La pluma dice lo que el hombre calla...

18 febrero 2018 - 18:15
Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online


El diésel, una mentira de Estado

E-mail Imprimir PDF

¿Le han gustado los escándalos del amianto y de las vacas locas? Le encantará el del diésel. Como si estuviéramos asistiendo a un mal remake (reedición), los medios masivos de comunicación y los políticos juegan de nuevo a hacerse los sorprendidos, tratando de convencer al buen pueblo crédulo que los picos de contaminación que vivimos no eran previsibles. Mentirosos e irresponsables.

 

Pico de contaminación
Reducción de velocidad
De 20KM/H
Recomendada

Efectivamente desde hace muchos años saben que el diésel emite partículas que penetran en nuestros pulmones y nos matan lentamente. Están al corriente de los estudios que afirman que ese combustible contribuye a las 42 000 muertes prematuras por año en Francia.

También saben que el diésel es una tecnología deliberadamente promovida en Francia, con el único fin de ayudar a la automotriz Peugeot a vender sus automóviles a precio más bajos. Es cierto que el automóvil no es la única fuente de partículas finas. Pero representa aproximadamente una cuarta parte y el diésel es la principal fuente

También saben que desde hace mucho tiempo el diésel es condenado por la mayoría de otros países: 30% de automóviles funcionan con diésel en Alemania, 1% en el Japón, casi ninguno en USA y en China.

Si se añaden los camiones y furgonetas, es el 72,4% de la flota francesa que es diésel, sabiendo que el 80% del combustible vendido en Francia es gasóleo.

De hecho, el peatón, el ciclista y el usuario del vehículo de gasolina pagan para compensar las rebajas fiscales concedidas al gasóleo, así como el sobrecoste debido a las importaciones para los usuarios de vehículos diésel.

Paris, 7 de marzo de  2014. Foto tomada desde el balón Airparif

Gases «ciertamente cancerígenos»

Saben que, desde el 12 de junio de 2012, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el cáncer, la agencia de la Organización Mundial de la Salud, ha clasificado los gases de escape de los motores diésel en la categoría "ciertamente cancerígenos" – la misma que el amianto o el tabaco – a causa de la peligrosidad de « las pequeñísimas partículas » emitidas durante la combustión del gasóleo.

Saben que el 19 de mayo de 2011, la Comisión Europea demandó a Francia ante los tribunales por incumplimiento de los umbrales de partículas, impuestos desde del 2005. Cabe señalar que Francia es una peligrosa reincidente de condenas por incumplimiento de la normativa sobre la contaminación del aire.

« No tenemos más opción que prohibir el acceso de varias aglomeraciones a los diésel más contaminantes », nos recordó Isabelle Derville, responsable de la calidad del aire en el Ministerio de desarrollo sostenible y el transporte, en la revista « Sciences et vie  » de abril de 2012.

Por consiguiente no pueden decir: « No sabíamos », y rehacernos el juego que hicieron con el amianto, escondiéndose detrás de una controversia abierta por investigadores al servicio de los grupos de presión del diésel y del automóvil.

Los gases de escape del diésel clasificados como cancerígenos, por Kadran, 2012

Como en la época del General de Gaulle

Y sin embargo, los « sabiondos » que nos gobiernan acaban de administrar una vez más la prueba de su impotencia. Dejaron despedir a los obreros de PSA e intervinieron para adquirir acciones de esta empresa, con el fabricante chino Dong Fen, sin interponer toda su autoridad para darle un cambio de orientación a esta empresa.

Prefiriendo las razones económicas a las precauciones sanitarias, el gobierno sigue apostándole al diésel, como en la época del general De Gaulle.

Resultado: Francia es el único país del mundo donde el 60% del parque automotor marcha al gasóleo. Una  «excepción » más que se ha convertido en una amenaza para el conjunto de la población, al igual que aquella planteada por el riesgo nuclear, otra "excepción », de la que Francia se enorgullece.

Por lo tanto, sólo podemos entender y apoyar las asociaciones ecologistas que han puesto en marcha una denuncia contra X para denunciar este doble crimen ambiental y sanitario.

