La pluma dice lo que el hombre calla...

19 febrero 2018 - 03:29
Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Politica Mundo


Para evitar graves daños en su imagen, Israel desprestigia a sus críticos acusándolos de antisemitas

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

aut_5877BisEl 25 de enero el activista laborista y cofundador de la Campaña de Solidaridad Palestina de Gran Bretaña Tony Greenstein será sometido a una audiencia disciplinaria por acusaciones de presuntos comentarios antisemitas internet. Greenstein fue suspendido del laborismo en 2016, cuando salieron a la luz los comentarios. Greenstein ha sostenido que el contenido fue una crítica legítima de la política israelí y no declaraciones despectivas sobre los judíos. 

Moshé Machover, un activista británico-israelí miembro del Partido Laborista del Reino Unido, ha preparado el siguiente testimonio en defensa de Greenstein. Machover también fue el fundador del partido político socialista israelí Matzpen.

Introducción

Este testimonio está dirigido al Comité Constitucional Nacional del Partido Laborista en relación con su audiencia convocada para considerar acusaciones de "antisemitismo" que han sido formuladas en su contra por una persona o personas desconocidas.

Soy un ciudadano israelí disidente, nacido en Palestina en 1936. He vivido en Londres desde 1968 y soy ciudadano británico naturalizado. Soy miembro del Partido Laborista, sección Queen's Park (Hampstead & Kilburn Constituency).

Conozco a Tony Greenstein como un firme socialista desde hace más de 40 años, activo en defensa de los derechos de los trabajadores, en particular los desempleados, y contra todo racismo, incluido el antisemitismo. De acuerdo con esto, es un opositor intransigente del proyecto sionista de colonización y del régimen sionista de Israel, que lo convierte en un Estado colonizador. Greenstein ha dedicado mucho estudio e investigación exhaustiva a la historia del sionismo y la dialéctica de su compleja y paradójica relación con el antisemitismo. Habiendo hecho yo mismo también muchas lecturas sobre el tema –de hecho- sus declaraciones están bien fundamentadas.

A continuación abordo tres preguntas relacionadas. En la sección 2 analizo la naturaleza del sionismo. En la Sección 3 analizo la fusión entre la oposición al sionismo y el antisemitismo. En la Sección 4 deconstruyo la definición errónea deliberada de "antisemitismo" y su militarización como un medio para atacar a los críticos de izquierda de Israel.

Qué es el sionismo

Es un movimiento político que combina una ideología y un proyecto. Si bien -como la mayoría de los movimientos políticos- comprende una variedad de corrientes y matices de opinión, todos tienen un núcleo común.

El núcleo de la ideología sionista es la creencia de que los judíos de todos los países constituyen una única entidad nacional en lugar de una mera denominación religiosa. Y que esta entidad nacional tiene el derecho a la autodeterminación, que tiene derecho a ejercer el reclamo de su patria histórica (o dada por Dios), que es la Palestina anterior a 1948 (Eretz Israel, la Tierra de Israel).

Aquí, por ejemplo, hay una formulación autorizada:

"El sionismo es el movimiento nacional de reavivamiento de los judíos. Sostiene que los judíos son un pueblo y, por lo tanto, tienen derecho a la autodeterminación en su propio hogar nacional. Su objetivo es asegurar y apoyar un hogar nacional legalmente reconocido para los judíos en su patria histórica e iniciar y estimular un renacimiento de la vida nacional, la cultura y el idioma judíos" [1].

Sin embargo este reclamo plantea un par de preguntas. ¿La totalidad de los judíos constituye una nación en el sentido laico moderno, a la que se aplica el derecho de autodeterminación nacional? Esto es, en el mejor de los casos, extremadamente cuestionable y, de hecho, ha sido negado por muchos judíos, quienes afirman convincentemente que la identidad judía no es nacional, sino que se basa principalmente en la religión.

