La pluma dice lo que el hombre calla...

15 diciembre 2017 - 21:26
Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Politica Mundo


Secuestro masivo y dos muertos en en la primera represalia jihadista

E-mail Imprimir PDF

Ataque en Argelia por la intervención militar en Mali

 En la primera represalia por la intervención militar francesa en Mali, un grupo jihadista ha secuestrado en Argelia a decenas de personas en una planta de gas cerca de la frontera libia, en un ataque en el que murieron dos de sus empleados.

Además de evidenciar los riesgos de encender la mecha de una crisis en la región, ha cambiado la dimensión de la intervención ya que entre los secuestrados hay franceses, estadounidenses, japoneses, noruegos e irlandeses.

Uno de los riesgos que conlleva la intervención militar francesa en Mali se ha puesto de manifiesto casi de forma inmediata. Grupos jihadistas capturaron ayer a decenas de personas en un ataque contra una explotación petrolífera en Argelia, en el que además murieron dos de ellas.

Se trata de las primeras represalias por la intervención francesa para apoyar al Ejército del país contra los islamistas que controlan el territorio de Azawad, en el norte, y en la que las tropas francesas se baten ya, no solo bombardeando desde el aire, sino en tierra.

Combatientes de Aqmi (Al Qaeda en el Magreb Islámico) atacaron al alba la explotación de gas de In Amenas, en el este de Argelia, cerca de la frontera libia. El lugar es explotado por el grupo británico BP, el noruego Statoil y el argelino Sonatrach.

Los secuestradores, que se hacen llamar «Firmantes con sangre», responsabilizan al Gobierno argelino y al francés y el de los países de los rehenes de lo que pueda pasar «si no aceleran el cumplimiento de sus demandas, al frente de las cuales está «el cese inmediato de la brutal agresión sobre nuestro pueblo en Mali». El secuestro cambia la dimensión de este conflicto, que ya adquiere un impacto internacional, más allá de África.

Occidentales

De hecho, entre los secuestrados se encuentran una veintena de occidentales, siete estadounidenses, franceses, británicos, japoneses, un irlandés y un noruego-, según un portavoz de los asaltantes, que añadió que la operación es una reacción a «la injerencia flagrante de Argelia autorizando el uso de su espacio aéreo por parte de la aviación francesa para atacar el norte de Mali».

En el asalto murieron dos personas -un británico y un argelino- según el Ministerio del Interior de Argelia.

«Somos miembros de Al Qaeda y hemos venido del norte de Mali», afirmó uno de los asaltantes, liderados por Mojtar Belmojtar, -conocido como «el tuerto»- quien fuera uno de los dirigentes de Aqmi, pero que abandonó hace unos meses sus filas para crear su propia célula. El secuestrador advirtió ante cualquier intento de lanzar una operación de rescate de los rehenes, ante la presencia de efectivos del Ejército y la Policía argelina, y aseguró que han minado la zona.

La planta está situada a más de 1.200 kilómetros de la frontera maliense y a solo unos 50 de la libia. En un principio los secuestradores hablaron de 41 rehenes y más tarde de 31, entre los que habría una veintena de occidentales. Pero la firma francesa de catering CIS Catering afirmó que 150 de sus empleados seguían retenidos.

Fuentes locales citadas por la agencia de noticias de Argelia APS explicaron posteriormente que, tras la liberación de los rehenes argelinos en pequeños grupos, quedaban retenidos «poco más de una veintena de personas» de otros países.

El Gobierno de Estados Unidos confirmó que hay ciudadanos estadounidenses entre los secuestrados. «No voy a entrar en números. No voy a entrar en nombres. No voy a entrar en más detalles mientras estemos trabajando en este tema con las autoridades argelinas y también con sus trabajadores», dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, en su rueda de prensa diaria.

El primer ministro de Noruega, Jens Stoltenberg, también ratificó que entre las víctimas del rapto hay 13 ciudadanos del país nórdico que trabajaban en la planta. «Hemos pedido a las autoridades argelinas que antepongan la vida y la salud de los rehenes», declaró en la misma comparecencia el ministro de Exteriores, Espen Barth Eide.

