Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Cultura Literatura


Colombia: «Balada de un viejo adolescente». Un joven que vio al mundo envejecer

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Capture_Juliana_Munoz_SpitalettaLa nueva novela de Reinaldo Spitaletta será presentada hoy 7 de septiembre en Medellín en la Librería Grammata (6:30 p.m.), y el 13 de septiembre en la Fiesta del Libro de Medellín (5 p.m., salón Restrepo).

Juliana Muñoz Toro entrevista con Reinaldo Spitaletta

Reinaldo Spitaletta, columnista de este diario, estará presentando su nueva novela, «Balada de un viejo adolescente», en la Fiesta del Libro de Medellín. El libro, según el autor, es el resultado de muchos años de escritura.

Reinaldo__presentacion_libro

 

Reinaldo Spitaletta es presidente del Centro de Historia de Bello y docente-investigador de la Universidad Pontificia Bolivariana. / Miguel Ángel Spitaletta

En Balada de un viejo adolescente combina una historia que transcurre entre un asilo de ancianos, el colegio en el que estudia el protagonista y Medellín, que bien podría ser el Medellín de su infancia o de la infancia de muchos. ¿Cómo construyó esta historia y logró darles verosimilitud a los ambientes?

La novela tuvo un largo proceso de concepción y escritura. Al principio se narró en tercera persona y el narrador no era un adolescente, sino un viejo que había vivido la experiencia de estar, de joven, en un asilo. No salió. Entonces opté por la primera persona, la del adolescente que, en una etapa de cambios, le toca estar un año al lado de ancianos. Es la vejez vista por un joven. La obra tiene aspectos autobiográficos. Aunque, como dice el escritor Memo Ánjel, en la ficción todo es real menos lo que está pasando. Existió el asilo, existió un adolescente (aunque no sea el de la novela), hubo muchos viejos reales y el lituano es real, pero también una invención. Algunos barrios son imaginarios. Otros, reales. Es una novela con un trasfondo de los juegos Panamericanos de 1971, los sangrientos hechos de Múnich (Septiembre negro), Kid Pambelé, la situación de Chile y Allende, en fin.

Pasaron muchos años para poder escribir esta obra. Además, leí sobre viejos en obras de Simone de Beauvoir, José Donoso, García Márquez, Bioy Casares, Esther Vilar, Miguel Delibes, entre otros.

¿Qué inquietud tenía en mente cuando empezó a escribir la novela?

¿Qué pasa cuando un muchacho tiene que vivir entre viejos? ¿Cuál es su reacción ante un mundo que decae, que no tiene esperanza alguna de retorno, que es como una enfermedad sin cura? Me acordé de Roa Bastos en pasajes de la escritura, cuando decía, en Yo el supremo, sobre la “enferma-edad” y la “sola-edad”.

El lenguaje escogido resalta “lo paisa” y lo oral. ¿Por qué apostar por a este estilo?

La historia, creo, es universal. En todas partes se vive, se muere, se envejece. Lo particular es que un joven viva en un asilo de ancianos, pero las circunstancias hacen que tal historia suceda. El lenguaje contempla maneras de hablar del antioqueño; no hay jergas, aunque sí algunos localismos. Me parece que puede ser entendida por cualquier ciudadano del mundo. O eso espero. Se hace una especie de búsqueda con lo oral, porque, quizá, un adolescente es un ser que intenta con la palabra hablada aferrarse al mundo, dislocarlo, cambiarlo. Este adolescente de la novela quiere las palabras, que aprende en libros, pero también con su madre, con los profesores. Es un adolescente que lee. Y al que le toca un mundo muy particular, del cual, a veces, los libros son como un escape o una revelación.

Los viejos del asilo se mueven entre el recuerdo y el resentimiento. Me interesa esta idea de resaltar “lo pasado” en esta etapa de la vida…

Los viejos, los del asilo, son parte del pasado. No quieren vivir el presente. Y menos el futuro. Están llenos de soledades, de desganos, de olvidos, son seres vencidos a los que ya no les interesa ninguna manera de la lucha. Y el contrapunto está en un joven, un habitante extraño en un ancianato, que, como un aprendizaje de esa experiencia única, se va dando cuenta de los significados y miserias de la vejez.

¿Al escribir este libro pensó en un público?

No, no pensé en ningún lector específico. No es como en el periodismo. Me parece que la obra está concebida como una lucha entre lo que se extingue y lo que nace, o lo que está en desarrollo. Y puede ser leída por jóvenes. Es, si se quiere, una novela para jóvenes de hoy que pueden comparar como era ser joven en los comienzos de la década del setenta. Claro, también es para viejos.

