Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Luchas y Resistencias Prisioneros Politicos


Mi testimonio ante la justicia colombiana en el caso Joaquín Pérez Becerra

E-mail Imprimir PDF

Ayer, di mi testimonio en el Consulado colombiano de Estocolmo en el proceso que se sigue contra Joaquín Pérez Becerra. Joaquín es acusado por el Gobierno colombiano de terrorismo y de ser un combatiente de las FARC. Joaquín - quien es un ciudadano sueco, que vive en Estocolmo desde 1994 - es el editor jefe de Anncol, Agencia de prensa Nueva Colombia.

Yo participé a su creación en el año 1996. Y luego Joaquín tomó el relevo como editor. Fui llamado como testigo por el abogado de la defensa. Para tener más informaciones sobre este caso pueden leer por ejemplo este artículo en Aftonbladet kultur.

Di mi testimonio por Skype desde la Oficina del cónsul en la Embajada colombiana de Estocolmo en Östermalm. Es difícil declarar por intermedio de un intérprete español-inglés a través de una pantalla de ordenador. Bien. Mi testimonio duró unas 3 horas y media. Después estaba bastante agotado, pero feliz. Comencé jurando decir la verdad y nada más que la verdad. El juez me informó que dar falsos testimonios o mentir en un tribunal colombiano puede dar lugar a un enjuiciamiento penal, en resumidas cuentas ir a la cárcel. Estuve totalmente de acuerdo.

El abogado defensor Rodolfo Ríos Lozano comenzó por hacerme preguntas acerca de mí, de la personalidad de Joaquín y de Anncol. Dije que Anncol era un sitio de información que yo había creado con Joaquín y Dick Emanuelsson en el año 1996 con el fin de difundir una información alternativa sobre Colombia. Anncol siempre ha sido un proyecto de base, sin grandes recursos financieros. Dije también que Joaquín trabajó durante su estancia en Suecia. Presenté su certificado de trabajo del municipio de Täby. Expliqué que es totalmente normal que los refugiados políticos que obtienen el asilo en Suecia prosigan sus actividades políticas en organizaciones de exiliados, radios comunitarias, sitios web, etc.

Luego, tuve una larga perorata con la fiscal Nancy Esperanza Pardo. Me interrogó  por lo menos durante dos horas e hizo todo lo que estuvo a su alcance para mostrar a Anncol como el brazo de la guerrilla en Suecia / Europa. ¿Cómo fue financiado Anncol? ¿Quién decide sobre su contenido? ¿Cómo nació? Y así sucesivamente. Muchas preguntas me las repitió varias veces, pero desde ángulos ligeramente diferentes. Es evidente que la fiscal y quizás una gran parte de los colombianos tienen otra imagen de Anncol. Parece que la ven como una agencia de prensa profesional con grandes recursos financieros. Esto nunca fue  el caso en el pasado  ni tampoco lo es en la actualidad. Le dije que en mi época el presupuesto era aproximadamente de 300 a 400 dólares, dinero que recogimos o aportamos de nuestros propios bolsillos.

 

Joaquín Pérez Becerra

También señalé que Joaquín nunca tuvo  ningún problema con la policía en Suecia y que jamás había sido objeto de ninguna sospecha. Expresé igualmente mi sorpresa por el hecho de que el Gobierno colombiano intentó cerrar Anncol e instó al Gobierno sueco a hacerlo. Señalé que era algo que el Gobierno sueco obviamente no hizo puesto que Anncol funciona completamente en el marco de la ley. Ahora, si Joaquín es realmente el notorio terrorista que la fiscal intenta retratar, ¿por qué simplemente no contactó al Ministerio sueco de Asuntos Exteriores y pidió su extradición a Colombia? De hecho una tal solicitud nunca fue hecha desde Colombia, según la información que recibí del Ministerio de Asuntos Exteriores sueco.