Así, cuando Lucien Wolf -distinguido periodista y miembro destacado del Comité Conjunto de Asuntos Exteriores de judíos británicos que se enfrentó a los esfuerzos de Chaim Weizmann para obtener lo que se conocería como la Declaración Balfour- escribió una carta preocupada a James de Rothschild, con fecha 31de agosto de 1916

"Estimado Sr. James de Rothschild,

"Al cierre de nuestra conferencia con el Dr. Weizmann el día 17, usted me pidió que le escribiera una carta que definiera mi punto de vista".

...

"He reflexionado muy cuidadosamente sobre las diversas declaraciones que me hizo el Dr. Weizmann y, con la mejor voluntad del mundo, me temo que debo decir que hay entre nosotros una diferencia vital e irreconciliable de principios y método".

"La cuestión de principio se plantea por la afirmación del Dr. Weizmann de una nacionalidad judía. La afirmación debe leerse a la luz del ensayo autorizado sobre "Sionismo y el futuro judío" publicado recientemente por el Sr. Sacher, más especialmente aquellos escritos por el propio Dr. Weizmann y por el Dr. Gaster. Entiendo por estos ensayos que los sionistas no se limitan a proponer formar y establecer una nacionalidad judía en Palestina, sino que afirman que todos los judíos forman en el presente una nacionalidad separada y desposeída para lo cual es necesario encontrar un centro político orgánico porque son y siempre serán extranjeros en las tierras en las que ahora habitan (Weizmann P. 6). Y más especialmente porque es ‘un autoengaño absoluto’ creer que cualquier judío puede ser al mismo tiempo ‘inglés por nacionalidad y judío por fe’ (Gaster Pp. 92). He pasado la mayor parte de mi vida combatiendo estas mismas doctrinas, cuando me las presentan bajo la forma de antisemitismo, y solo puedo considerarlas como las más peligrosas cuando vienen a mí bajo la apariencia del sionismo. Constituyen una capitulación para nuestros enemigos que no tiene ninguna justificación en la historia, la etnología o los hechos de la vida cotidiana, y si fueran admitidos por el pueblo judío como un todo, el resultado sería solo que la terrible situación de nuestros correligionarios en Rusia y Rumania se convertirían en la suerte común de la judería en todo el mundo" [2].

Y el 24 de mayo de 1917, cuando las negociaciones que conducirían a la Declaración de Balfour se encontraban en una etapa avanzada, Alexander y Claude Montefiore, presidentes respectivamente de la Junta de Diputados de Judíos Británicos y de la Asociación Anglo-Judía, escribieron una carta al Times en nombre del Comité Conjunto de estos dos cuerpos, protestando contra las falacias y los peligros del sionismo político. Después de declarar su adhesión a la posición de Lucien Wolf, los escritores continuaron diciendo que las teorías del sionismo político socavaron la base religiosa de la judería para quien la única alternativa sería

"Una nacionalidad judía laica, reclutada bajo algún perdido y oscuro concepto de raza y peculiaridad etnográfica. Pero esto no sería judío en ningún sentido espiritual y su establecimiento en Palestina sería una negación de todos los ideales y esperanzas por los cuales la supervivencia de la vida judía en ese país se encomienda a la conciencia judía y la simpatía judía. Sobre esta base, el Comité Conjunto de la Junta de Diputados y la Asociación Anglo-Judía desaprueban sinceramente las propuestas nacionales de los sionistas".

"La segunda parte en el programa sionista que ha despertado las dudas del Comité Conjunto es la propuesta de investir a los colonos judíos [en Palestina] con ciertos derechos especiales superiores a los disfrutados por el resto de la población…"

 

"En todos los países en los que viven los judíos, el principio de la igualdad de derechos para todas las confesiones religiosas es vital para ellos. Si ellos dieran un ejemplo en Palestina de ignorar este principio, se convencerían de haberlos traído por motivos puramente egoístas. En los países en los que aún luchan por la igualdad de derechos se encontrarían irremediablemente comprometidos… La propuesta es más inadmisible porque los judíos son y probablemente por mucho tiempo seguirán siendo una minoría de la población de Palestina, y podrían involucrarlos en las peleas más amargas con sus vecinos de otras razas y religiones, lo que retrasaría severamente su progreso y encontraría ecos deplorables en todo el Oriente".

