Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online


La esquizofrenia de Santos: negociación y confrontación

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

José Antonio Gutiérrez D.Esa es la locura de este país: tiene la sofisticación de Alemania y la violencia de Congo. La combinación es insólita. Por ejemplo: en este país se adelanta una negociación mientras se mantiene el combate y los de las Farc son condenados mientras se mantienen negociando. Eso no ha ocurrido en ningún lado.[1]

(Luis Moreno Ocampo, 28 de Julio, 2014)

 

"Están jugando con candela y este proceso puede terminar", fue la advertencia que hizo ayer el “presidente de la paz” en contra de las FARC-EP a raíz del reciente atentado que dejó al principal puerto del país, Buenaventura, en penumbras, afectando los negocios multimillonarios de sus amigotes empresarios. Que nadie se llame a engaños: aunque tenga la población civil a flor de labios, lo que realmente preocupa al presidente es el bolsillo de su clase social. Esta advertencia la hizo en Palmira (Valle) durante un acto conmemorativo de Manuelita, uno de esos ingenios azucareros que han esclavizado durante siglo y medio a los corteros, y llamó a sofocar las protestas de éstos mediante la bota militar durante la huelga del 2008. Difícilmente el escenario podía ser más apto para estas declaraciones. "Sabía desde el principio que iba a ser difícil explicar, por qué es que hablan ustedes en La Habana de paz y siguen en guerra”, remató Santos[2].

Aunque uno está acostumbrado a declaraciones cínicas por parte de los politiqueros colombianos de toda laya, reconozco que estas declaraciones me parecen extraordinariamente irresponsables. No se trata ya de que Santos tenga tal cara dura que parece que la tuviera cubierta de callosidades. Estamos ante un cuadro más complejo: parece que Santos sufre de una personalidad verdaderamente esquizofrénica. Existe una disociación profunda en su comportamiento en lo relativo a la paz y su percepción de la realidad parece totalmente alterada.

Primero que nada, porque mientras lamenta amargamente los golpes de la insurgencia a este centro nervioso de la oligarquía transnacionalizada, puerto totalmente (para)militarizado, le parece perfectamente normal el escalamiento de las agresiones militares contra la población civil en Bolívar, Meta, Antioquia y, sobretodo, en el Catatumbo. Segundo, porque hace una pregunta sorprendente a los guerrilleros: “por qué es que hablan ustedes en La Habana de paz y siguen en guerra”. Esto se le puede responder fácilmente. Hablan de paz en La Habana porque hicieron un acuerdo de negociación para la superación del conflicto social y armado con su merced. Y siguen en guerra en Colombia, precisamente porque su merced ha insistido en que no habrá cese al fuego bilateral mientras no se firme el acuerdo de paz. Realmente Santos tiene o mucha esquizofrenia o muy mala memoria: es precisamente él quien ha puesto estas condiciones a los insurgentes. Condiciones por lo demás insólitas, nunca vistas en ninguna otra parte, según el fiscal de la Corte Penal Internacional Luis Carlos Ocampo, quien además llamó a esta situación una “locura”. Esquizofrenia diría yo, para ser un poco más preciso.

Santos tal vez no se ha enterado desde su torre de marfil en el norte de Bogotá, pero las FARC-EP son un movimiento guerrillero en un conflicto de carácter irregular. Como tal, los ataques a la infraestructura son un aspecto esencial de este tipo de confrontación asimétrica y esto no es exclusivo de los guerrilleros colombianos, sino un hecho universal. Ellos no han cambiado su modus operandi desde el inicio de las negociaciones así que no sabemos por qué la sorpresa. Sorpresa que es cinismo cuando en más de una ocasión este movimiento guerrillero ha planteado la necesidad de una tregua bilateral y ha decretado, de manera unilateral, en múltiples ocasiones, cese al fuego –ocasiones aprovechadas por el Ejército para redoblar la presión militar de manera cobarde. Santos, en vez de amenazar, irresponsablemente con terminar las negociaciones sencillamente porque las FARC-EP están respetando las reglas del juego que él mismo impuso, debería preguntarse si la negociación de paz es sostenible en las condiciones actualmente planteadas.

