La pluma dice lo que el hombre calla...

15 diciembre 2017 - 21:42
Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Derechos Humanos Multinacionales


Katsaliamana, 300 días de la protesta pacífica de la etnia wayúu en Colombia

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Capture Olga MendozaBisEl 7 de octubre del año 2017 más de 80 autoridades tradicionales Wayúu, líderes indígenas de las comunidades Wiwa y Kankuamos de la Sierra Nevada, Awa del Nariño, campesinos y afro descendientes de las comunidades de Tabaco y Matitas, se dieron cita en el territorio ancestral de Katsaliamana, en la Guajira, Colombia, para celebrar los 300 días de protesta pacífica que se lleva a cabo al lado de la línea férrea del tren que diariamente transporta las 32 millones de toneladas de carbón al año que la empresa “El Cerrejón” extrae del territorio guajiro, con el auspicio y protección del Estado colombiano.

Wayuu

En el marco de la reunión, las autoridades ancestrales repudiaron la masacre de los nueve campesinos de Tumaco, manifestando el temor y la falta de garantías que los indígenas sienten en la defensa de sus territorios, los acuerdos de La Habana y la defensa de los derechos humanos de las comunidades indígenas, afro y campesinas en Colombia.

El movimiento Nación Wayúu nace el 7 de diciembre del 2016 reclamando al Estado colombiano el respeto de la consulta previa a las comunidades indígenas, recuperar la autonomía territorial y el retorno del agua como medio fundamental para la independencia alimentaria. Todos estos factores que les permitan retornar a sus métodos tradicionales de supervivencia y sobrevivencia y parar el dañino asistencialismo del Estado, que ha generado en las comunidades debilidad y vulnerabilidad en sus decisiones.

Ante la crisis social, ambiental y ecológica que viven las comunidades a causa de la alteración de sus métodos tradicionales de vida, provocados por la llegada de las multinacionales y empresas extractoras, no solo El Cerrejón, sino también Chevrón, Promigás, Turkish y Big Group, que paulatinamente han desangrado, y pretenden seguir desangrando los recursos naturales y los territorios que son fuente de subsistencia y supervivencia de las comunidades, estas no han tenido más remedio que exigir ayudas a través de las instituciones del Estado, quienes tampoco han sabido responder a cabalidad con las necesidades de una etnia que se encuentra en peligro de desaparición por toda la transformación social, cultural y económica que ha sufrido debido a la extracción de carbón, gas, petróleo y en un futuro próximo energía eólica. Todas estas explotaciones debido a medidas económicas y políticas que han violentado sus derechos humanos por los desplazamientos forzados, la contaminación y el agotamiento paulatino de los recursos naturales de los cuales ellos dependen para vivir.

Nacion wayuu

La muerte de menores es un problema que azota desde hace varios años al departamento, especialmente por la falta de acceso al agua, lo que a su vez ha vulnerado la seguridad e independencia alimentaria, provocando más de 37.000 casos de desnutrición severa y encima de 5.000 niños muertos por esa misma razón, según lo demuestran las cifras de los informes de la Defensoría del Pueblo, y las denuncias de las comunidades indígenas. Al día de hoy, las comunidades continúan denunciando la falta de agua, deterioro de los recursos naturales, falta de acceso a alimentos y ausencia de una economía sostenible que les permita continuar con sus métodos tradicionales de subsistencia. Todos estos reclamos que llevan varias décadas, desde la llegada de la mega minería al departamento.

Al no haber respuesta por parte del Estado, las autoridades tradicionales deciden mantenerse en la lucha, y es así como han permanecido ya por 300 días resistiendo y  reclamando.

