Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Opinion


Venezuela busca "hacer valer la voz" del sur en la ONU

E-mail Imprimir PDF

David BrooksBis1Nueva York. El embajador Rafael Ramírez, representante permanente de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas, ha encabezado durante este último año la presencia de la “revolución bolivariana” en el Consejo de Seguridad por primera vez en un cuarto de siglo, con la intención de cumplir con el objetivo del presidente Hugo Chávez de “hacer valer la voz de los países en desarrollo, los países del sur” en el organismo más poderoso de esa institución mundial.

En entrevista con La Jornada en sus oficinas de la Misión de Venezuela ante la ONU, Ramírez recuerda que su país intentó ocupar un puesto en el Consejo de Seguridad en 2006, “pero fuimos boicoteados por manipulaciones de Estados Unidos sobre todo… pero ingresamos el año pasado con una votación histórica”, obteniendo unos 184 votos, lo cual, afirma, dio gran legitimidad en la Asamblea General, la cual “nos permite hablar de una manera clara y transparente”.

Siempre apegada a la defensa de la soberanía como posición fundamental de su país, Ramírez enumeró una serie de principios que guían su presencia en el Consejo de Seguridad, destacando la exigencia de que todas las decisiones del Consejo cumplan con la Carta de la ONU ya que se han tomado decisiones intervencionistas que violan el derecho internacional. Da como ejemplo reciente el caso de Libia, donde el resultado de la intervención internacional es un país “sacudido por la ingobernabilidad” creando un terreno propicio para el terrorismo, igual como ha ocurrido en otros países del norte de África y Medio Oriente.

Ramírez enfatizo la necesidad de que el Consejo de Seguridad se ajuste al respeto de la soberanía de los países, ante decisiones de intervención que se pretenden hacer, como en el caso de Siria “donde algunos miembros del Consejo de Seguridad se arrogan el derecho sobre si un gobierno establecido en un país es legítimo o no…. una decisión que le corresponde al pueblo sirio”.

Venezuela también se opone a que “el Consejo de Seguridad pretenda tutelar” a ciertos países, como es el caso de muchos en África. Más del 50 por ciento de las decisiones del Consejo se refieren a África, informa, “y nosotros hemos dicho que la causa raíz de esta situación tiene que ver con el pasado colonial… y los lazos que siguen manteniendo las antiguas potencias coloniales sobre esos países que pretenden tutelar”.

A la vez, Venezuela aboga por una reforma del Consejo de Seguridad, como de otras entidades dentro del sistema de la ONU, para superar lo que se considera una estructura ya caduca que se estableció hace 70 años –con sus 5 países miembros permanentes con derecho al veto y otros 10 rotatorios- y que ya no refleja la realidad geopolítica actual en el mundo.

Por otro lado, junto con Chile en el Consejo, se promueve el ejemplo de América Latina en muchos rubros, destacando que es “una zona de paz”, sin armas de destrucción masiva y que siempre privilegia la resolución pacífica de conflictos. Agregó que por los cambios políticos de los últimos años, el sur latinoamericano es una zona “progresista” en muchos sentidos, consolidada en mecanismos multilaterales –UNASUR, el ALBA, Petrocaribe, un Mercosur ampliado–, todo lo cual sirve de ejemplo de una región que con cooperación y respeto a la soberanía resuelve sus conflictos, sin injerencias, comparado con otras regiones del mundo.

El conflicto con Colombia

Hablando de conflictos regionales, se le pregunta sobre el contexto en que estalla la actual disputa venezolana con Colombia (donde después de que contrabandistas colombianos mataron a tres militares venezolanos, Caracas cerró parte de la frontera y expulsó a unas comunidades colombianas de esa zona), y Ramírez respondió que es importante recordar que después de la muerte de Chávez, el país experimentó una agudización “del asedio de nuestro proceso de cambio bolivariano bajo la concepción de que, desaparecido nuestro líder fundamental, nuestra revolución tenía sus días contados”.

Fue en ese contexto que se realizan las elecciones nacionales donde triunfa Nicolás Maduro, pero sectores de oposición rehúsan reconocer los resultados e intensifican sus ataques. El asedio, agrega Ramírez, también se da por el lado económico –“nuestro país ha sido sometido a lo que calificamos como una verdadera guerra económica”. Señaló que la economía enfrenta serios retos, pero no sólo por la caída del precio del petróleo, o por cuestiones estructurales, sino por un ataque económico, incluida una deliberada manipulación sobre su moneda, ataques a sus reservas entre otras cosas con el objetivo de “desestabilizar a nuestro país”.

“Un elemento que ha participado en este ataque a nuestro país son elementos de la extrema derecha colombiana, sobre todo los vinculados al ex presidente Álvaro Uribe, que han tratado de incidir en nuestra política interna con el objetivo de ampliar y extender su influencia dentro de nuestro país”, acusó.

Cuenta que aunque se mantiene unas relaciones “cordiales y muy respetuosas” con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, dentro de Colombia hay fuertes sectores económicos “enemigos de la revolución bolivariana” como también “fuertes actores vinculados al paramilitarismo” que han buscado establecer zonas de influencia dentro de Venezuela.