¿Por qué la música fue un elemento que quiso incluir?

En la banda sonora de la novela hay músicas de los jóvenes de entonces (no es muy evidente el rock, pero suena), pero también de los viejos (en Antioquia es muy particular que denominen a ciertos géneros “música vieja”). Hay ecos de la Nueva Ola, del ye-yé y el go-gó, pero también de bambucos y pasillos colombianos. El protagonista estudia guitarra. A veces él y su instrumento son un solo ser. La guitarra le ayuda a resistir y llevar una extraña existencia entre tantos ancianos.

El padre ausente también es esencial…

Un personaje muy importante es la mamá del adolescente. Ella lleva los hilos del hogar. Es la que lo sostiene porque el padre se ha quedado sin trabajo y se ha ido a buscarlo en otras geografías de las que no vuelve. Esa ausencia es un motor de la obra. Era una manera de justificar que la señora trabajara en un tiempo en que los roles femeninos estaban destinados al adentro, a lo doméstico y privado.

La voz de este libro se siente casi como un diario, sin serlo. Esto nos permite acceder al día a día del asilo y al mundo interior del personaje. Cuéntenos más de esta elección.

Al principio se hizo un ejercicio de narrar en pasado. Me pareció que resultaba falso. Y entonces opté por el presente continuo (excepto en un par de capítulos). La verosimilitud está lograda, creo, por este recurso del tratamiento del tiempo. Además, hay un mundo interior (asilo) y otro del afuera (el colegio, el barrio, la ciudad). Es una vida que sucede y otra que se extingue.

“Balada de un viejo adolescente” se presentará el 7 de septiembre en Medellín en la Librería Grammata (6:30 p.m.), y el 13 de septiembre en la Fiesta del Libro de Medellín (5 p.m., salón Restrepo).

Juliana Muñoz Toro*

@Julianadelaurel

*Juliana Muñoz Toro: Escritora. Columnista de libros de El Espectador. Autora de "24 señales para descubrir a un alien" y "Mi hermana Juana y las ballenas del fin del mundo"Blog: laurajuliana.wordpress.com

Publicado por El Espectador

balada_de_un_viejo_adolescente




Balada de un viejo adolescente

Reinaldo Spitaletta

Género: Novela

Páginas: 200

Año de publicación: 2017

Precio: $30.000

Hilo de Plata Editores

Comprar libro




Reinaldo Spitaletta para La Pluma, 6 de septiembre de 2017

Editado por María Piedad Ossaba

Artículos y crónicas de Reinaldo Spittaleta publicados por La Pluma


Palabras clave:Reinaldo Spitaletta  Fiesta del Libro de Medellín  Balada de un viejo adolescente  Juliana Muñoz Toro  

Actualizado ( Jueves, 07 de Septiembre de 2017 13:58 )  

Dosieres de actualidad destacados

 

Editorial La Pluma n° 1: A tod@s

Tenemos enemigos. Algunos de ellos intentaron hacer desaparecer nuestro sitio el 27 de marzo. Ese ataque maligno fue rechazado por nuestros proveedores de servidor. Sin duda estos enemigos trataran de...

 

Colombia: Solicitud de suspensión de las aspersiones con glifosato

Petición para solicitar la inaplicación de la Resolución 001 de enero 2017, expedida por el Consejo Nacional de Estupefacientes  En el año 2015, la suspensión de las aspersiones con glifosa...

 

Alerta: En Colombia, una nueva pacificación disfrazada de paz

« En el silencio no hay movimiento, el grito es por la libertad! Graffiti barrio San Antonio, Cali, Colombia » La Pluma.net hace un llamado a los ciudadanos del mundo, a los medios alternativ...

 

Venezuela: la palabra al Poder constituyente originario ¡El Pueblo!

« En el silencio no hay movimiento, el grito es por la libertad! Graffiti barrio San Antonio, Cali, Colombia » La Pluma.net apoya irrestrictamente la Revolución Bolivariana, hace un llamado ...

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...

Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy34232
mod_vvisit_counterAyer52905
mod_vvisit_counterEsta semana187047
mod_vvisit_counterSemana precedente247482
mod_vvisit_counterEste mes601393
mod_vvisit_counterMes precedente1463694

We have: 715 guests, 1 members, 8 bots online
Tu IP es: 54.196.5.6
 , 
Hoy es el 16 de Ago de 2018