Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Luchas y Resistencias Prisioneros Politicos


Nueva audiencia por el caso del campesino José Norbey Lugo Caballero, afiliado a Astracatol-Fensuagro (5 de Noviembre)

E-mail Imprimir PDF

El día 12 de Julio fueron liberados 7 de los 8 presos en el proceso contra dirigentes sociales y del sindicato campesino Astracatol en La Marina, Chaparral (Tolima), acusados de rebelión y financiamiento del “terrorismo”. En realidad, su caso es parte de una incesante persecución contra la organización campesina tolimense y los dirigentes comunitarios, en medio de la consolidación militar y el avance de megaproyectos en la región[1]. Tras un año y medio de penurias en la cárcel de Picaleña (Ibagué), el proceso en contra de Alexander Guerrero, Edwin Lugo Caballero, Armando Montilla, Fredynel Chávez, Arcesio Díaz, Aycardo Morales y Saan Maceto se cayó al quedar al descubierto las falacias y contradicciones en que incurrieron los testigos pre-pagos de la parte acusadora[2]. Sin embargo, uno de ellos, José Norbey Lugo Caballero, hermano de Edwin, pese a evidenciarse el montaje judicial, quedó tras las rejas. ¿La razón? Que en medio de la ansiedad y la situación límite a que fuera sometido al momento de su captura, aceptó el cargo de rebelión. Más adelante se retractó con lo cual su juicio por este cargo pasó de un juzgado penal en Ibagué a uno en Chaparral.

Mañana 5 de Noviembre, esta programada la audiencia preparatoria  en la que ya debería terminar de aclararse la situación de José Norbey. Tal es la esperanza que tiene el abogado que representa al acusado, William Acosta Menéndez, quien trabaja para la organización de derechos humanos Fundación Lazos de Dignidad. Sobre el caso de José Norbey nos aclara que:

José Norbey cayó con todos los que estuvieron detenidos ilegalmente en el proceso de Astracatol en La Marina, imputados con cargos de rebelión y financiación de grupos armados al margen de la ley… por presión de la fiscalía fue el único que aceptó un cargo. La fiscalía usó presión sicológica, y claro, por situación de desconocimiento de lo que era el proceso, por miedo y nerviosismo, aceptó el cargo de rebelión, pero no el de financiación… posteriormente se retractó de la aceptación de cargos al delito de rebelión. Cuando se desarrolla el juicio en el juzgado primero penal del circuito especializado de Ibagué, es absuelto por el delito de financiación... y continúa entonces judicializado por el delito de rebelión en un juzgado de Chaparral en Tolima.

Lo importante es que ya ha quedado demostrado lo espurio de los cargos en el proceso en contra de estos dirigentes campesinos. Por eso es que “los familiares decidieron iniciar un proceso penal ante la Fiscalía General de la Nación por falsos testimonios a los cuales habría acudido la fiscalía durante el juicio. En estos momentos están haciéndose las indagaciones para determinar si hubo un montaje judicial, lo que desembocaría en un ilícito de la fiscalía”.

El abogado se ve optimista respecto al caso de José Norbey, ya que el proceso contra los ocho dirigentes ya cayó por su propio peso, aún cuando la fiscal María Isabel Núñez Villalba, se obstine en apelar la decisión y en tratar, con espíritu inquisidor, de demostrar la supuesta culpabilidad de los ocho imputados. Para ello recurre, desesperada, a su “sombrero de mago” del que saca testimonios de un “selecto” grupo de falsos desmovilizados y mitómanos a sueldo, con el gentil auspicio de la red de informantes del ejército. Su desesperación, así como su obsesión por “morder” a alguien cual fiera herida, es entendible, debido al proceso abierto en la Fiscalía General del cual puede salir bastante perjudicada si se demuestra que está detrás de un burdo montaje judicial. Ya se demostraron sobradamente, sin embargo, los vicios de procedimiento en el proceso, como explica el abogado:

Ya fueron absueltos en primera instancia del cargo de rebelión por el juzgado de Ibagué… pese a esto, la fiscalía apeló el fallo y esperamos que sea confirmado por la sala penal de tribunal superior en Ibagué, Tolima. Vamos a ver qué ocurre, si se revoca el fallo o si se mantiene el fallo. Esperamos que van a ser absueltos, demostrando la total inocencia de los imputados.

 

Esperamos que el aparato judicial no sea convertido, una vez más, en una herramienta de persecución de las organizaciones populares, triste rol asignado por la estrategia de consolidación militar y "guerra jurídica". Pese a los embates de la represión, que persigue a dirigentes de Astracatol en varios municipios, que amenaza con sus paramilitares (Rastrojos, Águilas Negras, Niches), que controla, vigila, golpea y llega incluso al homicidio –como quedó demostrado hace un par de días con el chocante asesinato del dirigente campesino César García que se opuso a la megaminería en el municipio de Cajamarca[3]- estamos convencidos que la solidaridad del pueblo será más fuerte y sabrá imponerse a la cultura de la muerte y del miedo. Sabemos que está cerca el día en que José Norbey será libre nuevamente: libre para organizar, libre para luchar, libre para amar.

