La pluma dice lo que el hombre calla...

20 febrero 2018 - 04:07
Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Opinion


¡Juicio político en Costa Rica!

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Jose SolanoBis1Quizás no sea tan histórico un hecho como este, pues la misma existencia del Estado como forma de organización social, prevé la censura de cualquier signo de resistencia a su implacable poder.

Lo que sí es histórico es el hecho de que en un país que se ha jactado de tener la “democracia más antigua de América Latina” se esté procesando a seis personas por lo que puede ser considerado una nimiedad. Sin embargo, para el Estado no existen pequeñeces, cada acto, por más simbólico que sea, es un acto peligroso.

El juicio de George Jacob_Thompkins H. Matteson, 1855

 

“El juicio de George Jacob” Thompkins H. Matteson, 1855*

 

Obstrucción de la vía pública, resistencia al arresto o convertirse en la encarnación viva de Bruce Lee, según testimonios de los “agredidos” antimotines, son las razones con las que el peso de la represión estatal pretende encausar a Marita Arce, Mario Villalobos, Luis Salas, Diego Retana, Adrián Jaén y Denis Solís. Tan sutil es el entramado que se ha montado en este discurso, que ya nadie recuerda la agresiva barbarie de un grupo de trogloditas que ciñeron sus garrotes y sus escudos, sus armaduras y sus botas contra familias, incluidos ancianos y niños, que llegaron a manifestarse pacíficamente frente al edificio de la Caja Costarricense del Seguro Social aquel fatídico 8 de noviembre de 2012.

¿Y al final es esto importante? En realidad no, esa es la naturaleza histórica del Estado, nada puede sorprender a los agudos o incautos. Lo que es importante en todo esto es limitar el poder de esa máquina, donde la ley no es funcional para la mayoría, pero que es un elemento de rebote que puede ser factible en la continua construcción de los derechos humanos. Eso es lo que muchos no entienden aunque vean los frutos de esa batalla a largo plazo.

La susodicha y afamada democracia costarricense está pasando tiempos oscuros, muy oscuros. La represión, la vigilancia y la violación flagrante de los derechos por parte de las llamadas “autoridades”, está posicionándose material y psíquicamente en las personas, a tal punto que empiezan a justificarse y legitimarse. Este círculo vicioso de ignorancia y poder es sumamente peligroso, pero será, como siempre, la misma historia quien dé la razón.

La democracia termina siendo un cascarón que cubre un caldo insípido y putrefacto, está vacía de contenido. Porque allá donde exista una limitación a “valores democráticos” tan fundamentales como la libertad de expresión, implica que las posiciones autoritarias están prevaleciendo, desplazando poco a poco las conquistas sociales. Ese cascarón termina manifestándose cada cuatro años en un proceso electoral que está en tela de juicio, que ha perdido credibilidad y cuya tasa de abstención creciente solo demuestra su debilidad y deterioro. Esto, en última instancia, degenerará en la careta real del Estado: las posiciones dictatoriales. Y para ello, el caldo de cultivo está preparado.

Para el costarricense que aun añora los tiempos pasados y que considera esta pequeña Suiza como un idilio, algo así como el Paraíso del Edén bendecido por Dios y “la Negrita”, debería preocuparle que el Estado se encamine hacia formas draconianas de persecución política. Para los –se supone– defensores de las libertades (los acuciosos liberales por ejemplo), lo obvio sería combatir férreamente las arbitrariedades del Estado. Mas hoy guardan silencio en las tribunas de la palabra. Y es que son estos pragmatismos donde se pierde el verdadero sentido de la democracia, la cual termina siendo un simple instrumento del egoísmo de unos cuantos, el mismo e inútil cascarón que debiera ser arrancado para siempre junto con toda su forma de dominación.

Para los amantes de la verdadera libertad (no de imaginarias quimeras liberales), solo puede existir el más apabullante repudio hacia el Estado y hacia toda forma de dominación que pretende enaltecerse a costa de la esencia misma del ser humano. La libertad no puede ni debe estar limitada por nada ni por nadie. La prisión es, simplemente, el símbolo de los sepultureros de todo lo humano, de eso que es la máxima aspiración de la consciencia: el ser libre.

El juicio político terminará revirtiéndose contra todos, este es el preámbulo de la insensatez, de lo absurdo, de lo bestial. Derrotar al monstruo es la clave para transformar la realidad. Por esta razón, apoyar a estas seis personas, exigir su liberación inmediata, parte de la coherencia de quien se reaforma en la libertad, de quien aspira vivir un mundo humano y no de bestias con cascos, escudos y palos.

Por eso, la consigna que aquí se escribirá sobre piedra será: ¡Congruencia al hablar de libertad, luz para la justicia y la verdad, fortaleza y unión ante la represión!

José Solano para La Pluma, 16 de junio de 2015

Nota de la editora:

*George Jacobs (1620- 1692) fue acusado de brujería en el juicio a las brujas de Salem en Salem Village, Massachusetts, en 1692, y fue declarado culpable y ahorcado el 19 de agosto, 1692. Su hijo, George Jacobs, Jr. , también fue acusado, pero logró fugarse. Sus acusadoras fueron su nuera y su nieta, Margaret.

Lea en La Pluma:

A juicio seis luchadores y luchadoras por participar en manifestación en defensa de la Seguridad Social en Costa Rica

José Solano. Educador. Editor y administrador de EquipoCritica.org; Colaborador de La Pluma

Artículos de José Solano publicados por La Pluma:

Deseducar en el sistema educativo costarricense

Costa Rica: Cuando la desigualdad sigue siendo el problema

Las estrategias de dominación de EEUU mediante acciones como las Expediciones Bowman con Gilberto López y Rivas

 

Alerta Costa Rica: Expediciones Bowman, territorios indígenas y la UCR

 


 

Palabras clave:Costa Rica  Juicio político  censura  violación de DDHH  represión estatal  violencia policiva  dominación  victimas  criminalización  protesta social  José Solano  

Actualizado ( Sábado, 20 de Junio de 2015 01:39 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy16775
mod_vvisit_counterAyer72382
mod_vvisit_counterEsta semana156239
mod_vvisit_counterSemana precedente473194
mod_vvisit_counterEste mes1433226
mod_vvisit_counterMes precedente2282091

We have: 879 guests, 13 bots online
Tu IP es: 54.227.104.53
 , 
Hoy es el 20 de Feb de 2018