La visión, evidentemente sostenida por estos líderes de la comunidad judía británica, de que el judaísmo se basa más en la religión que en una categoría nacional se sostiene en hechos básicos. De hecho, el único atributo compartido por todos los judíos de todo el mundo es la religión, el judaísmo, practicado por ellos o por sus antepasados ​​recientes. Además, una condición necesaria y suficiente para que un no judío se convierta en judío es someterse a una conversión religiosa, giyyur. Así, los judíos pueden pertenecer a varias naciones: un judío puede ser francés, estadounidense, italiano, escocés, etc. Pero el judaísmo excluye otras afiliaciones religiosas: un judío no puede ser musulmán, hindú o católico.

Otra debilidad fatal en las justificaciones del sionismo como la implementación de un supuesto derecho a la autodeterminación nacional judía es que no a cualquier grupo de personas a las que se puede aplicar el derecho de autodeterminación nacional se les da derecho a escoger y elegir a voluntad el territorio para ejercer ese mismo derecho. Las afirmaciones de que los supuestos ancestros distantes del grupo vivieron en el codiciado territorio hace muchos siglos, o que una deidad en cuya existencia muchos de ellos creen o que desean desde hace mucho tiempo poseerlo se lo prometió, simplemente no son suficientemente buenas. El derecho a la autodeterminación ciertamente no autoriza a ningún grupo a colonizar un territorio habitado durante mucho tiempo por otras personas.

Pero el hecho clave sobre el proyecto sionista es precisamente que es un proyecto de colonización de Palestina, una tierra habitada. Y es precisamente este hecho esencial el que se omite convenientemente por la definición de sionismo que ofrecen sus propagandistas actuales. Evitan la palabra "colonización" como la plaga proverbial, se ha vuelto demasiado comprometedor.

Los primeros líderes e ideólogos sionistas no tenían tales escrúpulos. Así, por ejemplo, Vladimir Jabotinsky (1880-1940) -el progenitor político y espiritual de cinco primeros ministros israelíes, incluido Binyamin Netanyahu [3]- utilizó en su artículo fundacional The iron wall (1923) el término “colonización” repetidamente e inconscientemente para describir el proyecto sionista:

"Cada población nativa en el mundo resiste a los colonos mientras tenga la más mínima esperanza de poder librarse del peligro de ser colonizado. Eso es lo que están haciendo los árabes en Palestina y lo que persistirán en hacer mientras haya una chispa solitaria de esperanza de que podrán evitar la transformación de Palestina en la Tierra de Israel…

La colonización puede tener un solo objetivo y los árabes palestinos no pueden aceptar este objetivo. Se encuentra en la naturaleza misma de las cosas, y en este aspecto particular la naturaleza no puede ser cambiada…

La colonización sionista debe detenerse, o bien proceder independientemente de la población nativa. Lo que significa que puede proceder y desarrollarse solo bajo la protección de un poder [es decir, Gran Bretaña - MM] que es independiente de la población nativa, detrás de un muro de hierro, que la población nativa no pueda violar” [4].

Muchos años después el historiador sionista Yigal Elam escribió:

"El sionismo no puede apelar al principio de autodeterminación y confiar en él en Palestina. Este principio funcionó claramente contra él y a favor del movimiento nacional árabe local…"

"Desde el punto de vista de la teoría nacional, el sionismo necesitaba un relato que fuera incompatible con los conceptos aceptados de la teoría nacional… [Se] necesitaba una concepción mucho más amplia que la simplista. En esta otra concepción… el referéndum de los judíos del mundo reemplazó al referéndum de la población de Palestina" [5].

El antisionismo se combina con el antisemitismo

Como hemos visto, el sionismo es una ideología política con un proyecto. El Estado de Israel, un producto del proyecto sionista, así como un instrumento para su continuación y extensión es, como cualquier estado, una entidad política.

