Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Politica America Latina


Brasil: ¡2018, aquí estamos! Feminismos y diversidades al asalto del poder

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

aut_6011BisMarielle Franco ayudó a Le Monde Diplomatique Brasil en el momento en que teníamos más necesidad. En diciembre de 2017, registró un vídeo de apoyo a nuestra campaña de financiación colectiva. En enero de 2018, su artículo hizo la cobertura de nuestro número sobre la revolución feminista. En el texto escribía: "aprendemos las unas de las otras, estamos buscando los medios de hacer política que no sean una mera reproducción de lo que siempre se ha hecho.."

Nunca olvidaremos su solidaridad. Se seguirá su ejemplo. Lo nuevo siempre llega.. Expresamos también nuestros sentimientos a los padres, amigos y amigas de Anderson Pedro Gomes, su chofer.

Publicamos de nuevo el artículo escrito por Marielle para nuestro número de enero.

Daniel Kondo

 Lo  nuevo siempre llega

El feminismo brasileño de hoy no es sólo joven y autónomo. El tranvía de las feministas históricas y el tranvía de las feministas hashtag dialogan en la construcción de acciones. El feminismo en su conjunto es plural, diverso y capaz de producir convergencias.

En 1975, un grupo de mujeres organizó un evento en la Asociación brasileña de la prensa (ABI), en Rio de Janeiro, sobre la situación de las mujeres en Brasil. Había más de cuatro cientas participantes, en un movimiento que dio nacimiento al Centro de la mujer brasileña (CMB), la primera organización feminista en el país. Más de cuatro décadas más tarde, ocupamos el mismo espacio, ahora como mujeres, negras, trans, faveladas, maestras, mujeres nordesteñas, madres, resumidamente las mujeres en toda su diversidad.

En el acontecimiento de otrora, las mujeres negras habían criticado mucho la organización que, aunque contaba en sus filas figuras importantes en la lucha contra la dictadura, no englobaba la diversidad de las experiencias del ser mujer. A finales de noviembre de 2017, hicimos de la ABI un espacio de debate político. Un animado debate, pleno de matices, en el que quinientas de entre nosotras afirmamos que ocuparíamos la política, los espacios de poder, pero no una ocupación  por el puro deseo de cubrir las cuotas.  Hay, inexorablemente, un nuevo momento, una marcha en fermentación de las mujeres hacia la apropiación de estos engranajes

Llegamos al 2018 recogiendo los frutos de décadas de luchas femeninas por mejores condiciones de vida y mayor igualdad en los espacios de tomas de decisiones. En este período, es innegable que el feminismo se ha diversificado, en particular, con el avance de las connotaciones de raza, orientación sexual e identidad de género, y también de las reflexiones sobre las diversas experiencias vividas por las mujeres, como la maternidad. Esta diversidad se expresa en la calle, en las manifestaciones y en las redes sociales, a través de sitios web, de aplicaciones, de blogs y vídeos.

Se habla mucho sobre el hecho que estamos experimentando una nueva ola feminista, aunque la idea de ola indica una mayor ruptura que es lo que está ocurriendo. Los medios propagan la idea de que hay un «nuevo feminismo», pero en realidad, lo que estamos viviendo es el resultado de una convergencia de las distintas expresiones del feminismo que, incluso si  tienen diferentes estrategias de acción, comparten la comprensión  de que Internet es un espacio de diálogo y articulación política. El feminismo brasileño no es sólo joven y autónomo. El tranvía histórico de las feministas históricas y el tranvía de las feministas hashtag dialogan en la construcción de acciones. El feminismo en su conjunto es plural, diversificado y capaz de producir convergencias.

Flavia Bonfim

Desde las elecciones de 2010, tuvimos una situación  caracterizada por importantes contradicciones en materia de género. La conclusión  sacada de las manifestaciones y campañas que se sucedieron fue la necesidad de una representación política más diversificada. Las mujeres se posicionaron como una fuerza política importante en la escena nacional, particularmente las negras y las indígenas. Asumimos el papel de señalar lo que sería de verdad «nuevo» en política: invertir el juego, dejar la posición subalterna en la sociedad para ocupar espacios de formulación, de desarrollo programáticos y de proyectos, de tomas de decisión.

Aunque alcanzamos algunos lugares importantes, la representación política de las mujeres es aún escasa y la de las mujeres negras es aún peor. Nosotras las mujeres negras somos 25% de la población brasileña según el censo del IBGE de 2010. Según el «Cuadro de desigualdades de clase y raza». (Ipea, 2015), somos también la mayoría de las personas desempleadas, que trabajan sin contrato formal, como empleadas domésticas o con un ingreso por hogar inferior al promedio. Esta situación no es una casualidad, es el resultado del desarrollo de una «civilización» que fue capaz de deshumanizar y de cosificar el cuerpo de las mujeres negras.

En medio de tantas desigualdades, el racismo y el sexismo persiste a violentarnos, la llegada de mujeres negras a  las instituciones sorprende. Nuestra presencia asusta la zona vedada masculina, blanca y hétéronormativa. Al mismo tiempo, nos enfrentamos al desafío  de tener que construir un proyecto político que no excluya las cuestiones que nos llevaron hasta allá, que no las relegue a un segundo plano y siga el ritmo de las luchas de los movimientos.

