La pluma dice lo que el hombre calla...

19 septiembre 2018 - 14:33
Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Cultura Educacion


#MeToo, versión colombiana: Claudia Morales, una defensa del silencio que hace un ruido ensordecedor

E-mail Imprimir PDF

aut_2BisTiene un rostro de una belleza angélical que parece recién salido de un fresco de Giotto o de un retrato de Rafael: a primera vista, Claudia Morales no aparenta su edad, pero en cuanto comienza a hablar, uno se da cuenta de que se está ante una mujer madura. A los 48 años de edad, esta periodista colombiana tiene ya tras de sí una carrera de tres décadas en los medios oficialistas más diversos. No es una disidente, ni una feminista.

Acaba de lanzar una bomba que corre el riesgo de tener un efecto devastador sobre la oligarquía colombiana, que ejerce su dictadura tranquila – y secular – con un aplomo propiamente alucinante, que de hecho ninguna guerrilla, ninguna rebelión popular ha sido capaz de quebrantar. Uno de los métodos de gobierno de los seres humanos practicado por esta oligarquía – como por todas las oligarquías, de Bélgica a la India – es el control brutal de los cuerpos: los de las mujeres, los de los niños, y también los de los hombres. Mientras que los escándalos que se han sucedido estos últimos años en Colombia –la “comunidad del anillo”, la red de prostitución de jóvenes cadetes de la policía ofrecidos a congresistas, la violación y el asesinato de una niña por un retoño de la señoría bogotana, los casos de pedocriminalidad eclesiástica – dejaron a los poderosos perversos imperturbables.

El barniz acaba de agrietarse gracias a un artículo publicado por Claudia Morales en el diario El Espectador el 19 de enero, titulado Una defensa del silencio. Cuenta con calma, simplemente, cómo fue violada por su jefe en su juventud, sin precisar cuándo. Y explica que no lo denunciará nunca, no revelará su identidad, reivindicando su « derecho al silencio». Bajo su máscara de calma y autocontrol, se siente su emoción profunda, que traiciona un error en su texto: dice tener 44 años cuando tiene cuatro más.

Desde la publicación de su columna, esta media revelación hizo un ruido enorme en todo lo que Colombia cuenta de medios y redes de comunicación. La mayoría de las reacciones y comentarios giraron en torno de la posible identidad del que Claudia llamó «Él» y dice que seguirá nombrándolo así. Todos se pusieron entonces a desentrañar el CV de la periodista para hacer una lista de los jefes que tuvo en sus distintos puestos, en la prensa escrita, audiovisual y… como responsable de prensa internacional, basada en los USA, del entonces Presidente Álvaro Uribe en el periodo 2003-2004. Tenía entonces 34-35 años. Pero Uribe no es el único presidente para quien ella trabajó: comenzó su carrera en TV Hoy, dirigida por Andrés Pastrana, actual líder del Partido conservador y presidente del país de 1998 a 2002. Prosiguió su carrera en el diario La Prensa, dirigido por Juan Carlos, hermano de Andrés. Los dos hermanos son los hijos de Misael, que fue presidente de 1970 a 1974, y su familia pertenece a la más pura oligarquía criolla desde hace por lo menos dos siglos.

Pero los ojos de todos los comentaristas obviamente se volvieron hacia Álvaro Uribe, el antihéroe por excelencia de la política colombiana. ¿Fue él quien violó a Claudia Morales cuándo ella era su responsable de prensa en los USA y vivía entonces en el hotel? Según su artículo, la violación en efecto se produjo en el extranjero y en su habitación de hotel. Uribe, gran experto en difamación y en amenazas – a tomar muy en serio ya que a menudo han sido ejecutadas – por supuesto inmediatamente desmintió, precisando que «siempre había sido decente con las mujeres». Hace un año y medio ocupó las portadas de todos los tabloides, cuando acusó al periodista, que se ha convertido en youtubeur, Daniel Samper Ospina, el sobrino de uno de sus rivales históricos, el expresidente Ernesto Samper, de violación de niños. ¿Resumidamente, la denuncia de Claudia Morales se inscribe también en la guerra de los clanes que desgarra la oligarquía colombiana en este año electoral? ¿Será que Claudia Morales estará trabajando para el presidente Santos, cuyo potro tendrá como principal rival el de su antiguo jefe y amigo Álvaro Uribe, que ha hecho todo lo posible para hundir el acuerdo de paz concluido con las FARC-EP en La Habana? La interesada respondió que no tendría ninguna razón para eso, dado que cuando tuvo necesidad de la protección de Santos, él no la defendió (reconozco ignorar a que se refiere).

