Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Opinion


Grandes hazañas de héroes pequeños de la Gran Guerra Patria

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Yulia Fernandez SanchezBisMuchos de nosotros tuvimos la suerte de nacer y crecer en tiempo de paz. Aquí, en Rusia, nuestra generación y la de nuestros padres nunca hemos oído explosiones de obuses ni sirenas alertando de acciones militares, tampoco hemos visto nuestras casas siendo destruidas por bombas nazis.

Nos resulta difícil creer que era tan fácil acabar con una vida humana como interrumpir un sueño matutino. Nos enteramos de cómo es vivir en tiempo de guerra sólo a través de películas, libros o cuentos de nuestros abuelos que experimentaron en carne propia los horrores de la Gran Guerra Patria contra la ocupación de la Alemania nazi.

Gran guerra patria

Tragedia y grandeza, desolación y alegría, dolor y memoria, lágrimas y sonrisas… Todo esto se mezcla en el concepto de la victoria. Este 9 de mayo, Rusia junto con muchos otros países conmemora los 70 años de la victoria contra la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Para mi país es una fecha especial, es un recuerdo sagrado de los soldados caídos en el campo de batalla, es nuestra historia, nuestro dolor, nuestra esperanza. Esta victoria, esta gran hazaña de nuestros antepasados, se hizo posible gracias a la unidad inviolable del pueblo soviético, su fe en un objetivo común –que era erradicar la peste negra del nazismo— y su heroísmo sin precedentes que costó más de 27 millones de vidas. Los niños luchaban codo con codo junto a los adultos, sacrificando no sólo su infancia, sino su propia vida.

Marat Kazéi

Cuando los nazis llegaron a Bielorrusia, Marat Kazéi tenía tan solo 13 años. En 1941, su madre Ana Kazéi fue ejecutada por soldados alemanes por esconder en su casa a grupos partisanos. Tras su muerte, Marat y su hermana Ariadna se convirtieron también en partisanos.

En muchas ocasiones Marat se infiltró en las filas enemigas y consiguió valiosa información que luego ayudó al Ejército Rojo a derrotar una guarnición nazi en la ciudad de Dzerzhinsk. Junto a minadores experimentados, organizó decenas de explosiones en los ferrocarriles. Participó en batallas mostrando un enorme coraje y valentía. En mayo de 1944, en la aldea Joromitskie (en la región de Minsk) el joven resultó acorralado por los nazis. Marat abrió fuego para defenderse y al quedarse sin munición, lanzó una granada enseguida y cuando los enemigos estaban ya muy cerca, se inmoló con la última granada que le quedaba. Junto al río Svísloch hoy día puede visitarse una estatua en su honor. En 1965 fue nombrado héroe de la Unión Soviética.

Zina Portnova

La invasión alemana sorprendió a la joven de 15 años en el pueblo de Zuya (región de Vítebsk, Bielorrusia), a donde llegó de San Petersburgo (en aquel entonces Leningrado) para pasar las vacaciones de verano con su hermana menor Galia en la granja de su abuela. Cuando los soldados nazis llegaron a la casa, trataron de llevarse su única vaca. Al intentar impedir el robo, la abuela fue golpeada por uno de los fascistas, lo que llenó de odio el corazón de Zina, que en 1942 decidió unirse a un grupo de resistencia llamado Los Jóvenes Vengadores.

Zina se dedicaba a distribuir folletos de propaganda soviética, recoger con otros partisanos información sobre los movimientos alemanes y, entre otras cosas, participar en acciones de sabotaje. En diciembre de 1943, la joven regresaba de la localidad cercana de Obol, cuando fue capturada por la policía local. Durante el interrogatorio de la Gestapo, ella tomó la pistola que el nazi había dejado sobre la mesa y lo mató a tiros. Cuando otro soldado alemán acudió alertado por el ruido, le disparó también. En un intento de escapar, Zina corrió hacia el bosque, donde fue apresada. La joven fue torturada hasta la muerte. El 1 de julio de 1958, Zina fue declarada Heroína de la Unión Soviética y también recibió la Orden de Lenin.

Valia Kotik

Nació el 11 de febrero de 1930 en el pueblo de Jmeliovka en la provincia de Jmelnitski (sureste de Ucrania). Cuando los fascistas invadieron la región, junto a otros muchachos decidió luchar contra los soldados nazis, trabajando en la fabricación de armas y munición. En otoño de 1941 organizó una emboscada: lanzó una granada a un vehículo con soldados alemanes, matando a varios de ellos y al comandante del destacamento. A partir de 1942 formó parte del movimiento partisano: investigaba la ubicación de posiciones enemigas, averiguaba la hora de cambio de la guardia nazi y se dedicaba también a hacer descarrilar convoyes enemigos. El chico perdió la vida en 1944 durante la batalla por la ciudad de Iziaslav. En 1958 fue declarado Héroe de la Unión Soviética.

Nadia Bogdánova

Nadia tenía tan solo 10 años cuando empezó a formar parte de los partisanos. La niña fingía ser una mendiga, caminaba por las calles de Vítebsk recopilando valiosa información para los soldados soviéticos. Luego, junto con otros partisanos, hacía estallar sedes nazis y descarrilar sus convoyes cargados de munición. Nadia fue capturada por primera vez el 7 de noviembre de 1941, cuando enarbolaba la bandera roja en Vítebsk, ocupada por los fascistas. Después de ser torturada, la niña fue llevada hacia una trinchera para ser fusilada. No obstante, se cayó sin fuerzas a la trinchera antes de que la bala la alcanzase. El grupo partisano la encontró viva y le ayudó a curarse.

Una vez mejorada de su salud, la chica volvió a luchar contra los fascistas. En 1943 fue acorralada por segunda vez. Le esperaban más torturas: en pleno invierno la sacaron a la calle echándole encima agua helada, luego le marcaron a fuego en la espalda una estrella de cinco puntas. Dándola por muerta, los nazis la abandonaron en la calle. Pero gracias a los esfuerzos de los locales, la niña sobrevivió. Por sus hazañas Nadia recibió la Orden de la Bandera Roja, la Orden de la Gran Guerra Patria (1ª clase) y varias medallas.

Estas historias son solo algunas muestras de heroísmo de pequeños luchadores que, en lugar de una infancia feliz, tuvieron que vivir una terrible guerra, pasar por inimaginables torturas y sacrificar su propia vida para que hoy en día pudiéramos disfrutar de una vida feliz. 

Yulia Fernández Sánchez

Fuente: RT Español, 9 de mayo de 2015

Lea en La Pluma:

Especial El día de la Victoria

Palabras clave:Rusia  70 aniversario  II guerra Mundial  Día de la Victoria  Gran Guerra Patria  tiempo de guerra  ocupación Alemania nazi  Historia  pueblo soviético  testimonios  Yulia Fernández Sánchez  

Actualizado ( Lunes, 11 de Mayo de 2015 14:12 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy32576
mod_vvisit_counterAyer89944
mod_vvisit_counterEsta semana185975
mod_vvisit_counterSemana precedente558884
mod_vvisit_counterEste mes1674913
mod_vvisit_counterMes precedente2168160

We have: 492 guests, 9 bots online
Tu IP es: 23.20.240.193
 , 
Hoy es el 22 de May de 2018