La pluma dice lo que el hombre calla...

22 febrero 2018 - 08:46
Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Opinion


España y el perdón

E-mail Imprimir PDF

Sorprende que un pueblo como el español, tan devoto de la religión que profesa y practica y habituado a comulgar con el perdón y a recitarlo a coro, aún siga empecinado en la creencia de que el perdón no es virtud de ida y vuelta sino una impagable deuda que Dios y el mundo tienen contraída con España.

En consecuencia, sigue creyendo España que ella es la única merecedora de otorgar perdón a los demás y la única agraviada y en derecho a demandarlo.

Quienes celebran haber llevado la lengua castellana a un continente americano mudo y haber provisto del único Dios verdadero a millones de gentiles, hoy todavía festejan el continental genocidio y despojo que, cinco siglos más tarde, siguen trajinando a bordo de sus nuevas empresas y embajadas. Quienes siempre se reservaron la primera y la última palabra, hoy mandan a callar las voces inconformes con la historia que han urdido del perdón. Algunos, como Aznar, hasta se han permitido exigir la súplica del perdón al mundo musulmán por haberle invadido su país algunos siglos más de los que cree tener de vida.

De ahí que España siga a la espera de que los vascos pidan perdón por ese irracional empeño en seguir siendo vascos, absurdo semejante al de catalanes y gallegos de quienes también España aguarda sus disculpas; de que los torturados pidan perdón por su denuncia y los asesinados por negarse a delatar su vida; de que los republicanos pidan perdón por ejercer el voto, y las cunetas perdón por su memoria; de que los emigrantes pidan perdón por serlo, las mujeres por pretenderlo y los ateos por practicarlo; de que los accidentes laborales pidan perdón por sus mortales imprudencias, y los cinco millones de parados por su notoria afición a la indolencia y la aventura; de que pidan perdón los jubilados por evadir sus años de trabajo, los desahuciados por ocupar esquinas y portales, y los jóvenes por su notoria desconfianza en las promesas del futuro que se les miente y niega; de que pida perdón el clima por sus veleidosos cambios,  las vacas por sus locuras, las aves por sus gripes, los cerdos por sus fiebres, los elefantes por extinguirse y los toros por los toreros muertos.

En fin que, me temo, hasta yo voy a tener que pedir perdón por esta imperdonable columna.

Koldo Campos Sagaseta, Columna Cronopiando, para La Pluma, 20 de enero de 2014

Artículos de Koldo Campos Sagaseta publicados en La pluma:

Canción de cuna

La memoria de Haizea

Con todos

La ternura de los pueblos

¡ALLENDEEE EEEE!

Deseo para una masacre Ni errores ni mentiras/¿El Caso Bárcenas?

“La dama de las camelias… parte atrás”

Amamantar por obligación

El zoológico del automóvil

Disociaciones peligrosas

« Funcionarios de EE UU, heridos en Venezuela ».

La última agenda semanal de un presidente cuerdo

¡Condecórenlo!

Alharaca en Boston y silencio en Texas

Defensa propia

Más sueños e ilusiones

Chávez

Vamos a hablar mierda con propiedad

« …sólo con avemarías »

La regeneración política

Sueños e ilusiones

¡Chorizos!

Tres fallos imperdonable

La cita es en Bilbao

La frase del año

Españolizar Euskalherria

Inmunes a la crisis

"Spain is different"

Nos cambiaron la pregunta

Sólo por dar ideas

Sostenida y sustentable

La experiencia y los pendejos

El cuento de la Justicia

"Egin" vive

El Nobel de la Paz no se merece a Fidel

Oración por el 1 de mayo

Invitación al emigrante

¡Feliz Cumpleaños!

Discreción informativa

Paradojas

Normalidad

Independencia

¿También sin estrés?

Huelga General

Titulares ambiguos

Titulares elocuente

Palabras clave:Koldo Campos Sagaseta  Columna Cronopiando  para La Pluma  España  

Actualizado ( Miércoles, 22 de Enero de 2014 15:42 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy26559
mod_vvisit_counterAyer80363
mod_vvisit_counterEsta semana320761
mod_vvisit_counterSemana precedente473194
mod_vvisit_counterEste mes1597748
mod_vvisit_counterMes precedente2282091

We have: 806 guests, 16 bots online
Tu IP es: 54.159.30.26
 , 
Hoy es el 22 de Feb de 2018