Israel ha estado ocupando militarmente Cisjordania y la sitiada Franja de Gaza por más de 50 años y está ejerciendo una dura opresión sobre millones de árabes palestinos que no tienen derechos civiles o nacionales. Ha estado robando ávidamente sus tierras y colonizándolas con asentamientos ilegales exclusivamente para judíos. Es posible que Israel no sea peor en este aspecto que otros estados que gobernaron otras naciones y colonizaron sus tierras, por ejemplo Gran Bretaña en sus antiguas colonias, como Kenia [6]. Pero Israel tampoco es mejor que otros estados colonizadores, ni hay ninguna razón para esperar que sea mejor: la colonización tiene su propia lógica y generalmente implica una dura represión racista y atrocidades ocasionales, justificadas por la “necesidad de mantener el orden entre los nativos”. El racismo inspirado y fomentado oficialmente en Israel es ampliamente conocido y condenado [7].

La oposición al sionismo y al régimen colonizador y las políticas de Israel es, por lo tanto, una posición política legítima. Solo se vuelve ilegítimo si está motivado o acompañado de motivos o argumentos ilegítimos, por ejemplo, como consecuencia del odio generalizado o el prejuicio contra los judíos como judíos. Pero tales motivos o argumentos ilegítimos deben probarse antes de acusar a un oponente del sionismo y al régimen de "antisemitismo". No pueden simplemente asumirse o tomarse de hecho. En ausencia de pruebas, acusaciones o insinuaciones de que el discurso antisionista y la oposición al régimen israelí son per se antisemitas, es una calumnia despreciable.

Sin embargo este tipo de calumnia a menudo se ha hecho maliciosamente y últimamente se dirige a menudo contra personas de la izquierda, incluidos miembros del Partido Laborista. Algunos funcionarios del Partido me han difamado de esta manera, por lo que todavía tienen que disculparse. Y muchos otros, incluido Tony Greenstein, son víctimas de difamaciones similares.

Los judíos en la diáspora, incluido este país, están profundamente divididos en su actitud hacia el sionismo e Israel. Muchos han hecho del apego a Israel parte de su identidad judía, como un suplemento y en algunos casos como un sustituto de su religión. Apoyan a Israel en "lo correcto y lo incorrecto" y tienden a suponer que la hostilidad al sionismo debe estar motivada por el antisemitismo.

Pero un número cada vez mayor de judíos tiene una actitud muy diferente: se sienten profundamente ofendidos por las acciones de un Estado que dice ser la “nación-Estado del pueblo judío” y pretende representar a todos los judíos y actuar en su nombre. Aborrecen la implicación de que ellos, como judíos, son cómplices de los crímenes de Israel. Los opositores judíos al sionismo incluyen a muchos judíos laicos, así como a la comunidad ultraortodoxa (haredí), cuya hostilidad de larga data y profundamente arraigada al sionismo se basa en su fe religiosa [8].

La oposición al sionismo ha aumentado entre los judíos más jóvenes, especialmente los de la izquierda, incluido el Partido Laborista. Esta es la firme impresión que me he formado a través de contactos extensos y fue corroborada por eventos y ambiente generalizado en la conferencia del Partido en septiembre de 2017. Esta tendencia no se refleja plenamente en las diversas encuestas y estudios que pretenden mostrar mucho apoyo judío a Israel. La razón es que estas encuestas sufren un sesgo estadístico incorporado. Como no hay una base de datos que enumere a todos los judíos en Gran Bretaña, las muestras utilizadas por las urnas se pierden por la gran cantidad de personas de origen judío que no están afiliadas a ninguna sinagoga u otra organización judía oficial o semioficial. Y son aquellos que no están incluidos en la muestra y que tienden a estar menos inclinados al sionismo y al apego a Israel.

Errónea definición deliberada de "antisemitismo"

La oposición judía a la colonización israelí de las tierras palestinas y a la opresión del pueblo palestino es parte de una tendencia creciente en la opinión pública progresista en todo el mundo. Esto se refleja en el rápido crecimiento de la campaña mundial de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS, por sus siglas en inglés), con el objetivo de aplicar presión económica y política sobre Israel para poner fin a sus violaciones del derecho internacional.