¿Qué ha hecho el Gobierno desde mayo de 2012? El 6 de febrero de 2013 un comité interministerial decide… ¡no hacer nada! Hoy, ante la emergencia sanitaria, se responde con chapucerías de último minuto, sabiendo que es demasiado poco y demasiado tarde

El diésel, vaca lechera socialista, por René Le Honzec, febrero de 2013

Remiendos nunca adaptados

Se les pide a las personas de edad, a las poblaciones en riesgo, a los niños pequeños, quedarse en casa. Se alimenta el miedo, sin prohibir la circulación para marcar las mentes. Es que, a una semana de las elecciones municipales, no hay que contrariar el elector automovilista.

Se limita la velocidad, lo que es una buena cosa, pero con días de retraso.

El transporte gratuito no puede reducir el pico de contaminación, puesto que la gran mayoría de los habitantes de la región Ile de France, que viaja o circula en París, tiene un pase Navigo [tarjeta prepagada].

Si la circulación alterna permite reducir este pico, se realiza en condiciones que van a demostrar, como en 1998, su ineficacia en tiempo real. Lamentablemente, los parisinos retendrán que se aplica en la precipitación, la improvisación, la falta de preparación.

Recetas que se parecen más a una disputa interna de la mayoría, entre los Verdes y los socialistas, que a medidas estructurales que el gobierno no quiere tomar en cuenta por los intereses en juego de los grupos de presión.

Mato, apesto, contamino

« «¡Basta ya de ecología! »

Desde este punto de vista, la presencia de los ambientalistas del gobierno es cosmética. Sólo se hace hincapié en la imposibilidad de cambiar el curso de las cosas a través de medidas estructurales.

En diecisiete años – desde el día de circulación alternada inventado por Corinne Lepage – bajo un gobierno de derecha y aplicado por Dominique Voynet, bajo un gobierno de izquierda, lo que los verdes presentan como una victoria es sólo una vitrina que no resolverá nada. La política de los remiendos ha llegado a su fin.

Sin embargo, desde mayo de 2012, fue posible construir una propuesta de salida progresiva del diésel – como lo hizo la Fundación Nicolas Hulot en vísperas de la votación del presupuesto – que no sería considerada como punitiva:

• ¿Por qué, como con el tabaco, no se prohíben las publicidades del diésel?
• ¿Por qué no se distribuyen  las licencias de los taxis en función de su elección de combustible?
• ¿Por qué no se decreta un ’ bonus-malus’ (bonificación/penalización) contra las partículas y se considera  una prima de desguace para los vehículos viejos?
• ¿Por qué no se prohíbe el tráfico de los vehículos diésel en el centro de las ciudades, como París?
De hecho, después de haber optado dar prioridad a la competitividad de las empresas, el gobierno está tratando de retomar el adagio de Nicolas Sarkozy en su época: «¡Basta ya de ecología!» ... ¡Y de la salud también!

Un comité nacional contra la «dieselización»

Ya se oyen a los defensores del « progreso» y la « competitividad» tratar a los ecologistas de Quijotes que no entienden ni el funcionamiento de la sociedad ni de nuestras instituciones.

El Caballero de la Triste Figura tenía una ventaja sobre nuestros pequeños marqueses y duquesas contemporáneos  la de suscitar la esperanza. Nuestros nuevos aristócratas exuden desesperación. Peor aún, no se dan cuenta que están al servicio de los mercaderes de la muerte.

Les decimos: es posible detener el diésel. Desintoxiquémonos de esa droga a la francesa. Instituyamos un Comité Nacional contra la dieselización, ya existe un Comité Nacional contra el tabaquismo

La salida de la dieselización Es la única salida positiva de esta nube de contaminación que obstruye nuestros pulmones e irrita nuestras gargantas, nuestros ojos y nuestros oídos desde hace una semana.

Publicidad en los tiempos en los cuales Peugeot fabricaba bicicletas

Noël Mamère

Original: Le diesel, un mensonge d’État

Traducido por María Piedad Ossaba para La Pluma y Tlaxcala, 19 de marzo de 2014

Traducciones disponibles: English

Palabras clave:Diésel  Contaminación  Medio ambiente  Salud  Grupos de presión  Socialistas franceses  Verdes franceses  ecología  Francia  Unión europeNoël Mamère  

Actualizado ( Viernes, 28 de Marzo de 2014 15:08 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...

Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy51588
mod_vvisit_counterAyer52501
mod_vvisit_counterEsta semana51588
mod_vvisit_counterSemana precedente473194
mod_vvisit_counterEste mes1328575
mod_vvisit_counterMes precedente2282091

We have: 790 guests, 5 bots online
Tu IP es: 54.83.66.51
 , 
Hoy es el 18 de Feb de 2018