La pluma dice lo que el hombre calla...

21 noviembre 2017 - 17:44
Esto se debe a la aceleración del ritmo de estrés de la vida profesional y alto costo del tratamiento de los problemas sexuales psicológicos comprar-rx.online
Inicio Articulos Cultura Educacion


Cine, mujeres y Acuerdo de Paz (video)

E-mail Imprimir PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Alexander EscobarBisEl cine debería sacudirnos al saber que las FARC cumplieron al dejar las armas, mientras el Gobierno incumple los puntos del Acuerdo de Paz y permite que el paramilitarismo asesine a líderes sociales y excombatientes.

Una paz que se olvida del cine, es una paz que abandona su memoria, y de igual manera deja de contar su historia. Colombia es un espejo de esa tragedia. Aunque hay trabajos importantes, lo cierto es que su historia no ha sido contada a través del cine.

Para no pasar por alto esta tragedia, durante varios días la directora de cine Ana González permaneció en la zona veredal de La Elvira, ubicada en el municipio de Buenos Aires en el departamento del Cauca, donde excombatientes de las FARC transitan a la vida política, social, económica y cultural del país.

“El cine siempre va hacia el lado de la academia o el lado del entretenimiento, pero nunca va a los lugares a donde se tienen que contar las historias y a donde se tiene que crear un archivo de esto”, explica la directora.


Comunidades y excombatientes de las FARC compartieron experiencias y saberes a partir del cine en la Zona Veredal de La Elvira, ubicada en el municipio de Buenos Aieres del departamento del Cauca.

Varios proyectos adelanta la joven cineasta: el ‘Cine club mujeres empoderadas, mujeres cineastas’, el ‘Taller de correspondencias laboratorio cinematográfico’, y el ‘Cine como arma revolucionaria’, son algunos de los trabajos con los que viaja, siempre acompañada de la Muestra Internacional ‘Mujeres, subversión en la imagen experimental en movimiento’. Todos sus proyectos están enfocados a la construcción de archivo audiovisual y fortalecimiento de la memoria.

“Aquí, en la zona veredal (de la Elvira) tienen muchísimo archivo y tienen muchísimas historias que contar, tienen una memoria que los medios de comunicación están invisibilizando; los medios de comunicación, la pedagogía, el mismo Gobierno está negando que ellos y ellas cuenten sus historias. Entonces es súper importante que las personas tengan un acceso a esa información y un acceso a ese conocimiento”.

Mientras estuvo en la zona, Ana viajó y caminó por el territorio desarrollando actividades en veredas y corregimientos, sin dejar de lado otro de los objetivos de su trabajo: recuperar la memoria e importancia de la mujer en la historia del cine y la sociedad. Por ello nunca olvida a Alice Guy, primera directora de cine que, en abril de 1896, con su película El Hada de las Coles, dio vida al cine de ficción. Sin embargo, su nombre, al igual que el de otras mujeres, estuvo desaparecido de la historia.

“A las mujeres nos ven como madres, como hijas, pero nunca como artistas, como creadoras, como directoras, como eso… Siempre estamos invisivilizadas. Las mujeres no ocupamos una cuota dentro de la historia, y nunca nos quieren poner dentro de los libros y en ese tipo de cosas”.

Gracias al cine, comunidades y excombatientes de la guerrilla compartieron experiencias y saberes. Yuheni Izquierdo, exguerrillera de las FARC, cuenta cómo conoció a Ana.

“Cuando yo me encontré a Ana, ella me comentó que trabajaba con mujeres, sobre todo defendiendo los derechos, mostrando que hay una forma de ver el cine también para articular en los territorios. Y eso me llamó la atención. Y como yo siempre he estado haciendo lo mismo, avanzando con las mujeres de los territorios, me pareció que teníamos unas ideas muy particulares”, recuerda Yuheni.

Las FARC ahora convertido en partido político, como Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, igualmente enfocan su trabajo hacia la cultura y en realizar pedagogía sobre el Acuerdo de Paz. Implementando cine-foros en veredas y corregimientos adelantan actividades con las comunidades para defensa de los acuerdos que hoy el Gobierno incumple.

En las FARC, manifiesta Yuheni, «siempre hemos pensado que es importante que sigamos produciendo esos cine-foros que sirven como forma de enseñanza didáctica, que por medio de ellos podemos impulsar y articular el proceso de las mujeres en los territorios».

Durante varios días las imágenes en movimiento fueron detonante de ideas y resistencias para comunidades y excombatientes que, ahora, también son comunidad. Con experiencias, nostalgias, alegrías y afectos inesperados el cine sacudió sus vidas.

Para Yuheni, las experiencias con el cine le enseñaron “que hay otra arma más potente para mostrarla a los territorios que se puede hacer por medio de un celular, para grabar en una cámara; o sea, que no lo desconocíamos pero que juntas hemos intercambiados saberes y es muy atesorable”.

Ana González, también expresa cómo la afectó la experiencia:

“Para mí fue también súper poderoso encontrar más mujeres en las resistencias y en las luchas, sobre todo con Yuheni encontrar una mujer que ha pasado por diferentes cosas que deja una guerra y que, a pesar de eso, es una persona valiente que todavía sigue luchando y que tiene la sororidad, tiene la sororidad en el sentido de que se articula con otra mujer y más mujeres para hacer cambios entre nosotras mismas”.

Es claro que hoy el cine además debería sacudirnos al saber que las FARC cumplieron al dejar las armas, mientras el Gobierno incumple los puntos del Acuerdo de Paz y permite que el paramilitarismo asesine a líderes sociales y excombatientes.

¿Saldará el cine colombiano su deuda con la memoria, con la historia del país, y documentará oportunamente estos hechos? Es momento que la imagen salga de la quietud y recobre el movimiento en favor de la vida y derrote al silencio, esa petrificación cómplice de quienes se vendieron a la infamia y censura de un modelo político y económico que impone solo muerte y miseria 

Alexander Escobar*

Fuente: REMAP (Red de Medios Alternativos y Populares), 9 de noviembre de 2017

*Alexander Escobar: Periodista y documentalista colombiano nacido en la ciudad de Palmira (Valle del Cauca). Actualmente hace parte de la Red de Medios Alternativos y Populares (REMAP) y la Red de Artistas Populares del Suroccidente (RAPSO). Colaborador de La pluma.


Palabras clave:Colombia  Paz  cine  memoria  FARC-EP  mujeres empoderadas  mujeres cineastas  resistencia/ luchas  cine  arma revolucionaria  tragedia  La Elvira  Buenos Aires  Cauca  Alexander Escobar  Ana González  

Actualizado ( Miércoles, 15 de Noviembre de 2017 13:01 )  

Otros artículos relacionados

Colombia : Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños...   

 Colombia: Manifiesto por la paz, hasta la última gota de nuestros sueños

Existe en el corazón de América un refugio humano abrazado a tres cordilleras, arrullado por exuberantes valles, frondosas selvas, y bañado por dos océanos... Leer / firmar manifiesto

Contador de visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy58461
mod_vvisit_counterAyer68453
mod_vvisit_counterEsta semana193107
mod_vvisit_counterSemana precedente579353
mod_vvisit_counterEste mes1636743
mod_vvisit_counterMes precedente2663241

We have: 1057 guests, 1 members, 50 bots online
Tu IP es: 54.225.36.143
 , 
Hoy es el 21 de Nov de 2017