Ante este grave daño a su imagen, el Gobierno israelí ha tomado medidas para atacar y desacreditar a sus críticos con una variedad de recursos siniestros. Las operaciones mundiales con este objeto están orquestadas por el Ministerio de Asuntos Estratégicos. Desde 2015, este ministerio está dirigido por el miembro del gabinete Gilad Erdan, que además es ministro de Seguridad e Información internas. El propio Erdan ha declarado que sus "logros deben mantenerse en silencio" [9]. The Guardian, informando sobre su reunión secreta en Londres en septiembre de 2017 con la desacreditada ministra conservadora Priti Patel (después de su regreso de una "fiesta" en Israel), comenta que "al ministerio de Erdan se le pidió en 2015 “guiar, coordinar e integrar las actividades de todos los ministros y el Gobierno y las entidades civiles en Israel y en el extranjero sobre el tema de la lucha contra los intentos de deslegitimar a Israel y el movimiento de boicot"… Se puso a Erdan a cargo de los esfuerzos a gran escala dirigidos a individuos y organizaciones extranjeras y “su personal" es reclutado por la agencia de inteligencia extranjera del Mossad, la agencia de inteligencia nacional Shin Bet y la dirección de inteligencia militar" [10].

Una de las principales armas en estos "esfuerzos para apuntar a individuos y organizaciones extranjeras" que critican a Israel, especialmente a los que apoyan al BDS, es acusarlos de "antisemitismo". En esta campaña, los operadores de Erdan en países extranjeros se aprovechan de los lobbies locales pro-Israel. Una exposición de como trabajó un operador encubierto, Shai Masot, en este país y sus intentos de inmiscuirse en el Partido Laborista, fue proporcionada en enero de 2017 por Al Jazeera en una fascinante serie de televisión en cuatro partes, The Lobby [11].

Dado que los acusadores de Tony Greenstein están ocultos tras un velo de anonimato, es imposible determinar si sus esfuerzos (que involucraron una formidable pesca de material "incriminatorio"), y en qué medida, recibieron ayuda, aliento y orientación de los operadores de Erdan. Pero a la luz de las revelaciones de Al Jazeera, que incluían ilustraciones de falsas acusaciones de "antisemitismo", esta suposición no puede descartarse por completo. Para disipar sospechas de este tipo, la identidad de los acusadores debe darse a conocer y someterlos a un interrogatorio, como exige la justicia ordinaria.

Un arma usada regularmente en las falsas acusaciones de "antisemitismo" es el conjunto de 11 ejemplos ilustrativos adjuntos a la denominada definición de antisemitismo propuesta por un grupo estadounidense llamado "Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto" (IHRA). ) Que yo sepa, el Partido Laborista no ha adoptado los ejemplos ilustrativos, sino solo la definición misma:

"El antisemitismo es una cierta percepción de los judíos, que puede expresarse como odio hacia los judíos. Las manifestaciones retóricas y físicas del antisemitismo están dirigidas hacia individuos judíos y no judíos y/o hacia sus propiedades, hacia las instituciones de la comunidad judía e instalaciones religiosas".

Sin embargo las acusaciones formuladas contra Tony Greenstein citan los ejemplos ilustrativos y hacen un uso extensivo de ellos. Si bien la definición en sí misma es, en mi opinión, insatisfactoria, son los ejemplos los que son profundamente problemáticos. La mayoría de ellos están ocupados no con los judíos como tales, sino con Israel y están deliberadamente diseñados para rodear a Israel de críticas fuertes y combinar la hostilidad a su régimen sionista con el "antisemitismo". Estos ejemplos han sido duramente criticados por eminentes autoridades legales: Hugh Tomlinson QC [12] y el juez retirado de la Corte de Apelaciones Sir Stephen Sedley [13].