En el transcurso de estos 300 días, varias veces han estado a punto de claudicar. El enero 18 del 2017, ante la ausencia de recursos para continuar permaneciendo en la enramada, varias de las autoridades decidieron disolver la protesta. Pero la señora Maria del Rosario Ruiz Ipuana, del territorio de Katsaliamana, quien desde el comienzo fue la anfitriona por ser la  autoridad ancestral de la región, les manifestó a los demás líderes y autoridades: “Ustedes llegaron aquí a mi territorio el día 7 de diciembre a apoyar este movimiento de resistencia, y ahora me dejan sola. Pero yo me quedo aquí, debajo de este palo, sola, y si me muero, que me entierren debajo de la línea férrea, en mi territorio ancestral”. Las palabras de esa mujer llegaron muy profundo a los que habían decidido abandonar la lucha, y fue entonces que algunos permanecieron a su lado para acompañarla

Pero no solo la falta de recursos amenazó el movimiento. Días antes de cumplir dos meses de resistencia, los líderes y autoridades comenzaron a recibir advertencias por parte del Ministerio del Interior para acabar con la manifestación. De otra parte, varios líderes habían recibido amenazas al comienzo de la protesta, para que no continuaran con las reclamaciones al Estado y al ICBF. Los firmantes de tales amenazas era un grupo que se denominaba “Los rastrojos”.  Hasta personal del Cerrejón se acercó a la enramada a pedirles que se retiraran del territorio. Sin embargo, las autoridades y líderes se mantuvieron allí, hasta que el cinco de febrero la policía antimotines llegó a las once de la noche. “Llegaron a sacarnos como animales y se llevaron chinchorros, ollas, teléfonos y plata que teníamos en la mochilas” manifestó en su momento María del Rosario Ruiz, una de las autoridades tradicionales. Además, ese día el ESMAD liberó gases lacrimógenos y usó la fuerza excesiva con las autoridades, mujeres  y niños que se encontraban en la enramada, llevándose además seis de los líderes, todos adultos mayores, y un menor de edad.

De ese momento en adelante, los líderes han recibido varias amenazas, e incluso atentados contra su vida. Además, recibieron en el mes de mayo una “Querella por perturbación a la propiedad privada” exigiendo que abandonaran el territorio ancestral, demanda que no tuvo éxito gracias a la resistencia y perseverancia de los líderes y del apoyo internacional de defensores de derechos humanos.

A pesar de todo, las autoridades permanecen para exigir el compromiso que según manifiestan los líderes tiene el gobierno desde el 2014 con las comunidades para que se esclarezca con el Cerrejón y con el Estado cómo fue que se consultó la expansión de la licencia ambiental para la mina del Cerrejón. Por otra parte, permanecen y permanecerán, hasta tanto no se cumpla a cabalidad la orden que por medio de la Sentencia T 704 de 2016, la Corte “ORDENA a la empresa El Cerrejón implementar un plan inmediato de mitigación de daños ambientales, sociales, culturales, en la zona”. Por lo anterior, la siguiente acción es presionar una mesa de concertación para la reparación de todos los daños por parte de la empresa.

Nacion_wayuu1

Es una responsabilidad social de los colombianos, y de todos los defensores de derechos humanos en el mundo hacer seguimiento, verificación y apoyo a la población wayúu para el cumplimiento de esta orden constitucional.


http://tlaxcala-int.org/upload/gal_13150.jpg

Más información y contacto

Olga Mendoza para La Pluma, 12 de octubre de 2017

Publicado por Desinformémonos

Traducciones disponibles: Français Português

Articulo relacionado:

Katsaliamana, 210 días de resistencia pacífica de la etnia Wayuu en la Guajira

“Un pueblo que sabe resistir, y cuya historia está enclavada en la lucha por mantenerse en pie a pesar de los intentos de colonización, que no paran hasta hoy”

Katsaliamana, 210 días de resistencia pacífica de la etnia Wayuu en la Guajira

Olga Mendoza , 17 de

Lea en La Pluma:

Alerta: En Colombia, una nueva pacificación disfrazada de paz


Palabras clave:Nación Wayuú  La Guajira  Cerrejón  Destrucción ambiental  Defensa territorios indígenas  Megaminería  Represión policiaca | Paramilitarismo  Colombia  Abya Yala  Olga Mendoza  

Actualizado ( Jueves, 19 de Octubre de 2017 10:48 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...

Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy67524
mod_vvisit_counterAyer73020
mod_vvisit_counterEsta semana407425
mod_vvisit_counterSemana precedente400537
mod_vvisit_counterEste mes940800
mod_vvisit_counterMes precedente2171970

We have: 955 guests, 7 bots online
Tu IP es: 54.221.73.186
 , 
Hoy es el 15 de Dic de 2017