La pluma dice lo que el hombre calla...

25 febrero 2018 - 11:53
Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Cultura Literatura


Europa no recibe

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Koldo Campos Sagaseta¡Qué extraña y triste mueca la de esa Europa sin memoria, la de ese común conglomerado de poses y apetitos, hoy empeñada en desandar su historia, en negarse hasta la náusea en aquella virtud en la que, si aún fuera generosa, debería asentar su razón y su respeto, cuando los horizontes se echaban a la espalda y la punta de la bota era el camino!

¡Que amargo y vano olvido el de esa Europa que, así fuera el hambre que empujara la mano o la ambición que sostuviera el puño, rompió amarras y puso rumbo al sur, siguió el curso del sol hasta encontrarse de nuevo con la noche, llamó a la noche el día, mientras fundaba el este y el oeste, y ya hastiada de andar, señora a veces, casi siempre golfa, ha terminado anclando espantos y miserias en el mismo corazón de su virtud!

¡Qué sórdida palabra que no dice, que abrazo que no une, que beso que no besa!

Bien temprano hubo ingleses surcando las aguas del Caribe, en un trasiego armado de alborotos, acarreando esclavos y devengando haciendas, sires y piratas, desde el lago Ontario hasta la Patagonia, a lomos de elefantes en la India, de la mano del opio en el mar de la China, en los llanos de Australia, en el Africa austral, en la vecina Irlanda.

Eran franceses los que entraron en Quebec, se asomaron a Martinica, durmieron en Haití y despertaron en Guyana, los que hablaron francés en Mauritania y fumaron hachís en Marrakech, los mismos que entraron en Argel, en Chad, en Senegal, que volvieron a amar en Indochina y a quienes todavía recuerdan en Vietnam. Ni siquiera, para defenderse, les bastó la Polinesia, y aún se empeñan en seguir viendo franceses cuando miran a un corso, a un vasco o a un bretón.

Y fueron españoles, entonces y después, los que hicieron Primada a La Española, ascendieron al Cuzco, bajaron a Santiago, nominaron Caracas, La Habana, Buenos Aires, recorrieron Centroamérica y Colombia, cuando América valía un Potosí, y atravesaron las dunas del Sahara o cantaron nostalgias filipinas y se buscan sin verse en los imposibles Pirineos.

Y también portugueses deambulando el negro meridiano, a vueltas por Angola, de Madagascar a Mozambique, de Mindanao a Singapur, de Sao Paulo al Amazonas. Y holandeses, belgas, italianos, alemanes...europeos.

Pero esa Europa que nunca supo de puntos y de comas, que ha marcado su acento en todos los idiomas, la pertinaz viajera, la que avistó los polos y coronó todas las cumbres y anda a vueltas, también, por el espacio...esa Europa, hoy no recibe, hoy no quiere inmigrantes, hoy no quiere que nadie la perturbe y por ello reitera la vieja cantaleta: más muros, más candados, más rejas.

(Euskal presoak-Euskal herrira)

Koldo Campos Sagaseta, Columna Cronopiando para La Pluma, 26 de abril de 2016

Juan Carlos (Koldo) Campos Sagaseta de Ilúrdoz es poeta y dramaturgo. Nacido en Iruñea /Pamplona (Euskal Herria/País Vasco) el 14 de abril de 1954, se nacionalizó dominicano en 1981, país en el que vivió durante mucho tiempo, antes de volver al País Vasco en 2005. Laboró como corrector y columnista en el periódico dominicano El Nacional, donde publicaba la columna diaria Cronopiando. Publica actualmente en Gara (www.gara.net ) (País Vasco) así como en los periódicos digitales españoles www.rebelión.org , www.insurgente.org y en el periódico brasileño www.desacato.info .Colaborador de La Pluma.

Artículos de Koldo Campos Sagaseta publicados en La pluma

Lea en La Pluma:

[Alerta] Vuelo de deportación a Colombia y República Dominicana 27/04/2016

Informe : Paremos los vuelos. Las deportaciones de inmigrantes y el boicot a Air Europa versión PDF

 

 

 

 

Palabras clave:Europa  desmemoria  olvido  emigrados  detenciones arbritarias  Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE)  deportaciones masivas  (CIE) Koldo Campos Sagaseta  

 

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy37293
mod_vvisit_counterAyer85641
mod_vvisit_counterEsta semana37293
mod_vvisit_counterSemana precedente518459
mod_vvisit_counterEste mes1832739
mod_vvisit_counterMes precedente2282091

We have: 687 guests, 6 bots online
Tu IP es: 54.196.215.69
 , 
Hoy es el 25 de Feb de 2018