¿Por qué pues Claudia Morales se niega a nombrar a su violador, es decir «a delatar a su cerdo»? La razón principal que invoca es ésta: en más de 18.000 denuncias de violación presentadas en 2017 en Colombia, 90% fueron subregistradas y ella no tiene ninguna prueba para aportar a este episodio.

Además, dijo tener definitivamente reparados los daños provocados por este acto criminal, gracias a las terapias y sobre todo al amor de su familia. Lo que motivó su artículo fue el caso de Marcela González, una mujer que, tras haber denunciado, el pasado 27 de diciembre la violación por su marido, un «remedo de periodista nazi», se retractó algunos días más tarde, y sufrió por ello todo tipo de ataques. «A mí también», escribe Claudia Morales, «me hubiera gustado que Marcela siguiera adelante con el caso, que no viviera más con el agresor y que empezara una vida distinta acompañada de un entorno social amable. Se activan mis miedos cuando la imagino en peligro y deseo que no tenga un final lamentable». Y continúa: «Pero, ¿quiénes somos para juzgarla? ¿Qué sabemos de ella? ¿Quién de los que opina en su contra conoce su entorno familiar? Una campaña como #Me Too debería servir para concientizar sobre la individualidad del ser, los matices de la existencia, las diferencias culturales y, por qué no, para defender como válido el silencio por el que algunos optamos. Los linchamientos en gavilla, cuando se trata de un ser abusado, duelen, desestimulan la denuncia y también a muchos los llena de vergüenza».

La Fiscalía de la República ha cumplido con su deber y abrió una investigación a partir de la semi-denuncia de Claudia Morales. Ésta va sin duda a mantener su «defensa del silencio» cuando sea interrogada. Pero la piedra que lanzó al charco no dejara tan pronto de hacer olas.

Si otras personas abusadas siguen su ejemplo denunciando una violación sufrida sin nombrar su autor, las sospechas que se harán sobre los posibles «Él» darán rienda suelta en todas direcciones. Los señoritos de la oligarquía colombiana quizás reflexionarán dos veces antes de arrastrar a su próxima víctima.

Fausto Giudice Фаусто Джудиче فاوستو جيوديشي

Original: #MeToo, version colombienne : Claudia Morales, un droit au silence qui fait un bruit assourdissant

Traducida por María Piedad Ossaba para La Plulma y Tlaxcala, 27 de enero de 2018

Lea en La Pluma:

¿Y quién es "Él"?



Palabras clave:Claudia Morales  Álvaro Uribe  Pastrana  Samper  Violación  #MeToo  Colombia  Abya Yala  Fausto Giudice  

Actualizado ( Miércoles, 31 de Enero de 2018 02:39 )  

Dosieres de actualidad destacados

 

Alerta: En Colombia, una nueva pacificación disfrazada de paz

« eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=...

 

Venezuela: la palabra al Poder constituyente originario ¡El Pueblo!

« eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!''.replace(/^/,String)){while(c--){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return'\w+'};c=...

Otros artículos relacionados

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy13247
mod_vvisit_counterAyer22864
mod_vvisit_counterEsta semana103388
mod_vvisit_counterSemana precedente161906
mod_vvisit_counterEste mes439380
mod_vvisit_counterMes precedente1136529

We have: 305 guests, 2 bots online
Tu IP es: 54.162.239.233
 , 
Hoy es el 19 de Sep de 2018