La empresa JGC, por su parte, confirmó que cinco japoneses que trabajaban para esta firma de ingeniería han sido secuestrados. También Dublín confirmó la presencia de un irlandés entre los rehenes.

Quieren salir de Argelia

El Ministro del Interior argelino, Dahou Ould Kablia, declaró que los secuestradores querían dejar el país con los rehenes, «a lo que las autoridades argelinas se oponen». El ministro insistió en que las autoridades «no responderán a las reivindicaciones de los terroristas y rechazan toda negociación».

Añadió que estaban rodeados por el Ejército y los servicios de seguridad en el complejo gasístico y que «el grupo terrorista no llegó de Mali ni de Libia, precisando que se traba de «una veintena de hombres de la región».

Según el Ministerio del Interior, el ataque se produjo en torno a las 5.00, cuando «un grupo terrorista fuertemente armado» llegó a bordo de tres vehículos a un campamento que una de las empresas operadoras de la planta tiene en la región de Tigantourine, junto a la localidad In Amenas, cerca de la frontera con Libia. «El ataque ha tenido como objetivo inicial un autobús que abandonaba esta base con extranjeros hacia el aeropuerto de In Amenas», relató el Ministerio. La escolta del autobús repelió el ataque y el autobús y las personas heridas pudieron llegar a In Amenas.

«Tras esta tentativa abortada, el grupo terrorista se ha dirigido hacia el campamento, donde ha atacado una parte y ha tomado como rehenes a un número indeterminado de trabajadores, entre ellos ciudadanos extranjeros», informó el Ministerio.

BP confirmó que «el lugar fue atacado y ocupado por un grupo de hombres armados» subrayando que las comunicaciones con estas instalaciones eran «extremadamente difíciles».

En enero de 2012, los secuestradores argelinos del prefecto de Illizi, en el sureste de Argelia, reclamaron la liberación de 11 islamistas condenados en un proceso contra los líderes de Aqmi como condición para liberarlo.

En aquella ocasión, el prefecto fue liberado y es, por otro lado, quien dirige la célula de crisis que se ha puesto en marcha para el seguimiento del ataque de ayer.

Un empleado de la planta de gas afirmó que en este caso los secuestradores piden también la liberación de cien de sus compañeros detenidos en Argelia y que sean conducidos al norte de Mali.

Riesgos en la región

Esta acción jihadista ha confirmado los temores de algunos países que apoyan la intervención militar en Mali sobre los riesgos de represalias o crisis humanitarias como consecuencia de dichas operaciones.

La mayoría de estados de la región aprueba la intervención militar y varios de ellos se preparan para enviar tropas en los próximos días. Entre ellas, Nigeria, que dirigirá la fuerza africana, y que cuenta en su propio territorio con la insurrección del grupo islamista Boko Haram. Níger, vecino de Mali, ha sido también escenario de numerosos secuestros reivindicados por Aqmi. Pero los estados africanos han dado prioridad al riesgo de que los jihadistas pudieran llegar hasta Bamako, la capital de Mali, lo que ha hecho que aceleren una intervención prevista no antes de setiembre.

En cuanto a Argelia, no va a enviar tropas pero su posición ha evolucionado desde sus reticencias iniciales a la intervención y, tras hablar con París, ha autorizado que aviones franceses sobrevuelen suelo argelino y ha cerrado sus fronteras con Mali.

Por otra parte, la petrolera española Cepsa evacuó de forma preventiva dos de sus cuatro bloques exploratorios en Argelia tras conocer el secuestro en la planta gasística.