El encantador de serpientes debería decidir su posición: o se sigue negociando en medio de la confrontación, y entonces debe asumir las consecuencias de esta torpe decisión, o se decreta un cese al fuego bilateral, y entonces debe tener capacidad para enfrentar las presiones de Washington y del bloque militar-terrateniente-mafioso. Decida lo que decida, lo importante es que Santos deje de exhibir un comportamiento esquizofrénico y asuma las consecuencias de sus acciones. El tema de fondo es que negociar en medio de la confrontación, más aún cuando el gobierno también rechaza adoptar medidas para la “humanización del conflicto”, se demuestra hoy más que nunca como un absurdo. No hay peor enemigo hoy para el proceso de negociación que la dinámica del enfrentamiento. Hoy el tema real no es que la insurgencia pise el acelerador a fin de lograr la paz exprés, como pretenden algunos vividores de las industrias de la guerra y de la paz, sino exigir un cese inmediato de las hostilidades para generar un ambiente propicio para que las negociaciones avancen con el menor ruido posible. Cualquier persona con dos dedos de frente se da cuenta de ello. A lo mejor después de las elecciones, el “presidente de la paz” ya no tiene ningún interés objetivo en las negociaciones y sencillamente está preparando el terreno para patear la mesa. Los dientes ya los viene mostrando, desde hace rato. Allá los que quieran hacerse falsas ilusiones, pero hoy lo único que puede salvar el proceso es la presión popular porque dudo mucho que el gobierno de un paso de esta magnitud por propia voluntad.  

 José Antonio Gutiérrez D. para La pluma, 30 de Julio, 2014

Notas:

[1] http://www.verdadabierta.com/jefes-de-la-farc/5389-mejor-difundir-las-verdades-de-las-farc-que-intentar-juzgarlas-bajo-justicia-y-paz

[2] http://www.semana.com/nacion/articulo/santos-les-advierte-las-farc-que-el-proceso-de-paz-se-puede-terminar/397394-3

Artículos de José Antonio Gutiérrez D. publicados en La Pluma:

Con Fuerza hacia el Foro Regional Ambiental de Tolima

Colombia: Y con el EPL… ¿entonces qué?

Colombia: Santos, el gran encantador de serpientes

Colombia: Presidente habemus: mandato por la paz con injusticia social

Colombia: ¿Tiene Santos las llaves de la paz?

El proceso de paz ¿secuestrado por el miedo?

Uno, dos, cien Buenaventuras por toda Colombia…

Colombia: Obreros de Cristar SAS, Buga (Valle del Cauca): 900 días en resistencia Colombia: Reseña del IV Encuentro de Mujeres Campesinas y Luchadoras (El Cabuyal, Palmira, Valle del Cauca. 30 de Marzo, 2014)

¿En qué quedamos? ¿Las FARC-EP van ganando o perdiendo?

Zozobra y terror en Pradera, Valle del Cauca

Lo que no dice el artículo del Washington Post (I Parte)

Colombia: “Estar presos así, tan inocentemente”: Sobre los cuatro soldados de La Marina acusados de rebelión

El loco Ordóñez y las llaves de la paz

Colombia: Proceso de paz: ¿de las puertas abiertas al portazo en la cara?

Nueva audiencia por el caso del campesino José Norbey Lugo Caballero, afiliado a Astracatol-Fensuagro (5 de Noviembre)

Asesinado dirigente campesino que se opuso a mina La Colosa (Cajamarca, Tolima

Colombia: Entrevista a Marco Reinerio Montealegre, dirigente cafetero de Tolima "La fuerza campesina es determinante para transformar nuestro país"

Colombia: Los paros agrarios y la lectura de su impacto político. Contribución para un debate necesario

Gobierno de Irlanda muestra preocupación por represión durante el Paro Nacional Agrario y Popular

La vía democrática al socialismo 40 años después de Allende

El paro agrario y popular, síntoma de algo nuevo que nace en Colombia

El gobierno colombiano siembra el terror: los casos de Cajamarca y Castilla (Tolima))

Protesta social recibe tratamiento militar en Colombia. Grave situación humanitaria en el Cauca

Colombia: Municipio de Piedras (Tolima) dice no a la megaminería

Catatumbo: que Santos renuncie a la violencia para hacer política

¡Presos de la Marina, 7 libres, 1 por liberar!

