Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Opinion


El cuento de la Justicia

E-mail Imprimir PDF

Había una vez un ministro de justicia español llamado López Aguilar que, para mejor calzar la ley con su criterio y evitar que los presos vascos recobraran la libertad, así ya hubieran cumplido las condenas que él mismo les impusiera, decidió que a esos presos se les “construyeran nuevas imputaciones.”

Había una vez otro ministro de justicia español llamado Mariano Fernández Bermejo que, cuando se cansaba de evacuar sentencias, salía de cacería a matar animales sin disponer siquiera de licencia, menos aún de discreción, en compañía de otros amigos y honorables jueces como el versado en monterías Baltasar Garzón.

Había una vez un presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial español, llamado Carlos Dívar, que cuando se aburría de atender tantos asuntos y despachos, aburrimiento que acostumbraba a comenzar los jueves, daba inicio a su “semana caribeña” por Marbella, a donde trasladaba su agenda de reposo, sus siete guardaespaldas, sus coches oficiales, sus más íntimas cenas, y cargaba las cuentas al Estado.

Pues bien, este no es el cuento que prometí en el título sino la crónica diaria de una justicia que castiga la opinión con la cárcel y amnistía fraudes fiscales, banqueros y duques; que ha convertido la resistencia pacífica en desacato y que sanciona como organización criminal la movilización; y que ha transformado la cadena perpetua que no existe, en “condena indefinida”. Este no es el cuento sino la insoportable agonía de un monarca que, desde que se lo permiten sus safaris, pronuncia frases tan elocuentes como: “la Justicia es igual para todos”, la historia de un país que se desploma y al que le deseo suerte y, sobre todo, que no salpique.

El único posible relato que nos queda es el que estamos escribiendo y que, no importa los oráculos mientan que es un cuento, habremos de convertir en nuestra historia, sin brujos entogados ni coronados necios. Si acaso, en esa historia habrá una niña, una puerta abierta, un viejo árbol, un abrazo en la calle, una mesa común y una mano fraterna.

Koldo Campos Sagaseta, Columna Cronopiando, para La Pluma, 17 de mayo de 2012

*Koldo Campos Sagaseta: natural de Pamplona (País Vasco) se nacionalizó dominicano en 1981, país en el que residió hasta el 2005 en que regresó al País Vasco, en concreto, a Azkoitia donde reside actualmente. Obtuvo el premio Gregorio Aguilar Barea (Nicaragua 1984) en poesía; el premio de teatro Casa de Teatro (Rep.Dominicana, 1988) por su obra "¡Hágase la mujer!"; el premio "La tacita de té" (Rep.Dominicana 2001) por su poemario "Amargue de lunas rotas"; el premio de literatura infantil "Letras de Ultramar" por su cuento "El rey necio", (Rep. Dominicana, 2012). Su columna periodística "Cronopiando" se publica actualmente en Gara ( www.gara.net ) (País Vasco) así como en los periódicos digitales españoles www.rebelión.org , www.insurgente.org y en el periódico brasileño www.desacato.info . En los últimos 4 años ha publicado "Diario de Itxaso" (Tiempo de Cerezas); "Cronopiando en verso y otras vainas (Tiempo de Cerezas), "Diario íntimo de Jack el Destripador" (Tiempo de Cerezas); y la novela "La Estatua" (Ediciones Clandestinas)Se ha desempeñado como actor en teatro: "Hágase la Mujer" "La verdadera historia del descubri-miento de América", "La Dama de las Camelias parte atrás" y en algunas películas como "La maldición del padre Cardona" o "Haiti cherie". 

Colaborador de La Pluma

Artículos de Koldo Campos Sagaseta publicados en La pluma:

"Egin" vive

El Nobel de la Paz no se merece a Fidel

Oración por el 1 de mayo

Invitación al emigrante

¡Feliz Cumpleaños!

Discreción informativa

Paradojas

Normalidad

Independencia

¿También sin estrés?

Huelga General

Titulares ambiguos

Titulares elocuentes

Palabras clave:Koldo Campos Sagaseta  Columna Cronopiando  

Actualizado ( Lunes, 16 de Julio de 2012 17:35 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy32478
mod_vvisit_counterAyer57878
mod_vvisit_counterEsta semana90356
mod_vvisit_counterSemana precedente497911
mod_vvisit_counterEste mes1987366
mod_vvisit_counterMes precedente2540693

We have: 492 guests, 12 bots online
Tu IP es: 54.81.71.219
 , 
Hoy es el 25 de Jun de 2018