Al Shabab anuncia la condena a muerte del rehén francés

El grupo islámico somalí Al Shabab, vinculado a Al Qaeda, ha condenado a muerte al agente francés Denis Allex, según anunció el propio grupo pocos días después del fallido intento de rescate del Ejército francés. París reaccionó insistiendo en que Allex ya ha fallecido y acusando a los jihadistas de estar llevando a cabo una «manipulación mediática». «Con el intento de rescate, Francia ha firmado voluntariamente la sentencia de muerte contra Allex. Es el Gobierno francés el que debe asumir toda la responsabilidad por la muerte de Allex», concluyó. El presidente francés, François Hollande, asumió toda la responsabilidad del fracaso de la operación. «Se trata de la muerte, del asesinato, del rehén y de dos soldados que habían secuestrado», dijo, pero la defendió porque se trata también de un mensaje: Francia no puede aceptar que sus ciudadanos sean secuestrados», subrayó.

Las tropas francesas se baten cuerpo a cuerpo en Mali

Los soldados franceses de fuerzas especiales entablaron ayer combates «cuerpo a cuerpo» con combatientes islamistas en Diabali, a 400 kilómetros al norte de Bamako, según fuentes de seguridad, que indicaron que el Ejército maliense también se encuentra en la zona, aunque con escasa moral y peor organización. Otro grupo de soldados franceses partió del aeropuerto de Bamako y se encontraba en alerta en Niono (50 kilómetros al sur de Diabali) y en Markala, aún más al sur, con vehículos blindados. Diabali fue retomado el lunes por los islamistas, pese ha que el Gobierno francés se había apresurado a anunciar que había detenido su avance hacia el sur. Concretamente, están dirigidos por el argelino Abou Zeid, uno de los líderes de AQMI. Según algunos testigos, tras los bombardeos del martes, los islamistas buscan mezclarse con la población. El Ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, afirmó que se trata de los «grupos más duros, más fanáticos y mejor organizados y armados», indicado que pueden ser «más de mil -1.200, 1.300- y puede que con refuerzos mañana». La progresión hacia el norte de las tropas francesas constituye una nueva etapa en la intervención tras los bombardeos iniciales. El expresidente francés, Valery Giscard d'Estaing, advirtió en contra de «una evolución de la acción de Francia a Mali, que sería de tipo neocolonialista». Ve justificados los ataques aéreos para parar el avance hacia Bamako pero no sobre las poblaciones del norte ni una intervención «directa en tierra», evocando las consecuencias en Afganistán. Actualmente hay más de 800 soldados franceses desplazados, cifra que se elevará a 2.500. El grupo salafista Ansar Dine, que se enfrenta al Ejército de Mali y a las tropas francesas, informó de que sigue controlando la ciudad de Kona, en el centro del país, lo que fue confirmado por Le Drian. Por otro lado, el 66% de los franceses se muestran favorables a la intervención, frente a un tercio que se opone, según un sondeo del diario «20 Minutes», un apoyo alentado desde el Gobierno francés con un despliegue de comunicación y un lenguaje belicista centrado en las ideas de «destruir a los jihadistas» y «atrapar a los terroristas» sin un análisis de la situación de Mali o de la comunidad tuareg.

Fuente: Gara, Argel, 17 de enero de 2013

 

Noticias relacionadas:

Un exmilitar vasco, entre los secuestrados en Argelia

Los 27 dan luz verde a la misión de entrenamiento del Ejército de Mali

Londres confirma la muerte de un ciudadano británico en el secuestro múltiple de Argelia

Los secuestradores condicionan la negociación a la retirada del Ejército argelino

Lea en La Pluma:

Francia interviene en Mali y reafirma su papel de gendarme en África

Guerra en Mali - El vicio colonial

Intervención francesa en Malí complica situación interna y regional

Palabras clave:Argelia  Mali  Francia  intervencion militar francesa  crisis  Al Qaeda  Magreb Islámico  rehenes  British Pretroleum (BP)  Union Europea  

Actualizado ( Viernes, 18 de Enero de 2013 02:09 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...

Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy66540
mod_vvisit_counterAyer73020
mod_vvisit_counterEsta semana406441
mod_vvisit_counterSemana precedente400537
mod_vvisit_counterEste mes939816
mod_vvisit_counterMes precedente2171970

We have: 1058 guests, 16 bots online
Tu IP es: 54.221.73.186
 , 
Hoy es el 15 de Dic de 2017