Ironía de la historia, en 1975, las mujeres reunidas estaban en lucha contra la dictadura militar, ahora nos enfrentamos a un gobierno ilegítimo y a los atropellos cotidianos contra  nuestros derechos y  nuestras libertades. En un escenario de regresión seria y acción articulada de las fuerzas religiosas en el Congreso federal, las mujeres consiguen impedir los cambios legislativos a través de la articulación de formas de hacer feminismo muy diferentes, que se refuerzan mutuamente. Resistimos a los ataques racistas diarios e intentamos encontrar los medios de superar la miseria en la cual la crisis hundió las personas que viven en las favelas, los suburbios y el campo, reforzando iniciativas de economía solidaria y los movimientos como el MTST [Movimientos de los trabajadores sin techo, nacido en São Paulo en 1997, NdT] y el MST [Movimiento de los Trabajadores Rurales sin Tierra, nacido en 1985, NdT].

Gracias a la aparición de grupos como PretaLab, la formación sobra la seguridad numérica de la Universidad libre feminista,  la MariaLab y las Blogueras Negras resistimos a la difusión de discursos de odio y de nuevas formas de violencia que se ejercen en la esfera virtual. Cuando escuchamos el  Slam das Minas, que trae la poesía escandida de las mujeres en los diversos territorios y reinventa la idea de la batalla  -ellas no están compitiendo en los encuentros, están una al lado de la otra, realizando actuaciones complementarias- sabemos quiénes somos, las voces que se escuchan, que se reciben, que hacen política todo el tiempo. ¡Esta resistencia también es nueva en su estética!

La PartdA Feminista es movilizada para lanzar candidatas y debatir sobre la importancia de elegir feministas comprometidas en proyectos de transformación. El movimiento, que surgió en 2015, cuando las activistas se reunieron para discutir del sentido y la posibilidad de un partido feminista brasileño, reúne a colectivas de mujeres de distintos partidos y movimientos de todo el Brasil. En otras palabras, vamos a enfrentar las elecciones de 2018. Iniciativas de representación más diversificada debe reeditarse y deben crearse instrumentos para la financiación colectiva de les campañas.

http://tlaxcala-int.org/upload/gal_18218.jpg

Talíria Petrone

En nuestra reciente reunión en la ABI, partimos  de la idea de que «una mujer arrastra a otra», - uno de los lemas de la Marcha de las mujeres negras en 2017. Reunimos mujeres que se hicieron remarcar en el paisaje político de Rio de Janeiro y son candidatas potenciales para diversos lugares de poder – parlamentos de Estados  y federal, sindicatos, partidos y asociaciones -, haciendo hincapié en las mujeres negras. Es porque el mensaje se puso en marcha en las elecciones de 2016, y aquí en Rio de Janeiro, seguimos dirigiendo la Comisión de las mujeres para guiar el debate sobre cuestiones de género, en la Cámara, desde nuestro punto de vista. Talíria Petrone asumió el reto de construir un mandato negro, popular y feminista como la única mujer en la Cámara  de Niterói. Áurea Carolina, en Belo Horizonte, innova creando la “gabinetona” abierta a las luchas más diversas y al mismo tiempo atenta a las emociones, a la poesía y al autocuidado. Aprendemos las unas de las otras, buscamos maneras de hacer política que no sean la mera reproducción de lo que siempre se ha hecho, porque eso nos hace más fuertes para ocupar los espacios institucionales, a pesar de todas las regresiones. Pero no queremos seguir estando solas en este espacio, queremos que otras se unen para transformar la política.

Áurea Carolina

El reciente encuentro de la ABI nació en el marco de un mandato legislativo, pero no solamente allí. Una red de mujeres independientes de toda afiliación partidaria se unió para exigir y organizar la reunión. Solo por esto, este movimiento revela un nuevo momento. El sistema político, como (no) funciona hoy, debe ser transformado  urgentemente. Nuestra apuesta es que otras mujeres encuentren la fuerza de ocupar los espacios de poder. Y para eso, ningún proyecto político de izquierdas puede ignorar las cuestiones que planteamos. ¡2018, aquí estamos !

Marielle Franco (1979-2018)

Original: O novo sempre vem.Feminismos e diversidades

Traducido por María Piedad Ossaba para La Pluma y Tlaxcala, 25 de marzo de 2018

Traductions disponibles : Français 

Palabras clave:Marielle Franco  Taliria Petrone  Áurea Carolina  Partida Feminista  Revueltas lógicas  Feministas brasileñas  Brasil  Abya Yala  Marielle Franco  

Actualizado ( Martes, 03 de Abril de 2018 22:47 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy25018
mod_vvisit_counterAyer62315
mod_vvisit_counterEsta semana25018
mod_vvisit_counterSemana precedente497911
mod_vvisit_counterEste mes1922028
mod_vvisit_counterMes precedente2540693

We have: 662 guests, 14 bots online
Tu IP es: 54.80.198.173
 , 
Hoy es el 24 de Jun de 2018