Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Cultura Literatura


“La dama de las camelias… parte atrás”

E-mail Imprimir PDF

Sabía que el temor al sofoco me iba a acompañar hasta que Armando Duval aporreara la puerta del prostíbulo en el que Margarita Gautier ponía al día las cuentas de sus empleadas y establecía los turnos para la noche siguiente, pero también confiaba en que, una vez dentro, se disiparan todos los temores y mis jodidos pulmones dejaran salir el aire.

Por fortuna, Alejandro Dumas no iba a estar presente como para reprocharme mi peculiar versión de “La dama de las camelias”. De hecho, mis camelias caribeñas, siempre de la mano del actor dominicano y “pana ful” Micky Montilla, se habían presentado en cientos de teatros, clubes y tugurios, incluyendo la cárcel de Azua y el festival de teatro latino de Washington, sin que Dumas hubiera objetado nada. Tampoco ahora en que Edith Piaff y Luis Segura “El Añoñaíto” se encargaban de coordinar la fusión entre el glamour parisino y la bachata dominicana en el bar del Teatro Nacional de Santo Domingo con motivo del Tercer Festival Nacional de Teatro.

No, Alejandro Dumas nada tenía que ver con aquella “dama de las camelias” que yo me disponía a perpetrar.

Cuando escribí mi peculiar versión de la que muchos franceses tienen por la más genuina expresión de su romanticismo, apostillé en el título… “parte de atrás”, para que nadie se llamara a equívocos. Tampoco una Margarita que, tras sopesar la posibilidad de reconvertir su próspero burdel en un banco pero consciente de que era preferible ser puta conocida a banquera por conocer, optó por seguir ejerciendo de madame.

Más que resaltar el “paradigma de la genérica y trasversal ubicuidad trasgresora” que hubiera apuntado un crítico de arte, a mi me interesaba la tuberculosis de Margarita y las incontables toses que, en todas las escalas,  pudiera explayar sobre las mesas en las que el público picaba a manos llenas mientras asistía al café-teatro; más que el contagioso desconsuelo de Armando me importaba la fe con que rendía su amor, su confianza en el futuro… “aunque tengamos hijos tuberculosos que aprendan a toser antes que hablar y aunque en lugar de leche desayunen bacilos…”.

Mi dama no era de las camelias sino de los gargajos.

Habían pasado diez años desde la última función (http://youtu.be/eXhoGO0PUZc) en la que el público, como era habitual en mi versión,  además de prestar su identidad a la nómina de clientes y empleadas del prostíbulo, también se ocupaba de poner fin a la obra haciendo el papel, en riguroso turno, de asesino de Margarita y Armando, pero todos esos años sin camelias auguraban nuevos ingredientes al reestreno.

Además del enfisema que ahora yo aportaba a la función, Micky agregaba una repentina y dolorosa artrosis. Nunca habíamos estado tan bien surtidos de flemas, toses y espasmos. El éxito estaba garantizado. Ni siquiera Iberia, Air Europa o Barajas iban a poder arruinar, no obstante su insistencia, la presentación de mis camelias.

Y aquí estoy de vuelta, siete días después, abrumado por los tantos abrazos pendientes y saldados entre la Plaza de la Salud dominicana, el escenario del Bar del Teatro Nacional y el hospital de Zumarraga en el País Vasco, y de la mano de una última e infalible invitada que no quiso faltar a la cita: la neumonía que aún me retiene en cama.

Koldo Campos Sagaseta, Columna Cronopiando, para La Pluma, 7 de julio de 2013

 

Artículos de Koldo Campos Sagaseta publicados en La pluma:

Amamantar por obligación

El zoológico del automóvil

Disociaciones peligrosas

« Funcionarios de EE UU, heridos en Venezuela ».

La última agenda semanal de un presidente cuerdo

¡Condecórenlo!

Alharaca en Boston y silencio en Texas

Defensa propia

Más sueños e ilusiones

Chávez

Vamos a hablar mierda con propiedad

« …sólo con avemarías »

La regeneración política

Sueños e ilusiones

¡Chorizos!

Tres fallos imperdonable

La cita es en Bilbao

La frase del año

Españolizar Euskalherria

Inmunes a la crisis

"Spain is different"

Nos cambiaron la pregunta

Sólo por dar ideas

Sostenida y sustentable

La experiencia y los pendejos

El cuento de la Justicia

"Egin" vive

El Nobel de la Paz no se merece a Fidel

Oración por el 1 de mayo

Invitación al emigrante

¡Feliz Cumpleaños!

Discreción informativa

Paradojas

Normalidad

Independencia

¿También sin estrés?

Huelga General

Titulares ambiguos

Titulares elocuentes

Palabras clave:Koldo Campos Sagaseta  Columna Cronopiando  para La Pluma  

Actualizado ( Lunes, 08 de Julio de 2013 20:11 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy22396
mod_vvisit_counterAyer89669
mod_vvisit_counterEsta semana265464
mod_vvisit_counterSemana precedente558884
mod_vvisit_counterEste mes1754402
mod_vvisit_counterMes precedente2168160

We have: 543 guests, 7 bots online
Tu IP es: 54.162.253.34
 , 
Hoy es el 23 de May de 2018