Ante ello, argumentó Ramírez, “en defensa de nuestra soberanía y de nuestra economía, el presidente Nicolás Maduro ha ordenado un conjunto de medidas para impedir que estos elementos al margen de la ley pasen de Colombia a Venezuela y atenten contra nuestra economía y estabilidad”.

Agregó que “está demostrado que esos elementos participan de manera directa en un masivo contrabando de nuestro producto….. con cálculos de que hasta un 35 por ciento de la producción nacional de Venezuela se va hacia Colombia…. Y es que existen dos modelos: nosotros tenemos un modelo que favorece a los sectores sociales más necesitados, y ahí en Colombia hay una economía de libre mercado, otro modelo completamente distinto al nuestro. De manera tal que muchos sectores de Colombia se lucran e intentan aprovecharse de un conjunto de medidas diseñadas para el pueblo venezolano” al usar todo eso para un mercado negro, de contrabando.

Recuerda que “nosotros abrigamos en nuestro territorio a cerca de cinco millones de colombianos y siempre los hemos acogidos como hermanos. Somos un país profundamente bolivariano y para nosotros es una sola gran patria Colombia y Venezuela en el espíritu bolivariano…”. De hecho, cuando Chávez llegó al poder, regularizó a todos los inmigrantes colombianos y les otorgó todos los derechos venezolanos, “porque sabíamos que muchos huían y huyen de la situación de violencia extendida de cinco décadas”.

David Brooks

Fuente: La Jornada, 31 de agosto de 2015

Colombia no sumó votos para reunión de cancilleres de la OEA  Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección: 
http://www.telesurtv.net/. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. www.teleSURtv.net

Colombia no sumó votos para reunión de cancilleres de la OEA  Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección: 
http://www.telesurtv.net/. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. www.teleSURtv.net

Artículos relacionados:

Colombia no sumó votos para reunión de cancilleres de la OEA

_____________

Riesgoso, abrir el petróleo en tiempos de crisis: Venezuela

Nueva York. Lo que revela el desplome del precio del petróleo en el mercado mundial es la antigua pugna internacional sobre el control y explotación de los hidrocarburos a nivel mundial, y ante ello es imperativo mantener las estrategias de países como Venezuela para recuperar el control de los precios por los productores de los recursos naturales y defenderse ante intentos de las empresas trasnacionales que promueven la “apertura” de este sector, afirma Rafael Ramírez, actual representante permanente de Venezuela ante la Organización de Naciones Unidas y anteriormente canciller, ministro de Energía durante 12 años y presidente de Petróleos de Venezuela (PDVSA) durante más de una década.

Ramírez, en entrevista con La Jornada en la sede de la Misión de Venezuela ante la ONU, abordó el tema de los hidrocarburos dada su extensa experiencia al frente del desarrollo e implementación de la estrategia petrolera del presidente Hugo Chávez.

La situación actual del desplome de precios en el mercado internacional “reafirma lo justo de la política petrolera nuestra basada en la defensa de precios y el control de volúmenes”, afirmó. La caída estrepitosa desde más de 100 dólares por barril a un promedio por debajo de los 50 “tiene mucho que ver con una falta de acuerdo entre los países productores del petróleo de la necesidad de defender el precio”.

Indicó que “estamos en un escenario de guerra de precios y algunos países de mucha influencia y mucha capacidad de producción… han entrado en la idea de que el mercado es el que va regular a los precios. Esa es una idea nefasta, porque no estamos hablando de una mercancía, estamos hablando de un recurso natural que se agota. Y esa concepción de que el mercado regule el precio niega la misma existencia de la OPEP que es una organización que defiende los intereses de los países productores en el sentido de regular y administrar la tasa de producción del petróleo para fijar el precio”.

La situación ahora también tiene que ver con razones geopolíticas “vinculadas a los conflictos en Medio Oriente, las sanciones contra Irán, y las sanciones contra Rusia, y donde algunos países de la OPEP han colocado volúmenes extraordinarios en el mercado, y eso sumado a la producción de cerca de 3 millones de barriles al día de petróleo de esquisto han llevado a que el mercado esté saturado de volúmenes de petróleo. Nosotros vemos esto como un muy grave prejuicio a todos los países productores sobre todo porque nosotros siempre hemos mantenido, en la OPEP, la idea de tener un precio predecible”.

A la vez, hay mucha confusión: países que promueven una apertura en el sector petrolero ante esta situación de sobreproducción colocan aun más en el mercado en un tipo de “sálvense quien pueda”, lo cual “es una falta de visión a largo plazo en la medida de que cada país intente inundar al mercado con toda su producción, y el resultado es que el precio se va ha mantener abajo”.

No es la primera vez que se enfrenta algo así, y recuerda que en una iniciativa impulsada por Chávez en los noventa, se logró recuperar el precio con una respuesta coordinada entre productores limitando los volúmenes de petróleo en el mercado. Señaló que “nosotros creemos que el precio justo para el petróleo son 100 el barril”.