El juez me hizo preguntas  durante unos 30 minutos. Quería saber más acerca del trabajo de Joaquín en Täby, la lista de la Unión Europea sobre las “organizaciones terroristas” y lo que yo pensaba de las FARC. De nuevo mostré el certificado de trabajo de Joaquín. Respecto a la lista terrorista de la UE (dónde figuran entre otras las FARC) declaré que me oponía a la idea de tener una lista en las que se estigmatizan las organizaciones. Considero que es cerrar por adelantado la puerta a los diálogos de paz y las negociaciones. Esta fue también la línea del Gobierno sueco en el debate sobre las listas terroristas a raíz del 11 de septiembre de 2001. Con respecto a las FARC, respondí  que condeno sus actos de violencia, que eran inaceptables y que deberían poner fin a su lucha armada.

En conclusión pienso que las cosas se presentan bien para Joaquín Pérez. La fiscal  hizo lo posible para intentar representar a Anncol como parte de las FARC, quien la habría financiado y decidido su contenido. Según lo que sé esto es por supuesto totalmente falso. Si ella solo tiene para proponer  lo que presentó ante el tribunal ayer, es imposible que Joaquín pueda ser condenado por terrorismo. Eso supone que la justicia colombiana funciona como es debido. Y es lo que espero… Me sorprende que la fiscal haya consagrado tanto tiempo a hacer preguntas sobre el contenido de Anncol. Una cosa es expresar su opinión, y otra participar activamente en actividades ilegales y violentas. Esta distinción no parece muy clara a los ojos de la fiscal.

El proceso de Joaquín atañe el derecho a expresar su opinión, a organizarse libremente en asociaciones y el derecho de los refugiados a continuar su compromiso político una vez llegados a Suecia. Es exactamente lo que Joaquín Pérez hizo. Al Gobierno colombiano pueden no gustarle los textos publicados en el sitio web de Anncol, pero es así como funciona una democracia. Uno  puede pensar diferentemente. Para citar a Voltaire: no comparto sus opiniones, pero lucharé con las uñas y los dientes por su derecho a expresarlas. Esta es la esencia de la libertad de expresión

Pero este proceso, es también el del padre de una niña de doce años de edad, prometido a su compañera, ciudadano sueco y empleado municipal de Täby quien fue secuestrado y llevado al país del que huyó. Es hora para el padre, el prometido, el sueco y el agente de salud de regresar a su país. ¡Es hora para Joaquín Pérez Becerra de volver de nuevo a Suecia!

Manifestación frente a la embajada de Colombia en Estocolmo:
¡Joaquín Pérez Becerra es un periodista sueco, no un terrorista.
Colombia libéralo ya!

*Jens Holm
Original: Mitt vittnesmål i colombiansk domstol i fallet Joaquín Pérez Becerra , 24 de agosto de 2012

Traducido por  María Piedad Ossaba para La Pluma  y Tlaxcala

Fuente: Tlaxcala, 26 de agosto de 2012

Traducciones disponibles : Français 

Lea en La Pluma:

Colombia persecución a libertad de prensa- El caso Joaquín Pérez: La Fiscal y la foto “culposa” de Dick Emanuelsson (1-3)

Colombia: El periodista de Anncol Joaquín Pérez Becerra es víctima de persecución política: Rodolfo Ríos

Continuismo uribista en el juicio contra Joaquín Pérez Becerra

Palabras clave:Joaquín Pérez Becerra  Anncol  Colombia  Jens Holm  Suecia  prisioneros politicos  terrorismo de estado  falsos positivos judiciales  FARC-EP  

Actualizado ( Lunes, 03 de Septiembre de 2012 23:08 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy46510
mod_vvisit_counterAyer73829
mod_vvisit_counterEsta semana186528
mod_vvisit_counterSemana precedente526066
mod_vvisit_counterEste mes1276620
mod_vvisit_counterMes precedente2043764

We have: 1181 guests, 4 bots online
Tu IP es: 54.242.250.208
 , 
Hoy es el 16 de Ene de 2018