José Antonio Gutiérrez D. para La Pluma, 4 de Noviembre, 2013


[1] En el caso de La Marina, en el alto Ambeima, la empresa ISAGEN está proyectando construir una planta hidroeléctrica que ha suscitado la oposición de la comunidad campesina. Sobre este caso puede revisarse el siguiente artículo: Colombia: Se consolida la represión y el terror de Estado en la Marina, Chaparral (Tolima)

http://anarkismo.net/article/24716

[2] Sobre el montaje judicial, pueden consultarse los siguientes artículos http://anarkismo.net/article/25694 y http://anarkismo.net/article/25345

[3] http://anarkismo.net/article/26390

Artículos de José Antonio Gutiérrez D. publicados en La Pluma:

Asesinado dirigente campesino que se opuso a mina La Colosa (Cajamarca, Tolima)

Colombia: Entrevista a Marco Reinerio Montealegre, dirigente cafetero de Tolima "La fuerza campesina es determinante para transformar nuestro país"

Colombia: Los paros agrarios y la lectura de su impacto político. Contribución para un debate necesario

Gobierno de Irlanda muestra preocupación por represión durante el Paro Nacional Agrario y Popular

La vía democrática al socialismo 40 años después de Allende

El paro agrario y popular, síntoma de algo nuevo que nace en Colombia

El gobierno colombiano siembra el terror: los casos de Cajamarca y Castilla (Tolima))

Protesta social recibe tratamiento militar en Colombia. Grave situación humanitaria en el Cauca

Colombia: Municipio de Piedras (Tolima) dice no a la megaminería

Catatumbo: que Santos renuncie a la violencia para hacer política

¡Presos de la Marina, 7 libres, 1 por liberar!

Solidaridad desde Irlanda con el Catatumbo

Pereira, aterradoramente limpia

Catatumbo

Santos, el "pacificador" de Colombia

Entrevista a Guillermo Cano, dirigente detenido de Astracatol “Se está dando una persecución contra la organización sindical campesina”

Marcha Carnaval en Tolima contra La Colosa: Desde Dublín pronunciamos nuestra solidaridad con las Comunidades de Cajamarca, Tolima, en su resistencia contra la Colosa

Lo que faltaba: macartismo indigenista

James Petras: “En Colombia la lucha por la tierra, por la justicia social, constituyen el eje del conflicto y de su eventual solución” . Con Eliecer Jimenez Julio

Falsos positivos, ejecuciones extrajudiciales y derechos humanos

Libertad a los presos de La Marina!

Reflexiones sobre el asesinato de Giovanni Díaz: guerrillero, campesino, colombiano

Colombia - La sombra de la Colosa sobre Cajamarca, Tolima: Megaminería, el nuevo delirio del Dorado

Sobre la retención ilegal de los dirigentes campesinos tolimenses Maribel Oviedo, Onán Cortez, Osiel Giraldo

Tras dura represión y amenazas de masacrar campesinos, se llega a acuerdo con los cafeteros

Amargo café, amargo cacao: violenta represión a la protesta de campesinos cafeteros y cacaoteros en Colombia

Colombia: Continúa la Guerra Sucia en La Marina (Chaparral, Tolima): Amenazas del Ejército contra la familia Díaz

Colombia: Para los de ruana, la arbitrariedad y la injusticia: sobre los presos de La Marina (Tolima) Colombia: Se consolida la represión y el terror de Estado en la Marina, Chaparral (Tolima)

El terrorismo de Estado se pasea a sus anchas en Europa

¿Dar la cara a las víctimas?

Masacre de Santa Rosa de Osos, ¿qué nos dice del paramilitarismo en Colombia?

Empezamos maluco: Negociación de paz y el cuento chino de la “democracia” asediada

Representación Política, Legitimidad e Insurgencia

En Ituango, en Caloto, en todo el territorio… que cese la represión contra el pueblo organizado

Si el río suena… ¿significa paz a la vista?

El juego de "divide y reinarás" de Santos en el Cauca y la apuesta por la unidad de los que luchan

Memoria selectiva : sembrar cizaña para dividir , José Antonio Gutierrez y Jaime Jimenez

El Cauca, síntoma del agotamiento de la Unidad Nacional y desafío para el movimiento popula

Atentado a dos Londoños: la estridencia y el silencio

Entrevista con Franklin Castañeda, abogado defensor de derechos humanos: “se dice que no hay presos políticos en Colombia, pero hay presos claramente discriminados por razones políticas”

A raíz del Caso Langlois: Medios y Conflicto en Colombia

Colombia empalada

Colombia: Para la paz es necesario: voluntad, levantar calificativo de terroristas y reconocimiento del derecho a la rebelión. Conclusiones Seminario conflicto y paz en Dubín

La Geopolítica de la Paz y los Conflictos: Colombia, Kurdistán, Sri Lanka e Irlanda del Norte

¡Para hablar de Paz hay que hablar de Guerra! (1a parte)

Las cárceles convertidas en trinchera de lucha

Hablemos del conflicto social y armado colombiano

El paro armado de los Urabeños: ¿Cría cuervos y te sacarán los ojos?

La reforma a la justicia es más grave que el caso del ladrón detrás del juez

El significado del asesinato de Alfonso Cano, líder de las FARC-EP

Santos: luz verde para la guerra sucia en Colombia

Colombia no es Porto Alegre: Boaventura de Sousa Santos y la socialdemocracia

La otra guerra de Uribe: los estudiantes y las universidades públicas por CILEP.

¿Quién mató a Facundo Cabral?

Chávez colabora con el linchamiento judicial de luchadores colombiano

Palabras clave:José Antonio Gutiérrez D. para La Pluma  Colombia  La Marina  Monajes judiciales  Chaparral  Tolima  Astracatol  Conflicto social y armado  Violacion de DDHH  Terrorismo de estado  Represión  Campesinos  Presos políticos  

 

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy60839
mod_vvisit_counterAyer78336
mod_vvisit_counterEsta semana60839
mod_vvisit_counterSemana precedente549856
mod_vvisit_counterEste mes2099633
mod_vvisit_counterMes precedente2168160

We have: 1292 guests, 4 bots online
Tu IP es: 54.162.184.214
 , 
Hoy es el 27 de May de 2018