Consulte estas opiniones autorizadas y tenga en cuenta su advertencia de que la aplicación de los ejemplos puede entrar en conflicto con el derecho a la libertad de expresión. Aquí ilustraré el absurdo de los Ejemplos examinando dos de ellos.

El ejemplo 7 del presunto antisemitismo según la definición IHRA es:

"Negar al pueblo judío su derecho a la autodeterminación, como por ejemplo afirmar que la existencia de un Estado de Israel es una empresa racista".

Ahora, como ha señalado Sir Stephen Sedley, esto genera varias preguntas. Me explico.

  • ¿Cuál es la relación entre la primera y la segunda parte de este ejemplo? ¿Cómo tiene la parte del enunciado, por ejemplo, alguna conexión con la primera parte? Es claramente posible afirmar que existe un pueblo judío y que tiene derecho a la autodeterminación, pero al mismo tiempo, creer que su supuesta implementación del Estado de Israel es una empresa racista.
  • ¿La totalidad de los judíos de todo el mundo constituye una nación diferenciada a la que se aplicaría el derecho de autodeterminación? Como he demostrado anteriormente, es perfectamente legítimo afirmar que la judeidad no es una categoría nacional sino religiosa. Y esto, de hecho, ha sido argumentado por eminentes eruditos judíos. Pero el derecho político internacionalmente reconocido de autodeterminación se aplica a las naciones, no a las religiones.
  • ¿La comunidad judía en este país forma parte de una minoría nacional no británica, con derecho a buscar la autodeterminación en otro país?
  • ¿Tiene un grupo que se supone que goza del derecho a la autodeterminación y por lo tanto también derecho a colonizar un territorio habitado por otras personas y desplazar a estos habitantes indígenas? ¡Seguramente no! Pero el proyecto sionista desde su comienzo, hace más de 100 años, se arrogó a sí mismo ese "derecho".
  • ¿Puede un objetivo de colonización, como se declaró abiertamente en sus comienzos el sionismo, evitar ser racista hacia los pueblos indígenas del territorio colonizado? No conozco ningún ejemplo de colonización no racista. Y el Estado colonialista israelí definitivamente se ajusta al esquema general.

El ejemplo 10 del presunto antisemitismo adjunto a la definición IHRA es:

"Hacer comparaciones de la política israelí contemporánea con la de los nazis".

Bien, comparaciones de este tipo han sido hechas por intelectuales israelíes. Como ejemplos recientes, permítanme remitirlos a dos artículos del profesor Daniel Blatman, historiador del Holocausto y el Genocidio en la Universidad Hebrea de Jerusalén [14] y a un informe sobre un pronunciamiento hecho por el profesor Ofer Cassif, que enseña Política y Gobierno en la Universidad Hebrea de Jerusalén [15].

Pero mire de nuevo ese ejemplo 10. Permítame admitir por un momento que comparar la política israelí contemporánea con la de los nazis es una calumnia injustificada. ¿Pero insultar a qué o a quién? En el peor de los casos podría ser una difamación contra un Estado, Israel. Y como tal, puede molestar a los partidarios de ese Estado y a los que todavía creen en él. Pero, ¿cómo puede ser una farsa contra los judíos, y por lo tanto “antisemita”? Bueno, la única forma en que podría soportar esa interpretación es si consideramos a todos los judíos colectivamente responsables de las acciones del Estado de Israel.

Sin embargo, el ejemplo 11 de antisemitismo adjunto a la definición de IHRA dice:

"Hacer que todos los judíos sean colectivamente responsables de las acciones del Estado de Israel"

Esto es evidentemente correcto: de hecho es claramente antisemita que todos los judíos sean colectivamente responsables de las obras de Israel. Pero si aceptamos que el ejemplo 11 es realmente un verdadero ejemplo de antisemitismo, como claramente lo es, ¡la afirmación de que el ejemplo 10 es un verdadero ejemplo de antisemitismo es en sí misma una afirmación antisemita!

