaron el siguiente pliego de peticiones:

1. Rebaja general del 20% de la pena como medida eficaz para reducir el hacinamiento//  2. Condiciones de salubridad acordes con la dignidad humana.// 3. Prestación eficiente e integral del servicio de salud.// 4. Aplicación de los subrrogados penales y garantía del debido proceso penitenciario.// 5. No extradición.

También denuncian los detenidos que la cárcel está hacinada, que en un patio con disponibilidad de 108 cupos, hoy habitan 153 personas. Hace dos meses los presos de Girón Santander también adelantaron una jornada de protesta para exigir sus derechos. Luego de reunirse con el INPEC y Caprecom, le empresa prestadora de salud, llegaron a unos acuerdos en materia de salud, y mejoramiento de la situación carcelaria.

Dos meses después los compromisos no fueron cumplidos por el INPEC, y la situación violatoria de los derechos humanos se extendió a las 142 cárceles que el INPEC tiene en todo el país.

Fuente: FSPP, 9 de agosto de 2012

Lea en la Pluma:

 

Presos políticos y sociales de Colombia: en jornada Nacional de protesta contra la tortura, montajes judiciales, hacinamiento, etc

Especial : En Colombia existen cerca de 9.500 Prisioneras y Prisioneros Políticos

Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Palabras clave:Colombia prisioeros en huelga de hambre y desobediencia civil  hacinamiento  violacion de DH  

Actualizado ( Jueves, 09 de Agosto de 2012 22:26 )  

Otros artículos relacionados

Enlaces favoritos - Clicar sobre la imagen

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

La ONU reconoce 57200 desapariciones forzadas en Colombia, la senadora Piedad Cordoba afirman que son mas de 250000...