Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Luchas y Resistencias Las comunidades en resistencias


El Cauca clama solidaridad y justicia

E-mail Imprimir PDF

En el Departamento del Cauca se evidencia la grave crisis generada por el conflicto social y armado que padece Colombia, esto merece toda la atención y la solidaridad de la sociedad colombiana e internacional, con las comunidades de este Departamento.

No cabe duda que mientras buena parte de los colombianos y colombianas, abogamos por la paz, los guerreristas encuentran en esta delicada situación, la justificación para hacer sonar los clarines de la guerra, esa es la respuesta del ex-presidente Uribe, que todo lo que ocurre en ese departamento, justifica sus pretensiones guerreristas y golpistas.

El abandono gubernamental de la población del Cauca, no puede ser mas evidente, como evidentes las luchas de los indígenas y demás pobladores por sus derechos económicos, políticos y sociales y a ello se ha respondido con mano de hierro por parte del gobierno actual y los anteriores.

El impacto de este momento en el Cauca, nos recuerda las dignas luchas indígenas que el expresidente Uribe en su segundo mandato, pretendió resolver con la policía antimotines dotada de helicópteros y tanques, disparando y asesinando marchantes que solo estaban protegidos con la dignidad y la razón.

Pero los clamores de los indígenas no fueron tenidos en cuenta y como todos los problemas sociales, si no se resuelven se agravan, hasta llegar a la realidad de hoy, que en parte conoce la sociedad colombiana y la comunidad internacional.

Para la recalcitrante y extrema derecha, que solo mira la solución a los conflictos sociales con el lente del Pentágono, todo lo resuelve con la guerra y como un problema militar. Por eso la respuesta es la represión: asesina, masacra, desaparece, tortura, encarcela, desplaza y obliga a los inconformes al asilo.

El objetivo es aterrorizar al pueblo para que no proteste; declaralo terrorista o “idiota útil del terrorismo”; a los luchadores los sataniza ante el mundo y desvirtúa el carácter político y social de las luchas, sin importar de donde provengan, de las montañas o las plazas públicas; esto no importa todos son calificados de terroristas: las luchas indígenas, de los trabajadores, campesinos, estudiantes, intelectuales, las mujeres, los afro descendientes etc.

Los indígenas del Cauca le exigen al gobierno que saque sus bases militares y cuarteles policiales del centro de los poblados, donde quedan sus habitantes como escudos humanos, ante ello el gobierno les responde en un Consejo de Seguridad con prepotencia que “no va a hacer un despeje”.

Que manera soberbia y tendenciosa de responder a una petición sensata de un pueblo que ya no aguanta mas los abusos del Estado, que los toma como Escudos Humanos violando de manera flagrante los derechos de la población e involucrándola en el conflicto y violando el Derecho Internacional Humanitario

Y como si todo lo anterior fuera poco, aparecen nuevas grietas al interior del régimen donde en una extraña coincidencia, se constituye el Frente Antiterrorista liderado por mister Uribe desde una esquina y por la otra aparecen rumores de un Golpe de Estado, de lo cual solo se han filtrado titulares.

Esta realidad no solo pone de manifiesto, grietas notorias al interior del régimen, sino las dificultades para concretar un proceso de paz que supere el estado de guerra que vive Colombia.

Para la Extrema derecha, que no padece el conflicto, sino que lo agudiza porque así se beneficia, la salida es escalar la guerra.

Contrario a esa postura, todas y todos los luchadores por la paz de Colombia, estamos obligados a dedicar las energías, en búsqueda de la paz, una paz que como lo hemos dicho en reiteradas oportunidades, signifique democracia, justicia, equidad social y soberanía.

No hay duda que lograr la paz, es una empresa ardua, difícil, porque existen grandes intereses que necesitan la guerra para mantener el poder y abultar sus carteras, sin embargo, ese es el reto de revolucionarios, demócratas, patriotas y no podemos permitir que sea la guerra el único Camino, porque sencillamente, Colombia no aguanta más.

---------------------------------------------------------------

ENTREVISTA DEL COMANDANTE ANTONIO GARCÍA

PARA CARACOL RADIO

1. ¿Cómo está hoy el ELN, cual es la proyección política y social del grupo armado? ¿Consideran que se puede hablar de posconflicto?

El ELN somos mucho más de una organización armada, somos una fuerza social y política con su corazón y su mente colocados en el presente y futuro de la nación, en las mayorías excluidas, marginadas y oprimidas, que quieren una sociedad justa, democrática y que encare los riesgos de la humanidad y el planeta, que el capitalismo neoliberal no hace más que agudizar, como acontece hoy en Europa. El ELN trabaja por que Colombia cambie en un rumbo que beneficie a las mayorías y que ellas puedan participar en la construcción de un Nuevo Gobierno de nación, paz y equidad.

El conflicto es una realidad inocultable, el mismo Juan Manuel Santos lo ha reconocido.

2. ¿Fracasó el proyecto político, social y militar de la insurgencia armada en Colombia?

El conflicto tiene unas profundas raíces económicas, sociales y políticas, que durante más de 50 años el Estado colombiano no ha logrado atender, y la dirección política de una sociedad que no es capaz de resolver dicha crisis, o se derrumba o aparece un nuevo sistema. Hoy estamos en esa disyuntiva. Pues un Estado que con todo su aparato militar y todos los recursos económicos no ha podido derrotar a la insurgencia armada ni resolver los problemas del país, es porque se requiere otro tipo de solución. A eso es lo que se ha llamado la solución política.