Solidaridad desde Irlanda con el Catatumbo

Pereira, aterradoramente limpia

Catatumbo

Santos, el "pacificador" de Colombia

Entrevista a Guillermo Cano, dirigente detenido de Astracatol “Se está dando una persecución contra la organización sindical campesina”

Marcha Carnaval en Tolima contra La Colosa: Desde Dublín pronunciamos nuestra solidaridad con las Comunidades de Cajamarca, Tolima, en su resistencia contra la Colosa

Lo que faltaba: macartismo indigenista

James Petras: “En Colombia la lucha por la tierra, por la justicia social, constituyen el eje del conflicto y de su eventual solución” . Con Eliecer Jimenez Julio

Falsos positivos, ejecuciones extrajudiciales y derechos humanos

Libertad a los presos de La Marina!

Reflexiones sobre el asesinato de Giovanni Díaz: guerrillero, campesino, colombiano

Colombia - La sombra de la Colosa sobre Cajamarca, Tolima: Megaminería, el nuevo delirio del Dorado

Sobre la retención ilegal de los dirigentes campesinos tolimenses Maribel Oviedo, Onán Cortez, Osiel Giraldo

Colombia - La sombra de la Colosa sobre Cajamarca, Tolima: Megaminería, el nuevo delirio del Dorado

Tras dura represión y amenazas de masacrar campesinos, se llega a acuerdo con los cafeteros

Amargo café, amargo cacao: violenta represión a la protesta de campesinos cafeteros y cacaoteros en Colombia

Colombia: Continúa la Guerra Sucia en La Marina (Chaparral, Tolima): Amenazas del Ejército contra la familia Díaz

Colombia: Para los de ruana, la arbitrariedad y la injusticia: sobre los presos de La Marina (Tolima) Colombia: Se consolida la represión y el terror de Estado en la Marina, Chaparral (Tolima)

El terrorismo de Estado se pasea a sus anchas en Europa

¿Dar la cara a las víctimas?

Masacre de Santa Rosa de Osos, ¿qué nos dice del paramilitarismo en Colombia?

Empezamos maluco: Negociación de paz y el cuento chino de la “democracia” asediada

Representación Política, Legitimidad e Insurgencia

En Ituango, en Caloto, en todo el territorio… que cese la represión contra el pueblo organizado

Si el río suena… ¿significa paz a la vista?

El juego de "divide y reinarás" de Santos en el Cauca y la apuesta por la unidad de los que luchan

Memoria selectiva : sembrar cizaña para dividir , José Antonio Gutierrez y Jaime Jimenez

El Cauca, síntoma del agotamiento de la Unidad Nacional y desafío para el movimiento popula

Atentado a dos Londoños: la estridencia y el silencio

Entrevista con Franklin Castañeda, abogado defensor de derechos humanos: “se dice que no hay presos políticos en Colombia, pero hay presos claramente discriminados por razones políticas”

A raíz del Caso Langlois: Medios y Conflicto en Colombia

Colombia empalada

Colombia: Para la paz es necesario: voluntad, levantar calificativo de terroristas y reconocimiento del derecho a la rebelión. Conclusiones Seminario conflicto y paz en Dubín

La Geopolítica de la Paz y los Conflictos: Colombia, Kurdistán, Sri Lanka e Irlanda del Norte

¡Para hablar de Paz hay que hablar de Guerra! (1a parte)

Las cárceles convertidas en trinchera de lucha

Hablemos del conflicto social y armado colombiano

El paro armado de los Urabeños: ¿Cría cuervos y te sacarán los ojos?

La reforma a la justicia es más grave que el caso del ladrón detrás del juez

El significado del asesinato de Alfonso Cano, líder de las FARC-EP

Santos: luz verde para la guerra sucia en Colombia

Colombia no es Porto Alegre: Boaventura de Sousa Santos y la socialdemocracia

La otra guerra de Uribe: los estudiantes y las universidades públicas por CILEP.

¿Quién mató a Facundo Cabral?

Chávez colabora con el linchamiento judicial de luchadores colombianos

Palabras clave:Colombia  FARC-EP  Proceso de Paz  Diálogos de Paz  La Habana  Cuba  Mesa de La Habana  Paz con Justicia Social  Tregua bilateral  José Antonio Gutiérrez D  

Actualizado ( Jueves, 31 de Julio de 2014 20:12 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy32653
mod_vvisit_counterAyer57878
mod_vvisit_counterEsta semana90531
mod_vvisit_counterSemana precedente497911
mod_vvisit_counterEste mes1987541
mod_vvisit_counterMes precedente2540693

We have: 541 guests, 13 bots online
Tu IP es: 54.81.71.219
 , 
Hoy es el 25 de Jun de 2018