Por lo tanto, los 11 ejemplos tomados en conjunto son contradictorios y autoincriminatorios. Deben descartarse y sin duda nunca deberían haberse utilizado tan vergonzosamente para manchar a Tony Greenstein, un veterano activista contra todo racismo.

Notas:

[1] Zionism on the web: Zionism defined https://tinyurl.com/rnz9u. , March 18 2016, https://tinyurl.com/hnz4tcs; Eylon Aslan-Levy, https://tinyurl.com/kdauukn.

[2] Fotocopia del original escrito a máquina en B. Destani (ed.) El movimiento sionista y la Fundación de Israel 1839-1972, 10 volúmenes establecidos: Diarios políticos 1918-1965, Archive Editions, Cambridge, 2004; vol 1 p. 727. Énfasis mío.

[3] Los otros son Menachem Begin, Yitzhak Shamir, Ariel Sharon y Ehud Olmert.

[4] “El muro de hierro” (O Zheleznoi stene ), publicado el 4 de noviembre de 1923 en la revista en ruso Rassvyet (Dawn); Traducción en inglés https://tinyurl.com/m8dp3le.

[5] Yigal Elam, 'Hanahot hadashot leota tzionut' ('Nuevos supuestos para el mismo sionismo'), Ot. Nª 2, invierno de 1967; mi traducción (énfasis en el original).

[6] Marc Perry, "Descubriendo la verdad brutal sobre el imperio británico",Guardian, 18 de agosto de 2016, https://tinyurl.com/zk4pazc

[7] Véase, por ejemplo, un comentario del periodista israelí de alto rango Akiva Eldar, "los comentarios del ministro de defensa israelí resaltan" como una ‘plaga del racismo"', Al Monitor, 14 de diciembre de 2017, https://tinyurl.com/y8fvhp34.

[8] A. Ravitzky, 'Ultraortodoxo y antisionista', https://tinyurl.com/y6vamwt5.

[9] Facebook de Gilad Erdan (en hebreo) 7 de agosto de 2016, https://tinyurl.com/y7977le6.

[10] '¿Qué esperaba Israel obtener de las reuniones secretas con Priti Patel?', Guardian , 8 de noviembre de 2017, https://tinyurl.com/y9dwes52.

[11] https://tinyurl.com/y9xnorf5.

[12] 'Opinión: En materia de adopción y posible aplicación de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto, Definición operativa de antisemitismo', 8 de marzo de 2017, https://tinyurl.com/yc67trg6.

[13] Charla realizada en una reunión en la Cámara de los Lores, el 27 de marzo de 2017, https://tinyurl.com/y7rrgvj8. Versión revisada: 'Defining Anti-Semitism', London Review of Books, 4 de mayo de 2017.

[14] 'El legislador israelí que anuncia el genocidio contra los palestinos', Haaretz, 23 de mayo de 2017, https://tinyurl.com/y9eavfvp; 'Plan de etapa por etapa de Smotrich' (en hebreo), Haaretz, 10 de junio de 2017, https://tinyurl.com/y9ulabbb.

[15] «Profesor de Hebreo U: Israel hoy es similar a la Alemania nazi», Jerusalem Post, 23 de junio de 2017, https://tinyurl.com/ybmjjee4.

Fuente: http://mondoweiss.net/2018/01/facing-serious-critics/ 

Moshé Machover משה מאשובר

Original: Facing serious damage to its image, Israel must smear its critics as anti-Semites

Traducido por J.M.

Fuente : Tlaxcala, 24 de enero de 2018



 

Palabras clave:Antisemitismo  Sionismo  Palestina/Israele  Moshé Machover  

Actualizado ( Martes, 30 de Enero de 2018 21:26 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy13602
mod_vvisit_counterAyer67082
mod_vvisit_counterEsta semana80684
mod_vvisit_counterSemana precedente473194
mod_vvisit_counterEste mes1357671
mod_vvisit_counterMes precedente2282091

We have: 961 guests, 1 members, 6 bots online
Tu IP es: 54.196.145.24
 , 
Hoy es el 19 de Feb de 2018