“Nuestra estrategia como país fundador de la OPEP es buscar una coordinación entre los países productores para poder hacer un sacrificio compartido entre todos nosotros para regular nuestra producción y recuperar los precios”, agregó.

Indicó que “los hidrocarburos siguen siendo la fuente primaria y fundamental de la economía mundial –es la más accesible y la más barata”. Argumentó que las llamadas energías alternativas nunca llegarán a ser alternativas, sino más bien complementarias, al petróleo. Pronostica que el petróleo de esquisto llegará a tener un pico pero por sus mismas características las lleva al agotamiento eventual. Al mismo tiempo, el 70 por ciento de las reservas mundiales están en los países OPEP, con Venezuela como el país con más reservas del mundo, y que el petróleo, por muchos años más, seguirá siendo la fuente primaria de energía.

Las empresas trasnacionales

“Las empresas trasnacionales, como tienen una visión a largo plazo, cuando hay problemas con los precios tratan de exigir facilidades fiscales a los países dueños de los yacimientos - con el argumento de que es una situación económica complicada- y que les den ventajas para posicionarse con las reservas. Es lo que se llama los procesos de apertura” responde Ramírez sobre el papel de las empresas petroleras trasnacionales en este tipo de coyuntura.

Subrayó que no se involucra “en las decisiones de otros países hermanos como es el caso de México, pero sí puedo hablar de nuestra propia experiencia: En los años noventa, antes de la llegada del comandante Chávez, nuestro país, bajo los mismos argumentos de que hacia falta el capital privado extranjero, que las trasnacionales van ha invertir, que así se aumentará la producción y se hará frente a la caída de los precios… se inició un proceso de apertura. Ese proceso fue nefasto para nuestro país porque se tradujo en una entrega de nuestros recursos naturales a las trasnacionales al punto que los grandes yacimientos de petróleo de Venezuela… se entregaron a las principales trasnacionales norteamericanas”.

“Las trasnacionales cuando hay una situación coyuntural de precios bajos pescan en río revuelto y juegan a que los países cedan en el manejo soberano de los recursos naturales y se posicionan sobre las reservas”. Independientemente de qué hacen con ellas, las trasnacionales lo que les interesa es tener reservas controladas con una visión de largo plazo en el negocio petrolero.

“Por eso nosotros siempre somos muy cautelosos que en estas situaciones de precios bajos no abran la puerta a la apertura petrolera que terminan por socavar el control de los Estados sobre sus principales recursos naturales”. Indica que en países como Venezuela, México, Ecuador, Argelia, los recursos naturales, en este caso el petróleo, son factor fundamental en captar una renta para su desarrollo. “Hay que estar en alerta siempre cuando hay precios bajos ya que las trasnacionales intentan avanzar para escamotear el control de nuestros países sobre los recursos naturales…”

Cambio climático e hidrocarburos

Preguntado sobre la posición de Venezuela como país petrolero ante el tema de mayor prioridad en el debate en la ONU este año, el del cambio climático, Ramírez afirmó que es la que estableció el presidente Chávez cuando declaró “no hay que cambiar el clima, hay que cambiar el sistema”. Elaboró de que el centro del problema es el “esquema de consumo preponderante en el mundo actualmente… hemos argumentado que el sistema capitalista es insostenible porque requiere de todos los recursos naturales… es un sistema muy depredador”.

Es notable, agregó, que casi todos los países integrantes de la OPEP, incluyendo el suyo, han suscrito el Protocolo de Kyoto (estableciendo un marco para frenar el cambio climático) pero que muchos de los grandes consumidores, sobre todo Estados Unidos, no lo han hecho. Tampoco desean “hacer un compromiso para regular su consumo”. Resumió: “el problema no está en los hidrocarburos, el problema no está en la producción del petróleo, el problema está en el consumo desproporcionado que se hace del petróleo” en los esquemas industriales sin gran regulación. Señalando que Estados Unidos está consumiendo el 25 por ciento de la energía del planeta, y a pesar de los anuncios recientes del presidente Barack Obama, “el patrón de consumo norteamericano sigue siendo muy dilapidador de energía”.

Afirmó que el debate sobre el cambio climático “se ha querido aprovechar para controlar la producción de petróleo, es decir, para violentar la soberanía de los países sobre su producción petrolera” y se desea imponer una especie de impuestos sobre la producción. “Nosotros decimos que el impuesto debe imponerse al consumo del petróleo y a las emisiones que genera cada país”.

David Brooks

Fuente : La Jornada, 30 de agosto de 2015

Lea en La Pluma:

Venezuela por la Paz



 



Palabras clave:Venezuela  ONU  Rafael Ramírez  Soberanía  

 

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy46230
mod_vvisit_counterAyer75008
mod_vvisit_counterEsta semana184680
mod_vvisit_counterSemana precedente480170
mod_vvisit_counterEste mes1754942
mod_vvisit_counterMes precedente2043764

We have: 1051 guests, 1 members, 4 bots online
Tu IP es: 54.82.29.141
 , 
Hoy es el 23 de Ene de 2018