3. ¿Qué propuesta tiene el ELN para el país y las autoridades? ¿Insisten en que la sociedad civil tenga una mayor participación en una eventual negociación?

Nuestra propuesta es trabajar por la solución política. Es una propuesta para el país, pues el gobierno ha demostrado y manifestado que sólo le interesa la victoria sobre la insurgencia, y entiende la paz como la victoria del Estado sobre la insurgencia. Esta decisión equivocada nos hundirá para siempre en la guerra. Persistiremos entonces, por la solución política, por la paz, desde la resistencia militar, junto a la lucha y movilización popular, porque ambas expresiones buscan una Colombia mejor y para todos.

De darse un eventual proceso de paz, cosa que está difícil en el actual gobierno, necesariamente ha de ser con la amplia participación de todos los sectores de la sociedad.La salida negociada y política debe estar acompañada de la comunidad internacional

4. ¿Qué países incluirían?

En este complejo e incierto panorama, la comunidad internacional puede ayudar mucho, hoy tiene más posibilidades América Latina y el Caribe. Por la crisis actual del viejo continente y sus inclinaciones por promover intervenciones militares en los actuales conflictos, habría que examinar mejor qué países europeos podrían hacerlo.

5. ¿En una eventual negociación con el gobierno nacional exigen la condición de delincuentes políticos y el reconocimiento del derecho político de elegir y ser elegido?

El reconocimiento del conflicto ha sido tan necesario para el gobierno, pues si no existiese, cómo se justificaría el incremento del pie de fuerza en el aparato militar gubernamental y el incremento de su presupuesto para la guerra. En un eventual diálogo, como ha sucedido en con otros gobiernos, se hará con el reconocimiento político de la insurgencia.

Tratar de imponer una "paz romana", que es el sometimiento del oponente, ha sido un hecho histórico que los mismos acontecimientos han replanteado. No existen vencedores ni vencidos para la eternidad. Eso conduciría a que los conflictos jamás se superaran.

6. ¿Cómo analizan el proyecto de Ley de marco jurídico para la paz, qué observaciones tienen? ¿Qué aspectos debe tener en cuenta?

El marco jurídico para la verdadera paz, es un tema que los contendientes deberán acordar en un escenario de paz, acuerdos que deben ser acompañados o complementados por procesos de participación popular, como una Asamblea Nacional Constituyente.

7. ¿Qué opinan sobre las condiciones políticas y sociales del país, y la administración de Juan Manuel Santos?

La crisis de la salud lo dice todo, colapsó la privatización de este derecho fundamental. Podemos seguir con el desastre de la infraestructura vial, la restitución de tierras produce más víctimas que soluciones, el país sigue desindustrializándose, se profundiza la pérdida de la soberanía alimentaria, pues crecen las importaciones de alimentos, los recursos naturales se entregan a la voracidad de las transnacionales. La impunidad continúa, el país sigue esperando la reparación a las víctimas del terrorismo de Estado y de los paramilitares. Promesas no solucionan problemas. Las soluciones no las proporcionarán ni gobiernos ni legisladores de la naturaleza de los que tenemos en Colombia.

8. ¿Hay acuerdo de dialogo con la FARC en asuntos políticos, militares o territoriales?

Seguimos en permanente comunicación con las FARC, los acuerdos nacionales se han venido extendiendo a las regiones y se avanza de manera constructiva, esa es la voluntad de ambas organizaciones.

9. ¿Qué análisis hacen de la situación de América Latina, de la situación política en Venezuela?

La realidad del continente es otra. Hace 10 años no existía. Hay un conjunto de países que le apuntan a un proyecto de sociedad democrática, incluyente, que rescatan el papel del Estado como regulador de la economía y que ella esté más al servicio de sus respectivas naciones y no a las transnacionales. Han ido demostrando que hay una alternativa diferente al neoliberalismo, y que al apostarle más a la inversión social sus economías nacionales se han fortalecido, muy distinto al camino europeo o norteamericano, que entre más recortan la inversión social para darle prioridad al rescate de los bancos, más se profundiza la crisis y se acercan al abismo. Venezuela hace parte de este esfuerzo de búsqueda y construcción, donde otro aspecto importante es la amplia participación política de las mayorías.

10. ¿Fracaso la estrategia del Estado para responder a la problemática del narcotráfico?

La política norteamericana y del Estado colombiano fracasaron hace rato. Estados Unidos reprime afuera, y es permisivo adentro, además se beneficia de los dineros que produce el negocio del narcotráfico. Persistir en lo mismo fortalece el negocio. El ELN siempre ha sido partidario de una salida distinta a la represión y penalización.

11. Qué mensaje tienen para el país.

Llamamos a todos los colombianos a ser creativos, a buscar salidas a la crisis del país, en nuestras manos están las posibilidades de un futuro en paz, que ella venga con democracia, equidad, justicia y una manera de gobernar escuchando a los que protestan y no comparten las equivocaciones de los gobernantes y legisladores.

Colombia para los Trabajadores!
Ni un paso atras... Liberacion o Muerte
Sistema Informativo Patria Libre SINPAL
www.eln-voces.com
twiter:
@ELN_Colombia
ELN de Colombia 

 

Palabras clave:Colombia violación de DH  terrorismo de estado  

 

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy13653
mod_vvisit_counterAyer76821
mod_vvisit_counterEsta semana485173
mod_vvisit_counterSemana precedente558884
mod_vvisit_counterEste mes1974111
mod_vvisit_counterMes precedente2168160

We have: 1202 guests, 7 bots online
Tu IP es: 54.224.108.85
 , 
Hoy es el 26 de May de 2018